Decenas de gendarmes participan hoy en registros judiciales en la sede de Lactalis en Laval (oeste de Francia) y en plantas del gigante alimentario, en particular la de Craon, donde se produjo una contaminación de leche infantil que provocó decenas de casos de salmonela en bebés, uno de ellos en España.

Según la emisora France Info, cinco instalaciones de Lactalis -incluyendo la sede de la empresa para Europa en Choisy-le-Roi, en la región de París-, son objeto de estos registros, dirigidos por investigadores de la Gendarmería de Angers y de la Oficina Central de Lucha contra las Infracciones al Medio Ambiente y a la Salud.

A comienzos de diciembre, las autoridades sanitarias francesas establecieron el vínculo entre un brote de salmonela entre bebés, que se había constatado desde agosto, y la leche en polvo infantil fabricada en Craon.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 9 =