Una “figura independiente”. Eso es lo que propone ahora Podemos para presidir este país, precisamente el partido que nació desde abajo y que supuestamente elige a sus líderes desde las bases asamblearias, aunque ficha a dedo a figuras relevantes de la vida política y social del país ajenas supuestamente a siglas políticas. El número dos de la formación morada, Iñigo Errejón, rechaza de plano que su partido vaya a apoyar bajo ninguna hipótesis una investidura del líder socialista, Pedro Sánchez, como presidente del Gobierno si fracasa el intento de Mariano Rajoy de formar gobierno.

Errejón está convencido de que esta posibilidad de llegar a encontrar una supuesta “figura independiente” para presidir el país podría contentar a todos los sectores que han votado de manera muy fragmentada el pasado 20D y, de este modo, acometer las profundas reformas que España necesita, según Podemos. “Para alguna de las transformaciones importantes que necesita nuestro país, a lo mejor necesitamos pensar en figuras independientes”, dijo en una entrevista en Onda Cero.

Las únicas limitaciones legales que se establecen en España para ser presidente del Gobierno son: ser mayor de edad, tener la nacionalidad española y no estar limitado para este importante puesto por alguna sentencia judicial.

Resulta cuanto menos curiosa y sorprendente una propuesta que desde Podemos se han apresurado a especificar que se trata de una “reflexión personal” de Errejón, sobre todo teniendo en cuenta que una campaña electoral como esta del 20D para elegir presidente y parlamento ha costado millones y millones de euros a las formaciones políticas.

El PSOE ha elevado a unos nueve millones de euros lo gastado en el 20D, Ciudadanos más de cuatro millones, IU unos 2,5 millones y Podemos un total de 2,2 millones de euros. El PP, partido más votado, aún no ha concretado las cifras pese al compromiso anunciado de transparencia, pero hace cuatro años justificó gastos electorales por importe de 13,8 millones de euros, más otros 981.000 euros que invirtió en sus coaliciones de Navarra (con UPN), Aragón (con el PAR), y Extremadura (con Extremadura Unida).

Para cimentar su sorprendente propuesta, el número dos de Podemos apuesta por darle nuevos aires a esta Segunda Transición recién inaugurada sacando “del cajón” el espíritu que sirvió para ensamblar la primera bajo un nuevo “pacto de convivencia” liderado por esta misteriosa figura independiente que no sería ni Rajoy ni Sánchez ni Iglesias ni Rivera. Así, cree Errejón, se pondrían en confluencia a muchos millones de españoles “hayan votado a la derecha, a la izquierda, hayan votado nuevo o viejo”. Añade que si para llegar a grandes acuerdos hay que echar mano de un nombre ajeno a las siglas políticas “tampoco es una locura”, apostilló.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 4 =