La Policía Nacional ha detenido a un joven de 19 años tras agredir con un arma blanca a los padres de su novia. El agresor atestó once puñaladas al padrastro de la chica, cuando intentó librarla de la agresión que iba a sufrir. Su madre también fue agredida por el atacante. El padrastro de la menor se encuentra hospitalizado pero no se teme por su vida.

El suceso tuvo lugar la noche del miércoles en el barrio de La Inmobiliaria (Torrelavega). Tras una paliza a la menor en el piso del atacante, los padres acudieron a defenderla y fue cuando los atacó con una navaja, hiriendo de gravedad al padrastro de la joven.

Tras la paliza a la menor, esta llamó a su madre para que fuera a por ella. Ya en la calle, los padres salieron en defensa de la joven e increparon por lo que había hecho. Fue entonces cuando el presunto agresor sacó un arma blanca -una navaja tipo mariposa- y los atacó.

Varias personas presenciaron el suceso, pero, según testigos, no se atrevían a intervenir.

Fueron dos jóvenes de nacionalidad dominicana los que bajaron de su vehículo y acudieron a ayudar a la familia. Socorrieron a los heridos y retuvieron al agresor hasta la llegada de la policía, eso sí también acabaron heridos.

El padrastro, de 43 años de edad, sigue ingresado en el hospital y, al parecer, tiene afectados órganos vitales por las puñaladas atestadas, ya que dos de ellas fueron en el tórax.

Tal y como declara el portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria a Diario 16; “El agresor tenía antecedentes por delitos contra la propiedad pero no existían denuncias por violencia de género”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + diecisiete =