La taimada estrategia política de los populares en Canarias, podría estar sujeta al visto bueno de Rajoy, a la postre de aprobar los Presupuestos en el Congreso, para tratar de cobrarse el favor a los nacionalistas por el incremento presupuestario para las islas, y por consiguiente, entrar en el Gobierno de Canarias en minoría de Coalición Canaria (CC). En el “tú me das, yo te doy”, el otro actor es Nueva Canarias, con el mismo estribillo, y contraprestación, gracias al diputado 176, Pedro Quevedo, logrando 204 millones más de euros para el Archipiélago, que gustosamente ha pagado Rajoy, con tal de obtener la mayoría absoluta para los PGE.

El final feliz para el cuento presupuestario, ya lo tiene el Jefe del Ejecutivo, que no las Cuentas del Estado, con el PSOE en contra de los PGE, al que el PP necesita para aguantar como sea en esta legislatura. El escenario en Canarias, es igual de interesante, solo que Asier Antona, presidente regional del PP, no goza del apoyo de los otros partidos, para ser erigido presidente del Gobierno en el Archipiélago, desplazando a CC a la oposición. Por tanto, sólo le resta la opción de sumarse a Fernando Clavijo (CC), el actual presidente del Ejecutivo canario, y quedarse en el papel secundario de segundón, a no ser que se conforme solamente con el reparto con CC para ocupar cargos directivos en empresas públicas en esta legislatura, esperando a poner la zancadilla a los nacionalistas en los próximos comicios.

Algunas fuentes del PP, consultadas por Diario 16, apuntan a “una disensión interna entre los miembros del equipo de los parlamentarios populares, sin alcanzar un consenso en el grupo del PP, ni Antona marcar una dirección clara respecto a entrar ó no en el Gobierno de Clavijo”. También han destacado algunos populares que “el presidente de Canarias, ya no llama por teléfono, -a todas horas-, a Asier Antona, como venía siendo habitual, ni se reúnen en privado para llegar a acuerdos, sino más bien parece, que CC va a seguir gobernando en minoría en las islas, como plantea Rajoy en su legislatura en el Congreso”.

Mariano Rajoy, no da puntada sin hilo, y a pesar de la fingida independencia de algunos populares sobre Génova, a la hora de tomar decisiones políticas en las islas, Rajoy, es el único con autoridad para decirle a Antona “sí es sí” para Canarias, en función de los intereses nacionales. De hecho, algunos miembros del partido “dan por perdida esta legislatura en el Parlamento de Canarias para el PP”, y alegan que “al Partido Popular no le interesa entrar a estas alturas en el Gobierno de Clavijo, sino desgastar a CC, siendo necesario comenzar una estrategia crítica contra los nacionalistas”. Sí Rajoy diera esta consigna política para el Archipiélago, Antona cumpliría sin rechistar.

Un informe de febrero de 2017, emitido por los Servicios Jurídicos del Partido Popular a nivel nacional, al que ha tenido acceso Diario 16, a raíz de las demandas internas contra el PP, respecto a presuntos incumplimientos de los estatutos del partido, durante la celebración de “primarias” previa a la celebración de los congresos regionales e insulares en Canarias, pone de manifiesto “la protección al afiliado y sus derechos dentro del partido, primando su voluntad de participar en las votaciones para candidatos y compromisarios, priorizando la flexibilidad del PP, para evitar que la rigidez se imponga en los procesos electorales internos”. Esta lógica jurídica del informe atiende a “aceptar las cuotas al día de los militantes, incluso aunque lleguen con posterioridad razonable a los plazos señalados en la convocatorias para elección de candidatos, para favorecer la participación”.

Las impugnaciones a los congresos internos sobre este tipo de conflictos de los afiliados, las cuotas, y las inscripciones, son el talón de “Aquiles” en el PP, no sólo en el Archipiélago, sino en otras comunidades como Cantabria, donde el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Santander ha admitido a trámite la demanda judicial en la que se solicita la nulidad del congreso regional del PP.

Por su parte, El exdelegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, se dio de baja en el partido, tras denunciar al PP de Canarias ante el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Las Palmas de Gran Canaria, por presuntas irregularidades en la organización del 14 Congreso Regional del PP de Canarias, y de las primarias para elegir presidente regional, al que concurrió en una candidatura conjunta. La impugnación del 9 Congreso Insular de Fuerteventura ante el Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP, aún espera respuesta, al ser denunciado por irregularidades en el proceso de avales.

En resumidas cuentas, que no son las cuentas de Rajoy, aunque Asier Antona, “esté privado”, -como dicen en Canarias-, por entrar en el Gobierno Regional con CC, Génova tiene la última palabra, y parece que el Presidente, aún no firma permisos definitivos para acelerar pactos en algunas autonomías, sino puros entrenamientos mediáticos en el caso de Antona, con “la mano tendida a CC”, teniendo en cuenta que no es el único aspirante a una coalición con Clavijo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 9 =