Puta si te acuestas gratis con quien quieres. Puta si te acuestas cobrando con quien no quieres. Si te apetecía desde el principio: PUTA. Si resulta que no te apetece: “Al final no quiso acostarse conmigo, la muy puta.” Si sales con un tipo casado, TÚ eres la puta. Si traicionas a una amiga eres MUY PUTA. Si te quedas embarazada con dieciséis, es por puta. Y si a los cuarenta aún no tienes hijos, eres una puta egoísta. Si tu hijo es mala gente, es un hijo de puta: Tú eres puta. Si tu hijo es buena gente, es un tío de puta madre ¿y entonces, qué eres tú? Pues puta. Quizá por eso te violaron: por puta. Si no quieres a ese hombre, eres puta. Si le quieres demasiado: PUTA TAMBIÉN. Si te pones límites, puta y si no te los pones, ¿adivinas? REPUTA. Si eres una jefa exigente: no puedes ser más puta. Puta si eres lesbiana y puta si te gustan tanto los rabos que los meriendas de dos en dos. Puta cada vez que no haces lo que quieren y puta cada vez que sí lo haces.

¡Qué putada!

PUTAS TODAS. PUTAS SIEMPRE. PUTASREPUTASSUPERPUTAS.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior¿Por qué insultan nuestra inteligencia?
Artículo siguienteBuenos días espartano@s!
Patricia Sornosa, cómica y persona. Como cómica cultiva un estilo directo y muy personal. El suyo es un humor combativo y sin concesiones a lo políticamente correcto, con cierta inclinación hacia los temas más escabrosos. Como persona hace lo que puede y confía en el ensayo y error como método de conocimiento. Ha grabado varios monólogos con el Canal especializado en comedia Comedy Central y también en Late Motiv, programa de televisión presentado por Andreu Buenafuente.

5 Comentarios

  1. Tal vez este insultando a la inteligencia de los temas sociales. Corto y cambio. Son temas sociales además parece que estuvieses buscando que las personas te acepten. Hay estudios que indican que una persona no puede aceptar a otra persona si no tuviera motivos que mostrar, son solo motivos que engañan la realidad que es la cadena enterrada hace más de 1000 años.

  2. !Que buen artículo! Me gusta mucho el sabor a ironía que deja en la mente…Tengo el convencimiento desde hace tiempo y aún más después de leer este artículo, que cualquier mejora en la consideración de la mujer en esta sociedad, pasa por dignificar de una vez a las “putas” y no a las vírgenes. Unas “putas”, la mayoría por desgracia, porque son victimas de la trata, la explotación y las violaciones de todo tipo. Las otras “putas”, las menos, por que como dueñas de sus cuerpos y sus vidas, hacen con ellos lo que tienen todo el derecho a hacer y les da la gana hacer…En cualquier caso la dignificación de las “putas” como personas que son y nunca han dejado de ser, no es un problema jurídico, sino ético y político y no es un problema para resolver pasado mañana ni después, sino para ahora mismo y sin más demora y para toda persona que quiera mirarse al espejo con dignidad y sin doble moral…Y a los religiosxs que esto les escueza, les recuerdo a su María Magdalena y la historia que nos dejó…

  3. Una cosa es la naturalización de algo que -de por sí- es un insulto y otra la descripción de una actividad que reduce a la mujer a la última escala social ( la de vender su cuando ya no posee otra cosa). La primera, nacida de la necesidad del hombre de degradar a la mujer, no es mejor que la segunda producto de un comercio del cuerpo ser humano y un “permino” de explotación” de su sexualidad. No sean hipócritas aquellos que defienden el término y lo utilizan como bandera: o tinen la fantasia de serlo, o realmente no se dan cuenta cuánto degradan a la mujer al tratarlas de “putas” Aunque sea el negocio mas viejo y productivo del mundo, GRACIAS A LOS HOMBRES y su machismo. Apoyar la prostitución, es ser CÓMPLICE de la trata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =