Me he decidido a escribir este artículo ante los ataques que están sufriendo algunas personas por criticar que se reventara el acto de SCC en la universidad, dejando claro que yo estoy de acuerdo, que incluso he perdido amigos por el camino porque pensaban que era muy radical y que soy de los que piensan que al fascismo no se le debate, se le combate, vamos a ver si puedo ser imparcial y coherente, algo que no suelo ser, soy más bien asilvestrado.

Si nos vamos a tirar al monte avisarlo, que yo estoy dispuesto y con ganas, y cualquiera que me conoce lo sabe, lo de “Liante” va muy en serio, pero tengo un gran problema. Sois los mismos que criticáis a esas personas lo que a lo largo de estos años, me habéis enseñado que el movimiento independentista se diferencia de otros por su tolerancia, su respeto al que piensa distinto y sobre todo….su pacifismo, dejando claro que yo también estoy harto de poner la otra mejilla, expongo mi pensamiento.

Muchas veces he pedido acciones más contundentes en redes sociales y en alguna de las muchísimas manifestaciones a las que acudo, y muchas veces he acabado evitándolas, porque el sentimiento general de las personas que estamos en esto siempre ha sido el mismo, la violencia vendrá siempre del otro lado, por somos gente de paz y lo que consigamos lo haremos pacíficamente.

He discutido mucho y muy intenso sobre lo de subir la intensidad, y he aprendido del independentismo a morderme los labios, y me cuesta. No estoy de acuerdo en todo, pero de civismo y tolerancia he aprendido mucho de aquellos que hoy ponen a parir a gente que tiene todo el derecho a expresarse contraria a este tipo de acciones, es más, igual después de todo lo sufrido y todo lo conseguido, puede ser que tengan razón en intentar que no se nos vaya esto de las manos, porque si hacemos lo mismo que ellos, perdemos eso que nos diferencia, eso de lo que todos estamos orgullosos, el Seny.

Tenéis todo el derecho a criticar, incluso a personas que tal vez no lo merezcan, pero las descalificaciones que he leído,” veleta, baila aguas, traidora o progre que estás en esto para destruirlo desde dentro”, hombre, muy normal no es, y menos a gente que se está dejando la piel en esto, y si vamos a empezar así dejémoslo claro que empiezo y no dejo títere con cabeza. Si empezamos a obligar a que todos piensen como nosotros y si no… la trituramos, mas pareceremos de SCC que independentistas.

Repito, si vamos por ahí contar conmigo, pero eso no es lo que vosotros me habéis enseñado, con vosotros he aprendido mucho de mirar por el bien común, de respetar incluso a quien nos ataca porque no somos como ellos, a responder al insulto con clase, y mira que a mí me cuesta. He aplaudido junto a vosotros a banderas españolas que sacaban desde balcones para provocar, y repito, me habéis sujetado alguna vez que otra, cuando empecé, pero pensando seriamente y sobre todo, de manera serena, pienso que o reflexionamos o nos perdemos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa inoportunidad del histrionismo
Artículo siguienteRafa Nadal, estrella del firmamento
Infancia difícil y adolescencia rebelde, trabajé en Murcia de lo que pude, y luego “el sistema me engañó” y dejé la música por la construcción (“vaya hostia tengo”). Resido en Barcelona desde el 2000 por un futuro mejor y por amor. Actualmente soy productor de música electrónica y amo de casa a mucha honra. Orgulloso de ser clase trabajadora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 20 =