¡Mis anhelos son grandes!

Espero tanto, que será imposible que mis deseos se vean cumplidos.

No quiero nada para mi pero Sí, para mi familia: Que disfruten de Salud, Amor, Trabajo, Paz.

Se trata de un Deseo que me gustaría ampliar a todos los seres humanos del Planeta:

Que nadie deba abandonar su casa, su familia, su país, su Cultura, por cuestiones político/ religiosas.

Que acabe el exilio de tantos millones de Refugiados.

NO más muertes inútiles, entre los cuales niños y ancianos.

Que salga una ley a nivel global que prohíba la Fabricación y Venta de Armas.

Que quienes la infrinjan, sean castigados a perpetuidad.

Que el próximo año acabe con la corrupción, los paraísos fiscales, las desigualdades.

Que los políticos tengan claro que deben trabajar para el bien común, que su cargo no es a perpetuidad, que se trata de un Servicio temporal, No, un oficio. 

Que  Educación, Cultura, Sanidad, Vivienda, Trabajo, estén en su punto de mira de forma prioritaria. 

Exijo, al nuevo Año 2017, que los salarios mínimos y pensiones sean revisados. Deben ser modificados al alza, multiplicados por dos.

Que los pobres estemos exentos de impuestos, y que las grandes fortunas, TODAS, paguen lo que les corresponda. Que revierta sobre aquellos que lo necesitan. 

Que el año que vamos a iniciar nos permita encuentros entre Nos-Otros. Los unos y los otros no deberíamos ser extraños sino todo lo contrario.  Con mejor conocimiento, a través de la palabra, muchas dificultades podrían subsanar se.

Otro gran regalo para este 2017 que ya esta a punto de llamar a la puerta, es imprescindible, si queremos que la vida sobre la tierra siga vigente:

Que la MadreTierra, en tanto que madre, nos capacite y ayude a ser respetuosos con ella. Es preciso que la mimemos,  no la ultrajemos cual hacemos ahora. Necesitamos seguir respirando, abastecernos de todo lo que ella nos aporta: agua, minerales, flora, fauna. 

Que la Palabra sea nuestra gran arma, invisible, pero de fuerza máxima, de expansión masiva. De ahí que, quienes gobiernan lo saben y, nos quieren mudos.

Abandonemos el MIEDO. Es nuestro peor enemigo.

Que sea pues Bienvenido el 2017, el de la gran ¡esperanza!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 4 =