Mariano Rajoy con Román Rodríguez firmando los Presupuestos Generales.

Mariano Rajoy, a cual corredor de fondo, ha logrado superar el escollo político para aprobar los Presupuestos Generales, lo que ha supuesto una inversión garantizada de 11.500 millones de euros a cambio del apoyo en el Congreso  de los nacionalistas de PNV, Coalición Canaria, con Nueva Canarias, Foro Asturias, UPN, que junto a Ciudadanos alineado con el PP, han sumado la mayoría absoluta requerida para disponer de fondos de gestión en los próximos seis meses, hasta el próximo Ejercicio en 2018. Con este “pasito a pasito” de Rajoy, se asegura la mitad de esta Legislatura, a la espera de su comparecencia en persona como testigo de Gürtel en la Audiencia Nacional el próximo 26 de julio, otro momento clave para Rajoy, que atraviesa una dura caminata en la actual legislatura.

El Presidente continúa con su hoja de ruta de “estabilidad”, señalando la confianza en el consenso logrado en el hemiciclo, a pesar de haber debatido 5.000 enmiendas a estos Presupuestos, la mayoría parciales, y algunas como las de ERC, en su totalidad. Rajoy respira aliviado al final de unas complicadas votaciones en el Congreso, a sabiendas de que en el Senado no habrá dificultades para al contar con la mayoría absoluta del PP en esta Cámara. Así se sellarán los PGE.

La apuesta política de Rajoy, un tanto forzosa para zanjar la polémica de estos Presupuestos ha sido destinar una partida de 5.000 millones de euros para Sanidad y Educación para las Comunidades Autónomas. A pesar de este “intento social” del Partido Popular, los socialistas han votado “NO” a los Presupuestos. A pesar de la abstención del PSOE en la investidura a Rajoy, el “NO es NO” de Pedro Sánchez, se hizo presente en la votación a los PGE. Podemos se mantuvo en el “no” a los Presupuestos, junto a los grupos soberanistas representados en el Congreso. Otros “NO” se han convertido en “Sí” en estas votaciones, con el PNV y Nueva Canarias. Al igual que Coalición Canaria, que ha garantizado su apoyo, con un “corredor de fondo” como Rajoy, que cuenta con trasladar esta bonanza política a los próximos ejercicios presupuestarios al tener que aprobar en breve el “techo de gasto” con la mirada puesta en las cuentas de 2018.

Esta es la estrategia presupuestaria de Rajoy a corto plazo, más que nada, para afianzarse en este complejo mandato, y evitar convocar elecciones anticipadas. En cierta forma, el Jefe del Ejecutivo está en deuda con el equipo negociador de los Presupuestos al lograr los objetivos: Soraya Sáenz de Santamaría, Cristobal Montoro, y Álvaro Nadal.

El Archipiélago canario ha logrado cerca de 1.300 millones de euros con las gestiones de Coalición Canaria, sumados a otros 200 millones obtenidos por Nueva Canarias. El PNV ha recabado su éxito con 5.400 millones de inversión liquidando cuentas con el Estado, además de los 4.000 millones que ha conseguido la gestión de Ciudadanos, Foro Asturias  se apunta 65 millones de inversión para su comunidad.

El PSOE ha criticado duramente estos Presupuestos, y “sostiene la necesidad de aprobar unas Cuentas que ayuden a solventar la pobreza, e incidan mayormente en la creación de empleo, en sanidad y educación”. A la negativa del PSOE en aprobar los PGE, se han sumado Unidos Podemos, ERC, EH Bildu, Compromís y PDeCAT, al considerar la propuesta económica de Rajoy como una continuidad de políticas vinculadas a la austeridad, sin tener en cuenta a los más desfavorecidos por la crisis económica. Los socialistas y la formación morada han presentado enmiendas a la totalidad a las Cuentas de Rajoy, junto a enmiendas parciales, con el resto de grupos que descartaron apoyar a Rajoy en la investidura, y se mantuvieron en la misma postura política ante los PGE.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + dieciseis =