En el documento de Pedro Sánchez, se contempla un estado federal y plurinacional, esto último no se especifica en el de Patxi López y por supuesto no son los postulados de Susana Díaz, aún así considero es bastante ambiguo y sin concreciones con demasiados “paños calientes”, no ofrece las respuestas y menos desde posiciones suficientemente de izquierda, precisas y por lo mucho que nos jugamos contundentes, a los graves problemas por los que estamos atravesando y que están afectando al panorama internacional, con menoscabo del sistema democrático a favor de los populismos de extrema derecha, apoyados por una gran parte de la clase trabajadora, que como consecuencia de ver cada vez más disminuido sus derechos sociales y económicos ha venido perdiendo confianza en los partidos políticos socialdemócratas y dándosela a los ultraconservadores, xenófobos y racistas.

El PSOE como segundo partido en Europa después del SPD alemán integrado en la Internacional Socialista, tiene gran responsabilidad para intentar cerrarle el paso con políticas acertadas de izquierda a ésta corriente populista y reaccionaria que cada vez se extiende más y parece ser que Francia debido a la grave crisis que viene atravesando el Partido Socialista Francés, será el próximo eslabón de la cadena que se verá afectado. Los dirigentes socialistas españoles están imitando a sus homólogos franceses, aparte de en sus políticas conservadoras, también en lo que se refiere a deslealtades y traiciones entre ellos. Esta es la línea que con toda probabilidad seguirá Susana Díaz y todos sus acólitos y barones a diferentes niveles. La gran baronesa “va sobrada” y no se digna como Pedro Sánchez y Patxi López a tener y presentar públicamente un documento, que contemple su programa o proyecto para cambiar y mejorar la Sociedad y al propio Partido Socialista. Seguramente habrá hecho suyas propias las reflexiones, consideraciones y conservadoras propuestas contempladas en la ponencia marco del XXXIX Congreso Federal y es que ella eligió (impuso a la gestora), ponentes y al propio coordinador de la parte política Eduardo Madina y al responsable del apartado económico el economista independiente José Carlos Diez.

Aunque si cuenta con su propio documento, pero al ser poco especifico ocurre lo mismo con el otro candidato Patxi López del que no se tiene constancia acerca de los cambios que pretende producir en la Sociedad en general y en el PSOE en particular. Como si “nunca hubiera roto un plato” y no tuviera responsabilidad con su voto de abstención, propiciando que el como mínimo indecente Mariano Rajoy con su corrupto Partido Popular nos sigan gobernando, no defiende ideas y se está limitando a pronunciar frases grandilocuentes y que suenan muy bien, apelando al respeto, la tolerancia y la unidad, pero con arreglo a la situación que viene padeciendo el Partido Socialista, están huecas y no tienen sentido. Su candidatura se considera testimonial o simbólica y es que sus posibilidades de salir elegido son más bien escasas y como en las primarias no se tiene establecido la segunda vuelta, si ninguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta, los votos que consiga irán en detrimento de Susana Díaz, pero sobre todo de Pedro Sánchez. Tanto la ponencia marco como el documento de Patxi López podrían ser perfectamente asumibles por Ciudadanos, aparte de compartir los postulados y la política que lleva a cabo Susana Díaz.

La sintonía de Ciudadanos se experimentó con Pedro Sánchez en el pacto de gobierno suscrito por éste y Albert Rivera en nombre del PSOE y Ciudadanos respectivamente y ratificado por las afiliadas y afiliados socialistas: 73.940 votos el 78,97% frente a 19.692 el 21,03 que nos opusimos, habiéndonos dado el tiempo y los acontecimientos la razón. Eso se desprende con la rectificación y el giro a la izquierda que demandábamos y parece ser que ahora se va a hacer realidad. Con relación a lo que en este sentido viene expresando Pedro Sánchez, sólo tiene que volver sobre sus pasos cuando pretendía ser investido presidente del gobierno y se reunió con el primer ministro portugués el socialista Antonio Costa y tomar su ejemplo. Contando con los apoyos del Partido Comunista, el Bloque de Izquierda y Los Verdes, ha adoptado positivas medidas de gobierno, destacando sus políticas contrarias a los recortes y la austeridad, que tan buen resultado le está produciendo demostrándose en lo social y económico y reflejándose en las encuestas electorales, ya que en año y medio de gobierno ha pasado del 32,31% al 42%, superando en casi 17 puntos al Partido Socialdemócrata Portugués que formaba el anterior gobierno.  

Lo va a tener muy difícil Pedro Sánchez para acceder a la secretaria general, con las campañas detractoras que desde varios frentes externos: políticos, mediáticos, económicos, etc. le harán. E interno por mediación del gran jerarca Felipe González y sus acólitos, dirigentes y barones a diferentes niveles. E incluso Susana Díaz como último recurso podría utilizar su influencia en los delegados al congreso, que son elegidos (impuestos por dirigentes en sus respectivos ámbitos) para que no ratifiquen su elección, lo que sin duda agravará mucho más la crisis existente, con consecuencias insospechadas.

Pedro Sánchez rectificando y enfrentándose con el poder establecido, está rompiendo moldes y granjeándose el apoyo de la militancia de base. Las primarias están concebidas (obligatoriedad de alcanzar el 5% de los avales de los afiliados) y adaptadas para que a las mismas puedan presentarse y concurrir personas muy conocidas, en detrimento de compañeras y compañeros que puedan tener tanta o más capacidad que los candidatos actuales. Para una mayor pluralidad que enriquecería la vida orgánica y política con los debates y conocimiento de candidatos, se debería suprimir los avales e implantar la segunda vuelta.

Lo más conveniente para el Partido Socialista es que Pedro Sánchez acceda a la secretaria general. No contemplo esa posibilidad con Patxi López, que tiene el agravante de haberse indignamente abstenido y propiciar que Mariano Rajoy nos siga gobernando. Susana Díaz tiene más posibilidades, pero si llegara a tomar las riendas del PSOE, muchos nos plantearíamos nuestra continuidad como militantes. Una cosa es ser leales, pacientes y resignados y otra masoquista.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorFeminicidio: el corredor de la muerte de las mujeres (6)
Artículo siguienteLa élite más inútil (y corrupta) de occidente
Militante de los sindicatos ingleses (Trade Unions) desde 1971 y hasta mi regreso de Londres en 1976. Afiliado a la UGT y al PSOE en Londres desde junio de 1972. Cofundador y coordinador sindical de la F.A.E.E.R.U. (Federación de Asociaciones de Emigrantes Españoles en el Reino Unido). Fundador de la cooperativa de servicios PAILARCA (Pablo Iglesias-Largo Caballero). Miembro de los dos primeros comités regionales del Partido Socialista Canario -PSOE- 1977-1985 y por esas mismas fechas, miembro de las primeras ejecutivas insulares de Gran Canaria del PSOE y de la UGT. Cofundador en 1980 de Izquierda Socialista y su coordinador en Gran Canaria hasta 1989. Miembro del primer Consejo Federal de la Emigración del PSOE. Presidente del 1er. Comité de Empresa por la UGT del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria. Concejal de deporte y de los distritos: Isleta, Santa Catalina y Guanarteme del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, legislatura 1983.1987. Miembro de la Comisión Permanente de Deporte de la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) y del pleno del CSD (Consejo Superior de Deporte). Cofundador en 1991 de la Fundación Juan Negrín y su secretario durante 23 años (hasta 2014).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Trece + 16 =