PP y Podemos serían los grandes beneficiados en caso de tener que repetir las elecciones

Que España necesita una segunda vuelta a la francesa se ha puesto en evidencia tras el bloqueo del Parlamento. El ajedrez de acuerdos es tan interesante que amenaza con convertirse en el tema de la cena de Nochebuena. Por si acaso, ya hay quien ha creado un App para tratar de evitarlo. Cada vez que se pronuncien palabras clave –Rajoy, Sánchez, Podemos, Frente Popular, pacto a la alemana, etc- saltarán las alarmas.

Buena idea porque aunque hay quien se empeña en convertir la política en espectáculo omnipresente, la familia, nuestros pequeños problemas, inquietudes, anhelos, deseos y sueños son mucho más importantes.

Pero si alguno no resiste y cae en la tentación de hacer de mister en Nochebuena, aquí van algunas ideas que le pueden ayudar a la mejor alineación. En mi opinión, estas son las alternativas:

Pacto a la alemana. Es decir, gobierno con el PP con la abstención del PSOE. El PP está dispuesto a ofrecer a los socialistas la presidencia del Congreso y plantear la reforma constitucional para elevar la cuestión social a la Constitución. Susana Díaz se desgañita negando este escenario. Sánchez argumenta que sería el abrazo del oso y la desaparición del PSOE. El problema es: ¿existe alternativa?

Segunda derivada: ¿Ciudadanos no exigirá nada?, ¿ni siquiera una reforma de la Ley Electoral? El novato de Rivera ofreció la gobernabilidad sin exigir peaje. Muchos ya descuentan la muerte de la Operación Roca II.

Tercera derivada: acuerdo con el PP sin Rajoy. Posible aunque improbable. El corcho gallego ya ha advertido que no sólo no se va sino que se presentará al próximo congreso. La discusión interna sólo saltara si finalmente el gobierno es arrebatado. Hasta entonces, ‘prietas las filas’. Hasta Esperanza y Aznar…

Por último, ¿qué pasaría si el PSOE se fragmentara y le diera al PP abstención suficiente para la gobernabilidad? Tampoco cabe descartarlo.

El segundo escenario posible es el Frente Popular. Sánchez lo está intentando. Eso sí, a escondidas, porque los ‘barones’ del PSOE ya han desautorizado ese escenario. Probablemente muchos socialistas no tengan problema con discutir la realidad nacional. Pero otros muchos sí. Y aunque Sánchez ha salvado los muebles –más votos y más escaños que Podemos- no deja de ostentar el peor resultado histórico del PSOE.

Por otra parte, tampoco está claro que el grupo Podemos actúe de manera homogénea. Aunque con tal de quitar el poder a la derecha, es posible que acepten. El odio une mucho.

No hay que descartar un tercer escenario: PP con apoyo de PNV y CiU. Pero en este caso, es más que probable que Ciudadanos se descolgara. Pero conversaciones con los nacionalistas, haberlas, haylas.

Si nada de esto funciona, iríamos hacia nuevas elecciones. Un ‘pequeño’ peaje de 160 millones adicionales. La democracia no es barata… Los grandes beneficiados serían el PP y Podemos. El PP porque recogería mucho voto de Ciudadanos que optaría por no arriesgar ante el riesgo –este ya cierto- de Frente Popular. Incluso podría recoger votos de socialistas descontentos con que la frustrada gran alianza. En definitiva: actuaría –de facto- como la segunda vuelta francesa.

El segundo gran beneficiario sería Podemos, fuerza emergente, en permanente campaña y con hambre de Moncloa. Probablemente por eso Podemos encarecerá el precio del eventual pacto con el PSOE. De momento ya exigen la cabeza de Sánchez. Por su parte, el PP inicia contactos, ‘mas non tropo’. Rajoy se fumará un puro. Los presupuestos ya están aprobados y el gobierno interino puede tirar al ‘tran-tran’. Sin prisa. Sin hacer nada. El mejor estilo Rajoy.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + 1 =