Racismo en Ryanair al perjudicar a una mujer que estaba siendo llamada “negra fea y cabrona”

El incidente al que la aerolínea no supo reaccionar correctamente ocurrió el pasado jueves en un vuelo de Barcelona con destino al aeropuerto londinense de Stansted

0

Un pasajero comenzó a gritar visiblemente alterado comenzó a gritar a una pasajera: “Negra fea y cabrona“, por sentarse en su misma fila, con un asiento vacío entre ambos. El incidente al que la aerolínea no supo reaccionar correctamente ocurrió el pasado jueves en Barcelona en el vuelo FR9015 de Ryanair, con destino al aeropuerto londinense de Stansted.

La mujer negra agredida, de 77 años pidió a la aerolínea de bajo coste que expulsara del avión al pasajero conflictivo, pero en vez de eso, Ryanair cambio de asiento no al agresor, sino a la agredida. Solo tres pasajeros defendieron a la señora del hombre blanco que estaba soltando por su boca y a pleno pulmón insultos racistas.

Como se ve en la grabación subida a Facebook por otro pasajero, David Lawrence, el hombre blanco visiblemente enfadado, ataca verbalmente y señala con gestos amenazantes a la mujer residente en el Reino Unido. Su hija que se encontraba sentada cerca, acudió a ayudarla, mientras le pide al hombre que deje de gritar. De forma vergonzante e insólita, un auxiliar de vuelo de la compañía, con muy pocas luces, sugiere a la mujer que se siente en otro lugar, pero ella se niega. “No sea usted tan grosero, tiene que calmarse”, dice el azafato.

En ese momento, el hombre sube de tono. “Te digo una cosa, espero que alguien se siente allí porque no quiero sentarme junto a tu maldita cara fea”, dice el hombre. “Si no te vas a otro asiento, yo te pondré en otro asiento”, le llega a amenazar el individuo, que añade: “No me hables en un idioma extranjero, vaca fea estúpida”.

La escena resulta desconcertante por que solo dos pasajeros defendieron a la mujer, el resto permaneció impasible observando la escena. Uno de ellos llega a colocar un papel entre ambos pasajeros, mientras le dice: “No hay necesidad de esto, pare, pare de una vez”. El hombre que grabó el vídeo, al principio pide que se cambie de asiento a la mujer, para después darse cuenta y solicitar que se expulse al hombre de vuelo. Al final es la propia señora la que se cambia de asiento al lado de su hija y le dice al hombre blanco que “apesta”.

La persona que grabó el video declaró al Huffington Post, que ni el piloto ni los auxiliares de vuelo pidieron al hombre que cambiase de asiento o abandonase el vuelo. “Hablé con el piloto al final del vuelo y me sugirió que presentemos una queja formal a Ryanair”, añadió. Al final del vídeo, se escucha al auxiliar decir: “Voy a hablar con el supervisor, puede que tenga que dejar el avión, su actitud es intolerable”.

“Todo estaba tranquilo, nos estábamos preparando para despegar. Luego, un hombre subió a bordo y llegó a su asiento, entonces le habló duramente a una mujer sentada en el asiento de pasillo”. Cuando se acercó la hija a defender a la mujer, el hombre comenzó a grabar lo que consideró una “discusión asquerosa de insultos raciales y lenguaje grosero”.

La hija de la agredida explicó que la pelea comenzó porque su madre, de 77 años, tiene artritis y le costó levantarse de su asiento para que el hombre llegara al suyo. “Sé que, si yo o cualquier otra persona negra se estuviera comportando como él, habrían llamado a la policía y nos habrían echado del vuelo”, se denunció. “Mi madre se siente realmente molesta y muy estresada por esta situación. En cuanto a mí, yo también estoy molesta por el hecho de que el pasajero no fuera sacado del avión y por cómo se trató la situación”, se quejó la mujer.

La aerolínea, indicó en un comunicado: “Ryanair ha informado de lo sucedido a la policía de Essex [destino del vuelo] y, como ahora es un asunto policial, no podemos hacer comentarios. Llevaremos este asunto más lejos y un comportamiento perturbador o abusivo como este dará como resultado que los pasajeros tengan prohibido viajar”, añadió la compañía.

El diputado del Parlamento británico y escocés. Karl Turner en un mensaje en Twitter afirmó: “Deberían haberle obligado a abandonar el vuelo y entregado a la Policía”, que ha pedido explicaciones a la compañía. Según recoge el artículo 7 de la política de Términos y Condiciones, la aerolínea puede rechazar el embarque de una persona si su comportamiento “representa un peligro o riesgo para el resto de los pasajeros o tripulación”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + 18 =