Fotos de Irene Lingua.

Quedamos con Ramón Espinar en el Senado y la verdad es que la cámara alta me recuerda a un cementerio de elefantes. Todas caras conocidas, todas ellas envejecidas. Te da para pensar que así no hay forma de cambiar nada. Indudablemente cualquier persona que baje de la cincuentena tiende a ser de Unidos Podemos. El choque generacional se hace patente en otras muchas cuestiones que no vienen al caso. Después de medio perdernos por los vericuetos del edificio senatorial llegamos al despacho de Espinar. Un despacho completamente funcional con una gran pizarra y un gran corcho que demuestra ese cambio generacional. No imagino a alguno de los senadores que encontré por el camino haciendo previsiones en una pizarra. Todo anda medio descolocado pero en su orden ilógico. Sólo lo podemos entender aquellos que tenemos como alma mater cierta facultad.

Como portavoz senatorial y, en especial, secretario general de Podemos Comunidad de Madrid el primer intercambio de opiniones no puede ser más obvio, la “Trama” corrupta que tiene su penúltima parada en la Operación Lezo. Hablamos de los cambios de las empresas semipúblicas Arpegio y Canal de Isabel II que han tenido que cambiar a Nuevo Arpegio y Canal Extensia y ello lleva a la primera pregunta:


 

Con todo lo que sucede en la Comunidad de Madrid la primera pregunta parece casi obligada ¿qué opinas de todos estos entramados corruptos del PP madrileño?

Me resulta curiosa esa situación que intentan difundir de la existencia de dos PP. Todo lo que está ocurriendo no puede ser imputable al viejo PP. Los cuatro jinetes de Cifuentes estaban en el Canal. Garrido, Ossorio, Engracia, Taboada y la propia Cifuentes eran consejeros del organismo. Lo que ocurre es que Cifuentes está llevando una muy buena campaña de marketing político (tiene un equipo muy bueno para eso).

 

¿Cifuentes como salvadora?

En todos estos años no ha sido una diputada cualquiera, ha tenido máxima responsabilidad política en el PP de Madrid. No puede hacerse la despistada porque ha sido diputada en la Asamblea de Madrid desde 1991 hasta la fecha, salvo los años de delegada del Gobierno. Al final ha acabado copiando la estrategia de Esperanza Aguirre de “Yo destape la Gürtel”. Ahora es “Yo denuncié el Canal”.

 

Vais a realizar una consulta ciudadana para preguntar sobre una posible moción de censura, lo probable es que digan que sí. Aunque se pierda ¿es un buen elemento que sirva para concienciar a la sociedad?

Nuestra pretensión es que sea una moción de censura popular. Por eso no sólo se contará con los inscritos e inscritas de Podemos sino que iniciaremos una ronda de contactos con entidades sociales y partidos como Equo o Izquierda Unida. Es algo que debatimos en el Consejo Ciudadano ampliado. Sin ir con ideas o posiciones preconcebidas el debate fue muy interesante porque, como es obvio, podía haber dudas sobre cómo afrontarlo.

Al final Cifuentes ha acabado copiando la estrategia de Esperanza Aguirre de “Yo destape la Gürtel”. Ahora es “Yo denuncié el Canal”

 

Al menos parece que el PSOE la apoyaría. Las declaraciones del otro día en Ferraz dan a entender que sí.

El problema que tenemos con el PSOE ahora mismo es que no sabemos a quién dirigirnos. Con Sara Hernández parece que un día sí está de acuerdo, otras Gabilondo parece que dice otra cosa y la Gestora dice No y desde el comienzo dijo que era una moción de fogueo. Desde Podemos creemos que sería muy positivo que se sumasen a esta propuesta.

 

En las redes se dice que podíais haber sacado el Tramabús mucho antes.

Decía Maquiavelo que en política se necesita virtud y fortuna. Nosotros hemos tenido la virtud de lanzar la campaña de comunicación y la fortuna de haber coincidido con la judicialización de todos estos casos que estábamos denunciando.

 

Los cuñados de Ciudadanos siguen hablando de capitalismo de amiguetes, pero esto es más parecido a la coalición dominante de Poulantzas o Jessop, algo más estructural y sistémico.

Sin duda, pero fíjate que en todo esto que está ocurriendo hay dos elementos importantes. Nuestra discrepancia no es ideológica. Aquí no hablamos de diferencias de criterio ideológico o de políticas públicas, sino de defensa de la democracia. Si cuando el gobierno elegido por el pueblo se dedica a actuar en beneficio de los que ponen el cheque antes que el interés general se pone en quiebra la propia democracia.

En cualquier democracia homologada a la española habrían dimitido los diferentes gobiernos o se habrían convocado elecciones generales. En cualquier democracia homologada europea de nuestro entorno esto no se consentiría. Sin embargo, Mariano Rajoy ha decidido seguir la estrategia, que aprendió de Fraga que a su vez aprendió de Cela, de aguantar porque quien resiste vence.

 

El fiscal Moix, el ministro Catalá…

Es una verdadera vergüenza que el ministro de Justicia diga que a ver si le echa una mano a un investigado como Ignacio González. Que se pongan fiscales que son amigos como se descubre en las conversaciones entre Zaplana y González. Todo ello es un atentado contra la propia democracia.

Fotos de Irene Lingua.

Ahora parece que dentro de Podemos están las aguas más calmadas después de la primarias.

te cuento algo que dije en el momento de la primarias y el proceso de Vistalegre: cuando no se está en horizontes colectivos, lo otro, lo orgánico es inútil porque generas una organización que habla de sí mismo

 

(Como pasa en el PSOE desde hace meses interrumpo y Espinar se sonríe)

Sólo somos útiles proponiendo un rumbo de transformación social. Yo trabajo, y los compañeros y compañeras también, para proponer algo más sano. Pero para venir del proceso del que venimos la verdad es que ahora está muy bien.

 

Te digo todo esto porque en la propia Asamblea de Madrid hemos visto que el equipo en general está muy comprometido después de las tensiones.

En esto desde la individualidad puedes abstenerte por haber perdido o puedes unirte pesa a haber perdido las elecciones. Y creo que todas y todos han apostado por el proyecto que se está construyendo a nivel Comunidad de Madrid.

 

Cuéntame…

Ahora estamos construyendo el proyecto de Podemos Comunidad de Madrid, algo que no existía y que era complicado porque la mayoría de dirigentes estatales y/o mediáticos somos madrileños y ello desplaza el foco. Sin embargo, ahora estamos trabajando con los círculos e inscritos e inscritas para que participen en la toma de decisiones, algo que antes no se hacía. Éramos casi un apéndice de lo estatal.

 

Sencillo no es mediáticamente.

No, pero en esa dificultad estamos convencidos de que hay que volver a construir la esfera pública de la Comunidad de Madrid. Con Gallardón algo había, pero desde que llegó Aguirre a la presidencia de la comunidad decidió acabar con esa esfera madrileña, mediante la destrucción de Telemadrid por ejemplo, y hacer de Madrid un debate nacional. (Hay que recordar que en esos años Aguirre aspiraba a suceder a Rajoy al frente del PP) Pero lo que Podemos consiga a este respecto se lo tiene que ganar a pulso. Construirse como referente madrileño.

 

¿Qué pasos estáis dando?

En esto hay dos velocidades. La de los círculos y la actividad de barrio o de profesión. Y la institucional que se une a la relación con las candidaturas de unidad popular.

 

La verdad es que asimilar todos esos Ahora, Ganemos o Sí se puede municipales debe ser complicado.

Por eso te decía lo de las candidaturas de unidad popular. Soy consciente de que todo esto no se acaba en Podemos, aunque es el núcleo vertebrador del movimiento social. Pero no agota el espacio político del cambio. Así hay que ser muy generosos y mantener relaciones fluidas con otros partidos políticos y diversos actores sociales. En relación a las candidatura municipales acabamos de poner en marcha la Oficina Municipalista que llevan María Espinosa (diputada regional) y Jesús Santos (concejal de Alcorcón). Desde la oficina estamos elaborando manuales de buenas prácticas o les damos una asesoría técnica política porque, a todos nos pasa, aunque tengas una buena formación previa hay cosas técnicas que ayudan en el desempeño del día a día. Y a la organización le sirve para recoger, reciclar y escuchar líneas políticas de trabajo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. el candido de ramon espinar supone que a los partidos de la casta le importa sobre todo la democracia, cuando sobre todo aquellos que se tiraron durante el franquismo cuarenta años de vacaciones, se unieron al proceso democratico cuando le prometieron que el botin a repartir que hasta entonces solo habia sido patrimonioi franquista tambien les tendría en cuenta a ellos y formarian parte del reparto.
    qué demócrata iba a aceptar la solucions del general armada como respuesta a los problemas de españa? Pues, sí, el psoe segun palabras de uno de sus dirgentes, estaba de acuerdo en que un general tras el golpe de tejero presidiera un gobierno de concentracion-
    el diputado vasco que ahora no recuerdo su nombre pero es del que se hacen bromas porque solo tienes unos cuantos pelos mu largos y que se los peina a diestra o siniestra segun el dia y que es venezolano, dijo que se lo propusieron a su partido y el dirigente vasco con mucha sorna dijo que porqué en lugar de un militar no lo presidía un obispo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Trece + Diez =