Rafael Hernando explotaba el día 24 de noviembre, tras el fallecimiento de Rita Barberá, contra la prensa. “Nosotros decidimos que había que apartarla porque, quizá, entendimos que era la única forma de evitarle el linchamiento al que algunos la estaban sometiendo, pero, sin embargo, al final las hienas siguieron mordiéndola”. Hacía referencia Hernando a los medios de comunicación que cubrían las noticias judiciales sobre blanqueo de dinero (conocido como pitufeo) en el Partido Popular de Valencia.

Corta memoria la del portavoz del PP, más recordado en ocasiones por decir de forma amenazante a Pérez Rubalcaba “eso no te atreves a decírmelo en la calle”, o por tener una memoria histórica muy particular: “Algunos se han acordado de sus padres, parece ser, cuan ha habido subvenciones para encontrarles”. Esas hienas en ocasiones han sido precisamente sus propios compañeros de partido.

 

“Aquelarre procesal”

En 24 de noviembre, ya de noche, Hernando fue entrevistado en La Linterna de la cadena COPE, y él mismo subió a Twitter sus declaraciones: “No puede ser que, sin pruebas, se monte un aquelarre procesal político y mediático contra una persona”.

Ejemplo 1: Caso Palomino.

Sin ningún tipo de pruebas y sin proceso judicial, el PP acosó política y mediáticamente al cuñado de Felipe González, Francisco Palomino, en 1992 y 1993. Esta persona tuvo un accidente de tráfico por sentirse perseguido, como reveló hace tiempo Alfonso S. Palomares. Esteban González Pons, actual eurodiputado popular, llegó a solicitar una comisión de investigación en el Senado sin pruebas y afirmando “Parece que encubren algo”. Federico Trillo exigió que Palomino acudiese al Congreso para preguntarle por una noticia de El Mundo.

Ejemplo 2: Caso Pilar Miró.

Luis Ramallo (1988), en aquella época diputado de AP, presentó denuncia en los juzgados por unos trajes que la directora de RTVE había comprado para su desempeño profesional. Hasta 1992, cuando se publica la sentencia absolutoria, los políticos del PP pasaron meses acosando desde los medios a la directora de cine. En Beltenebros y, especialmente, en El pájaro de la felicidad pudo la directora de cine somatizar ese acoso como ella misma dijo.

 

“Enfangar la situación”

Rafael Hernando: “No se pueden generar escándalos con los tribunales para enfangar la situación e intentar ganar lo que no se ha conseguido en las urnas”.

Ejemplo 1: Rodrigo Rato (1993)

Sobre la presunción de inocencia de Felipe González en Filesa: “Diferenciamos lo judicial de lo político. El presidente no puede ocultarse y decir Que me prueben legalmente lo que dicen… Sería un ejemplo demoledor”.

Ejemplo 2:

PP Pinto denuncia al PSOE (2009) por cohecho y tráfico de influencias.

PP de Madrid denuncia en 2013 a Tomás Gómez por malversación en el caso Tranvía.

PP Aranjuez (2013) denuncia a alcalde socialista Jesús Dionisio.

Causas sobreseídas todas con su pena de telediario.

En 2007, Arias Cañete denuncia al ministro socialista Miguel Sebastián y a su equipo en el ministerio (David Taguas y Carlos Arenillas) ante la Fiscalía Anticorrupción. No hubo caso judicial, sí mediático.

 

“Talante democrático”

Mariano Rajoy, como jefe de la oposición, llamó al presidente Rodríguez Zaptero “Bobo solemne”. Afirmço: “Tiene usted la cabeza de adorno”, “Es indigno”, “Da coces” y “Es un cobarde sin límites”. Todo ello en sede parlamentaria y sin objeto de crear crispación.

Esperanza Aguirre (2011): “Cuando a la democracia se le añade un adjetivo, ya sea orgánica, popular o directa, en realidad se está hablando de dictadura” respecto al 11-M y demostrando sus conocimientos de ciencia política.

Isabel Tocino (1994): “En una democracia autoritaria como esta, la gente se pregunta si no caminamos hacia el secuestro de la democracia” respecto al mismo sistema político que existe en la actualidad.

Ignacio Cosidó (2004) declaró que Gregorio Peces-Barba pasaría a denominarse como Alto Comisionado para el diálogo y el amparo de los verdugos terroristas.

Luis María Anson (1998): “La cultura de la crispación existió porque no había otra manera de vencer a Felipe González con otras armas (democráticas)”. En ese proceso intervinieron directamente en reuniones y en público tanto José María Aznar como Francisco Álvarez Cascos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =