Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid

Los datos que se desprenden de la información publicada este jueves por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública revelan que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, es la regidora que mayor retribución recibió en el año 2017. Concretamente, Carmena recibe un sueldo bruto de 102.009,97 euros frente a 2.550 alcaldes que no perciben retribución alguna.

Cabe destacar que los datos no están completos, puesto que un total de 1.236 municipios no han facilitado información. Entre ellos destacan municipios con mucho peso como puede ser el de Barcelona, aunque el sueldo de Ada Colau es público y según su portal de transparencia asciende a 100.000 euros. Sin embargo, “en aplicación del código ético de Barcelona en Comú  recibirá unos ingresos netos mensuales de 2.200 euros, en 14 pagas”, señalan desde el Ayuntamiento de Barcelona.

Otras ciudades como Granada, San Sebastián, Oviedo, Getafe y Torrevieja tampoco han ofrecido datos. De acuerdo con el sistema de Información Salarial de Puestos de la Administración, después del Ayuntamiento de Madrid el que mayor retribución recibe es el Ayuntamiento de Bilbao con un sueldo de 91.318,28 euros, seguido de Valencia con 82.602,94 y Vitoria con 81.860,70.

Basándonos en los datos ofrecidos, en la lista de los top diez, cuatro de los ayuntamientos más asalariados corresponden a la Comunidad de Madrid. Después del de Carmena, destaca el Ayuntamiento de Alcobendas con una retribución exclusiva de 76.507 euros, cifra que comparten el de Pozuelo de Alarcón y el las Rozas de Madrid.

Unos 200 alcaldes cobran entre 50.000 y 70.000 euros mientras que en el otro extremo  se encuentran los 540 alcaldes que declaran percepciones por debajo de los mil euros anuales. El sueldo más precario se da en Zamora. Específicamente en Matilla de Arzón el Ayuntamiento ingresó el año pasado seis euros, superado por tres euros de diferencia con el Ayuntamiento de Alicún de Ortega, en Granada.

La información sobre las retribuciones de los alcaldes se produce días después de que el BOE publicara la declaración de bienes y patrimonio de más de mil altos cargos de la Administración pública durante los últimos cuatro años. Y lo primero que llama la atención es el nada desdeñable patrimonio del anterior presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que en el momento de dejar su cargo tras la moción de censura declaró más de un millón y medio de euros. Este dato, llamativo sin duda, contrasta con el dinero declarado por el actual jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, cuya declaración de la renta arroja unas ganancias mucho más modestas: 342.990 euros.

La diferencia de patrimonio entre uno y otro líder es algo normal (pese a que en principio ambos han cobrado el mismo sueldo hay otros ingresos computables como herencias, valor de bienes inmuebles, acciones y ahorros anteriores a la llegada del cargo) pero conviene no perder de vista un dato: la última vez que se hizo público el listado de bienes de sus señorías fue en 2014, cuando el PP aún seguía gobernando. Es decir, durante los últimos cuatro años los altos cargos, en especial los que integraron el Gobierno de Rajoy, no han hecho públicos sus bienes al abandonar sus puestos, pese a que están obligados a ello por la ley de altos cargos de la Administración General del Estado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 1 =