El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata acordó ayer que Jordi Pujol Ferrusola, ingresase en prisión sin fianza en la cárcel de Soto del Real.

Ha sido acusado de presunto blanqueo de capital, fraude fiscal, falsedad documental y organización criminal. Todavía no ha pasado su primera noche en prisión ya que durante esta madrugada, ha viajado hasta Barcelona para estar presente en el registro de la casa de sus padres en la ronda General Mitre de Barcelona.

Durante esta mañana, agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional han registrado algunos de los inmuebles propiedad de los Pujol. Han comenzado por el domicilio del expresidente de la Generalitat en Barcelona, con la presencia de éste y de su hijo primogénito.

La Policía, también ha registrado el despacho del expresidente y el despacho del primogénito de los Pujol. El objetivo de los registros ha sido encontrar documentación respectiva a los movimientos económicos que realizaba la familia.

Según el juez, Jordi P. Ferrusola ha continuado desarrollando actividades pese a su condición de investigado, para ocultar los presuntos delitos y ponerlos fuera del alcance de los tribunales. Por ello, el magistrado de la Audiencia Nacional ha adoptado esta decisión por riesgo de destrucción de pruebas y reiteración delictiva.

Al finalizar los registros, la policía ha trasladado a Pujol Ferrusola a la comisaría de la Verneda. Se prevé que durante estar tarde se le traslade de nuevo la cárcel de Soto del Real de Madrid.

El expresident, al salir de su despacho ha lamentado el caso judicial. “Siento mucho todo esto que está pasando”, ha declarado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 1 =