Foto Agustín Millán

Reporteros Sin Fronteras denuncia la presión del Govern sobre los periodistas y la violencia de los manifestantes sobre los periodistas, una de las mejores pruebas de estas agresiones es este video.

RSF ha comparado las presiones del Gobierno catalán a la prensa local y extranjera para intentar condicionar sus informaciones sobre Catalunya, con las registradas en la campaña electoral del presidente estadounidense, Donald Trump, en 2016.

Instamos a las autoridades catalanas a condenar la estigmatización de los medios de comunicación españoles, los intentos de culparlos por una situación de origen político”, afirmó Pauline Adès-Mevel, directora de la oficina de RSF en la UE-Balcanes.

En opinión de la directora de la oficina de RSF en la UE-Balcanes, Esta culpa de los medios de comunicación hace eco a las campañas de Donald Trump y los movimientos de extrema derecha”.

RSF ha denunciado el clima en que se desarrollaron los acontecimientos ocurridos en Cataluña tras el referéndum unilateral del 1 de octubre, y ha publicado una versión en inglés de su informe sobre el clima opresivo para la libertad de los medios en Cataluña, donde los periodistas se denuncian un acoso sin precedentes por parte de las autoridades y en las redes sociales.

El informe -producido por la sección española de RSF- describe la presión constante del gobierno catalán por la independencia sobre los medios de comunicación locales y extranjeros, el acoso de los periodistas críticos por el movimiento separatista en las redes sociales, los intentos de las multitudes de manifestantes para intimidar a los periodistas de televisión, y el clima generalmente venenoso para la libertad de prensa.

Llama la atención sobre la presión sobre los medios de comunicación que se oponen a la independencia y a la hostilidad que encuentran en las redes sociales. Los relatos de corresponsales extranjeros en España, sobre todo los de Barcelona, ​​ilustran el interés del movimiento independentista por los medios de comunicación internacionales y la presión que está ejerciendo sobre ellos porque son vistos como un elemento clave en la estrategia de visibilidad del movimiento.

Los periodistas catalanes que trabajan para medios de comunicación que se oponen a la independencia dijeron a RSF que han sido víctimas de intensas campañas de acoso en las redes sociales y de políticas que deliberadamente les llaman la atención.

“El clima para la libertad periodística ha sufrido como resultado de la dramática polarización de la política y la sociedad catalanas “, dijo Pauline Adès-Mevel, directora de la oficina de RSF en la UE-Balcanes.

Impulsado por las maniobras intimidatorias del gobierno español, el gobierno catalán ha ido demasiado lejos en sus intentos de imponer su visión a los medios locales, españoles e internacionales. El mejor indicador de una democracia saludable es una prensa libre en la que los periodistas escriben lo que creen y se niegan a censurarse“.

Examina algunos de los últimos acontecimientos en Cataluña y el clima de intimidación para los medios de comunicación catalanes como resultado de los intentos de la policía de aplicar prohibiciones judiciales a la propaganda independentista.

El informe incluye los relatos de periodistas de televisión españoles en el corazón del conflicto que han sido estigmatizados. “Estamos profundamente preocupados por los videos de Barcelona que muestran intentos de intimidar a los periodistas de televisión “, dijo Adès-Mevel.

El informe también examina la presión que el movimiento independentista está tratando de dar a los corresponsales españoles en Bruselas que se refieren a la renuencia de la Unión Europea a discutir el tema de la independencia catalana.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) respalda a los profesionales de RTVE en sus críticas a la pésima información sobre la consulta y las cargas policiales en Cataluña y condena las agresiones que sufrieron profesionales de los medios de comunicación, durante dichas cargas policiales contra la población civil, en el marco del referéndum ilegal de independencia celebrado el 1 de octubre en Cataluña.

También denuncia el uso desproporcionado de la violencia por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que provocaron alrededor de 850 heridos y contusionados, según del Departamento de Salud de la Generalitat, entre los cuales figuran varios reporteros y fotorreporteros que cubrían la jornada de votaciones.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) también denuncia la violencia que han sufrido los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Según el Ministerio del Interior, más de 430 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil sufrieron agresiones durante la jornada del 1 de Octubre, de los cuales, 39 necesitaron atención médica inmediata.

El periodista Xabi Barrena, de El Periódico de Catalunya, relata que recibió un porrazo en la cabeza por parte de la Policía Nacional, mientras grababa con el móvil las maniobras de intento de desalojo en la escuela Ramón Llull de Barcelona. Una vez en el suelo, los agentes le propinaron una patada y fue atendido por ciudadanos que se encontraban en el lugar de los hechos. Precisamente en los alrededores de la escuela Ramón Llull se produjeron algunas de las cargas más duras de la Policía Nacional, por lo que varios fotógrafos recibieron golpes y empujones de diversa consideración, tal y como denuncia el fotoperiodista Juan Carlos Mohr, en su cuenta de Twitter.

Sofía Cabanes, redactora de Nació Digital en la comarca de Terres de l’Ebre y colaboradora de la agencia EFE en la zona, recibió también un porrazo en el brazo por parte de agentes de la Guardia Civil, durante una carga en Sant Carles de la Ràpita. La reportera estaba grabando con su móvil las actuaciones del cuerpo armado y el golpe que recibió hizo que su teléfono saltara por los aires. Cuando se dispuso a recogerlo del suelo, los agentes le pisaron la mano. Fue atendida de sus heridas en el centro de salud de la Ràpita, según relató ella misma a Nació Digital.

Macu de la Cruz, presidenta en funciones de RSF España, afirma indignada: “Como a toda la prensa internacional, nos indignan y entristecen las imágenes de violencia policial que han llegado de Cataluña. Entre los heridos había periodistas y fotoperiodistas. Sus heridas no son más importantes que las de cualquier persona, pero nuestra misión es reivindicar que puedan ejercer su trabajo en libertad porque los ciudadanos tienen derecho a ser informados”.

También manifestantes de la ultraderecha protagonizaron incidentes, en la jornada previa al referéndum. Durante el directo de una periodista de La Sexta, un grupo de manifestantes ultraderechistas comenzó a increparla y a corear la consigna “esta es nuestra tierra y hay que defenderla”.

Ya entrada la madrugada, un vehículo de la cadena pública de televisión catalana TV3, que cubría las vigilias organizadas por ciudadanos en colegios electorales para evitar su ocupación, sufrió pinchazos en las cuatro ruedas y rotura de cristales. Los testigos que acampaban en la escuela Sant Jordi, delante de la que fue asaltado el vehículo, aseguran que, momentos antes del ataque, radicales de la ultraderecha española les habían increpado e intimidado.

Omisión del deber informativo en RTVE

Reporteros Sin Fronteras manifiesta, su total respaldo y solidaridad con los compañeros de RTVE, que han denunciado el sesgo y la manipulación con la que el ente público -tanto a través de los canales de TVE, como de las emisoras de RNE– ha abordado la información sobre el referéndum del 1-O y las agresivas actuaciones policiales que se desarrollaron durante la jornada.

El Consejo de Informativos de TVE exige la dimisión inmediata de toda la dirección de Informativos por incumplir el deber de servicio público encomendado por la Ley en lo referente a ‘garantizar la información objetiva, veraz y plural’, especialmente en el relato de los acontecimientos vividos en la jornada de ayer en Cataluña. Ayer TVE hizo dejación de sus obligaciones y dejó en el ámbito de otras televisiones la responsabilidad de informar a los ciudadanos. No sólo no preparó un dispositivo especial para lo que era fácil de prever como un gran acontecimiento informativo, producido en el marco de lo que es probablemente la mayor crisis institucional desde el 23F, sino que se hizo todo lo posible por difundir una visión parcial y sesgada de los hechos”, comunicado del Consejo de Informativos de TVE.

Por su parte, los profesionales de RNE consideran “inaceptable” que la radio pública no haya tenido una programación especial dedicada al 1-O. “Los ciudadanos que hayan conectado con Radio1 o Radio5 buscando el minuto de la jornada se han encontrado con reportajes, secciones o temas musicales, que nada tenían que ver. Desatender de una manera tan flagrante nuestra misión de servicio público no hace más que profundiza en el bochorno, el desprestigio y la irrelevancia en los que está sumida RNE”, se queja el Consejo de Informativos de RNE, en el comunicado difundido al día siguiente del referéndum.

ÚLTIMOS ATAQUES 

Según informa la cadena de televisión La Sexta, el pasado 2 de octubre de 2017, sus conexiones en directo se ven interferidas por constantes insultos y gritos de “prensa española manipuladora”. Su reportera Ana Cuesta tuvo que ser protegida por los Mossos mientras informaba en directo desde Calella, donde un grupo de guardias civiles fueron obligados a abandonar el hotel en el que se alojaban.

En Barcelona, frente a la jefatura de policía de Vía Layetana, un grupo de vecinos rodeó, gritó e insultó a otro periodista de La SextaJosé Yélamo, situación que cesó por la mediación de David Fernández, de la CUP.

En un vídeo compartido en Twitter por el periodista de El País Alfonso Congostrina, se ve a un grupo de manifestantes pitar e increpar a los reporteros de La Sexta. En el segundo 39’ se escuchan gritos de “asesinos, asesinos”.

Jesús Badenes, jefe de Economía del ‘Diari de Girona’, el pasado 3 de octubre, recibió un fuerte impacto en la cabeza tras grabar a un piquete informativo en la localidad gerundense de Salt. El periodista, que tuvo que ser hospitalizado, cree que se trató de una patada y que el agresor no formaba parte del piquete, algo que han confirmado testigos.

El mismo día en el ‘El programa de Ana Rosa’ (Telecinco), un grupo de manifestantes independentistas obligó a interrumpir la conexión en directo de su reportero Mikel Valls tras rodearle, ponerse ante la cámara y gritarle.

El martes 3 de octubre, los equipos de La Sexta Noticias y Al Rojo Vivo tienen que ser escoltados por los Mossos para poder abandonar las inmediaciones del Parlamento de Cataluña, en Barcelona, donde habían realizado su programa. Un grupo de jóvenes comenzaron a seguirlos, a insultarles y a arrojarles cerveza, según el relato del propio director del programa, Antonio García Ferreras. La periodista Guiomar Roglán, miembro del equipo que dio la alarma desde su cuenta de Twitter ha explicado que recibieron insultos y amenazas graves.

Ese mismo día un grupo de manifestantes rodea a un equipo de la cadena de televisión Antena 3 y grita “prensa española manipuladora”, en un vídeo compartido en Twitter por el periodista Cristian Segura, de El País. A este vídeo sigue otro que muestra a manifestantes aplaudir cuando las cámaras de televisión se retiran tras ser rodeadas e increpadas. En el siguiente se ve a varios equipos de televisión abroncados cuando intentaban trevistar a los bomberos.

A las puertas de la Audiencia Nacional, el 4 de octubre, un hombre arrebata el micrófono a la reportera de TV3 Marta Viladotescupe sobre él y le dice “soy catalán y me das asco”. El suceso, que la propia periodista ha narrado en su cuenta de Twitter, ha sido recogido por varios medios.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Mientras no hagan efectivo cambio sede y domicilio fiscal en LaCaja (La Caixa, en catalán) y nada de eso han notificado a la CNMV -solo han notificado cambio DOMICILIO, que no sede, social- existe alta probabilidad de corralito y crisis de liquidez que afectaría a La Caja en su conjunto o cuando se acabe allí, siendo la misma empresa y con domicilio fiscal allí, ¿no tirarán de las cuentas espejo o estando allí, en Barcelona domicilio fiscal y la sede o centro neurálgico en las Torres? ¿no tomará la CUP los depósitos “espejismo” como rehenes para chantajear al gobierno español para conceder placer entrada UE? ¿o como chantaje para no pagar aeropuertos o instalaciones españolas, etc.? Hoy por hoy los depósitos están en peligro en la probabilidad que cada uno sepa entender.

  2. Independencia = Seguir haciendo corrupción y que nadie les vigile.
    Adoctrinamiento = Engañar a los niños para que odien España y se hagan independentistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 3 =