Querido hooligan, te escribo después de pensarlo mucho y, para qué engañarnos, tras cabreos monumentales al leerte.

No siempre hemos estado de acuerdo, soy consciente, pero últimamente lo tuyo pasa ya de castaño oscuro.

Decía Sartre que los soñadores tienden a confundir el desencanto con la verdad. Es cierto, sólo el que sueña puede sentirse desencantado, frustrado, decepcionado. Es el riesgo que se corre, que corremos. Pero el sueño, como la verdad, es el nuestro, a veces compartido, a veces no. En ningún caso tu verdad tiene por qué ser la mía y deberías empezar por asumirlo, para después respetar las verdades de los demás. Igual que deberías empezar a pensar que no tienes el monopolio del desencanto. Sólo eres uno más entre cientos, miles que hemos visto como nuestro sueño se desmoronaba y llegaba a parecer irrealizable. La diferencia entre nosotros es que hemos decidido guardar el mono de derribo y cambiarlo por el de trabajo.

Como te decía, últimamente lo tuyo pasa de castaño oscuro, vamos que estás un pelín insoportable. Perdóname la confianza, pero es fruto del hartazgo de leer cada día las barbaridades que escribes. No sé en qué momento alguien te dijo que tenías más razón que el resto y en qué momento, convencido de que esto era así, te lanzaste a vomitar todo lo que se te pasaba por la cabeza en cualquier red que se pusiera a tiro.

En esto de embarullar y tocar lo que se tercie has ido cogiendo práctica. Siempre has estado ahí, agazapado, esperando el momento propicio en el que podías soltar tu frase sesuda de turno y de paso repartir lecciones a diestra y siniestra. Los demás te escuchábamos, intentábamos decir la nuestra, defender nuestra posición, debatíamos, discutíamos. ¿Cuántas sobremesas maravillosas hemos pasado intentando arreglar los problemas del mundo?

El problema es que ahora las sobremesas se atragantan y que ya no sólo repartes carnets, ahora sientas cátedra, juzgas y, si se te lleva la contraria, insultas. Has aprendido que es mucho más practico pasar al ataque y, de hacerlo, mucho mejor en grupo, cuantas más personas haya diciendo y haciendo lo mismo, menos se notará la barbaridad que se dice y se hace y más cansado acabará el que te lleva la contraria, que si termina por rendirse mejor que mejor.

Has encontrado en las redes el campo de batalla ideal, muchas veces escondido tras el anonimato: tuiteas lo que probablemente no serías capaz de decir cara a cara. Ejemplos tenemos innumerables y son multitud los y las que te han sufrido. Desde la descalificación a la amenaza, por no hablar de esa afición tuya a juzgar y soltar estereotipos y peroratas sobre quienes no sólo no conoces de nada, desconoces lo más básico de su trayectoria personal y profesional. Ya dicen que la ignorancia es muy atrevida y la mayoría de las veces en esto de ser atrevido te llevas el premio gordo.

No termino de entender qué pretendes, si es que pretendes algo más que generar un clima de tensión insufrible, como tampoco entiendo la exhibición cual trofeo de cada bloqueo. Que alguien opte por bloquearte no es un triunfo, es un fracaso. Quien no piensa como tu te está diciendo que se ha cansado, que no quiere saber nada más de ti.

Al final acabarás creando un microcosmos en el que hables contigo mismo.

Ten en cuenta que no vas a tener más razón por gritar más alto, básicamente porque a base de tanto gritar serán muchos y muchas los que dejen de escucharte.

A la gente se la suele convencer más con argumentos; claro que tu actitud probablemente responda sencillamente a que no los tienes, lo digo sin acritud, simplemente resulta difícil de creer que el insulto sea tu única opción.

En fin, entiendo que estés más cómodo en la trinchera, pero déjanos a los demás que decidamos donde queremos estar y sobre todo déjanos que decidamos no meternos en tus batallitas y que ocupemos nuestros esfuerzo en otras cosas. Por último, recuerda que no contestarte no es darte la razón.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorUn pueblo de bueyes o ¿un pueblo de bueyes?
Artículo siguienteEs lux
A Coruña 1974, Licenciada en Derecho. Durante varios años, compatibiliza el ejercicio de abogada con su activismo en organizaciones sociales y feministas. En el año 2012, tras coordinar el área digital de varias campañas electorales funda Full of Ideas Socialmedia, donde se dedica a la asesoría política y digital.

4 Comentarios

  1. Está reclamando el derecho a hablar sin crítica. Está en realidad dando una muestra de aquello que pretende criticar. Esto es hipocresía. Y además es inaceptable.

  2. De acuerdo con vosotros. Los periodistas están acostumbrados a maquillar la realidad a gusto del jefe con un lenguaje muy bonito y muy largo, en el que muchas veces se dice mas o hay mAs trasfondo hasta en un tuit de esos. LA INFORMACIÓN Y LA OPINIÓN NO SON MONOPOLIO DE LOS PERIÓDICOS O DE 4 EMPRESAS O 40. Debe doler que llegue internet y cada uno suelte lo que quiera y tenga tanta audiencia e influencia como un periódico o más un tío desde una red social, y el que era superpoderoso ya no lo sea tanto… pero de momento es así… llega un trump sin el beneplácito de los mass media, y principalmente desde internet lanza su campaña y gana las elecciones a eeuu. en este caso es una putada, pero yo saco que los medios cada vez teneis menos influencia y poder, necesario para unos medios más libres, sin poder que atesorar desde los medios los poderosos no se estarán en financiarlos y marcar la línea editorial

  3. Y el formato del periodismo ahora mismo ha cambiado, antes el periodista escribía lo que queria, como hoy y hasta aquí muy bien, pero ahora tienen voces críticas dentro de su artículo y gente que se comunica a través de sus artículos, y puedes ver como a veces un artículo puede convertirse en una crítica a la línea editorial, al periodista en concreto o cualquier cosa, xk antes escribías y la gente accedía a ver un punto de vista, hoy puedes ver abajo en los comentarios otros muchos, que yo creo que muchas veces tienen razones muy poderosas. así que yo si fuera el dueño del periódico encantao con los “hooligans”(que no ovejitas) que nos pueden mostrar otros diferentes puntos de vista, y hacer mucho mas rico el contenido de una noticia. por no hablar de que le da vidilla y la gente yo creo que se mete mas. puedes escribir para ti sola/o como rajoy en un plasma o puedes bajar al terreno a discutir con muchas razones y argumentos con la gente, no con periodistas ni políticos. yo te planteo argumentos, no soy ningún estúpido, pero los periodistas os quedáis como rajoy escondiditos tras el plasma del ordenador. tú dices que nosotros somos los que nos escondemos, si escondemos la identidad, pero NUNCA nuestras ideas y si quieres mi identidad (no la doy xk no soy tonto, y si alguien actúa por internet con su propia identidad es que no es muy listo, además a veces uso el thor browser x ejemplo para que todo sea aún más seguro) yo en privado estoy encantado de dártela, pero no animes a la gente a que de la cara y se la parta el gobierno en una cárcel con las leyes en la mano. creo que eres abogada y de esto deberías saber, por el gobierno y por cualquiera que quiera controlarte por cualquier cosa que se te pase x la cabeza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 4 =