En internet, en Twitter, en Wallapop, en una larga lista de nuevas oportunidades, los ciudadanos buscamos aquello que es mejor para nosotros.

Cuando la actualidad se enciende, todos buscamos información. Nos llega; los teléfonos no paran, los grupos de WhatsApp se llenan de links, de memes, de opiniones y chistes, acudimos a redes sociales, compartimos, reenviamos y ponemos likes. Buscamos algo sencillo, queremos saber qué pasa realmente en nuestro entorno, queremos tener una opinión formada.

Catalunya se ha agitado en los últimos meses. Llegó el momento de tomar cartas en el asunto y los ciudadanos teníamos que determinar mediante nuestro voto el futuro de nuestro país.

Los teléfonos siguen echando humo, llega de todo por cualquier medio. Es insostenible, no puedes contrastar tanta información, es imposible, y solo conseguimos aumentar nuestras dudas. ¿Esto por qué? ¿Aquello en base a qué?

Ante dicha situación, puedes tomar diferentes opciones, todas legítimas, desde el clásico left the chat hasta encontrar un tuit de aquellos que te generan confianza: pedía voluntarios para contraargumentar, para ordenar informaciones y ayudar a entender la vorágine en la que estamos inmersos.

Aquel tuit me recordó el anuncio de Ernest Shackleton publicado en la prensa inglesa en 1914: “Se buscan hombres para un viaje peligroso. Sueldo bajo. Frío extremo. Largos meses de oscuridad. Peligro constante. No hay seguridad de volver con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito”. ¡Qué oportunidad le daba esto a un enamorado de la vida que no vivió la posibilidad de enrolarse con Shackelton! Ahora, más de cien años después, podía, voluntariamente, trabajar con cintura para contraargumentar y ayudar a generar espíritu crítico, a disposición de cualquier ciudadano que lo requiriera.

Cada uno de los voluntarios que conforman Raons per la República tendrá sus motivos para serlo. Los he conocido (no a todos, es imposible ya que somos muchos), pero con todos los que he chateado o hablado (porque no todo lo hacemos por la red) he sentido que tenemos algo en común: confianza, amor por el rigor, pasión y entrega en nuestra tarea y unas firmes convicciones en la Democracia y en la Libertad.

La experiencia vivida de responder las dudas de los ciudadanos que preguntaron durante la campaña electoral del 21D, fue increíble. Estabas ahí delante de un ciudadano y tus compañeros te iban ayudando. Te facilitaban informaciones que previamente habíamos trabajado, artículos de prensa recientes y antiguos, te llegaban informes, links de leyes con artículos subrayados, toda aquella información que requería la pregunta del ciudadano para tomar decisiones de forma crítica e informada; la esencia de la inteligencia colectiva y colaborativa en toda su esplendor.

Al terminar la consulta, cada ciudadano tenía en su mesa la información necesaria para generar su propia opinión; el espíritu crítico es algo íntimo a lo que cada uno le dedica el tiempo que quiere.

Todos estos voluntarios, que hoy somos una gran familia, seguimos muy convencidos de seguir trabajando en la misma línea, también mediante nuevos canales. Pero seguimos trabajando fieles a nuestros valores, amenazamos con seguir poniendo la información clara encima de la mesa, con seguir fomentando la opinión informada y crítica.

Shackelton zarpó el 1 de agosto de 1914; a su anuncio respondieron cinco mil voluntarios, pero sólo 27 elegidos vivieron el viaje de aventuras más auténtico jamás contado. Dos años perdidos en el frío Polo Sur, pero Shackleton consiguió llegar al puerto ballenero de Grytviken el 20 de mayo de 1916 con todos sus tripulantes vivos.

No sé el frío que vamos a pasar, ni el tiempo que va a durar, pero nacimos dispuestos a defender las razones para vivir en libertad, tenemos a nuestro Shackelton y lucharemos para llegar al puerto de la República.

Si tienen consultas no duden en preguntar.

Les esperamos en nuestro chat on-line http://www.raonsxrepublica.cat.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 3 =