El president de la Generalitat cesado una entrevista al Punt Avui Televisió desde Bélgica, ha afirmado que su Govern hizo un “análisis equivocado de la situación” ya que pensó que en el algún momento el Gobierno de Mariano Rajoy se abriría a negociar con el Govern su hoja de ruta soberanista, y esto no ha pasado. También pensó que la Unión Europea y la OTAN controlarían la “pulsión autoritaria” del Estado contra Catalunya, y “esto tampoco ha sido así”.

Puigdemont ha augurado que si su Govern hubiera proseguido con la República catalana hubiera habido una “segunda ola de violencia” por parte del Estado.

Puigdemont ha afirmado que la aplicación del artículo 155 no es legal, y ha asegurado que, tras someterse a la justicia belga, confía en que algún día podrá volver a su casa “con normalidad” ya que considera que no ha infringido ninguna ley.

En la entrevista, Carles Puigdemont ha criticado el Rey por el discurso del 3 de octubre tras el referéndum en Catalunya, “el monarca adoptó la posición del PP” cuando, debería haber sido neutral: “Ha decepcionado a mucha gente de dentro y de fuera del Estado”. “Ha dejado de ser el Rey de la mayoría de los catalanes pese a que le continuamos pagando generosamente”.

Puigdemont se siente decepcionado por que los independentistas no hayan podido cerrar una lista unitaria de cara a las elecciones del 21D, pero sin reprocharles nada. Liderará Junts per Catalunya en una candidatura con numerosos independientes.

Respecto a los hechos ocurridos durante el 26 y 27 de octubre, Carles Puigdemont ha explicado que, cuando contempló renunciar a la declaración de independencia y convocar elecciones, pidió al Estado que aceptara ciertas condiciones que no quiso.

Por ejemplo retirar del dispositivo especial de Policía y Guardia Civil, no aplicar el artículo 155 y que no hubiera gente relacionada con el proceso soberanista en la cárcel.

Puigdemont ha criticado el fichaje del exdirigente de Unió Ramon Espadaler por el PSC, asegurando que hay algunos políticos que se alían con formaciones que priorizan “la unidad de España al progreso social”, en alusión al partido que lidera Miquel Iceta.

Para Puigdemont la dimisión del conseller Santi Vila por estar en descuerdo sobre declarar la República desde el Parlament de Catalunya, la respetaba, pero esa posición es la “contraria” a la que se había comprometido con el resto del Govern.

Desde Bélgica Puigdemont ha defendido que el “Govern que está en la cárcel ‘y el que está en Bruselas’ es el Govern legítimo de Catalunya y tiene que continuar siéndolo”, asegurando que no tiene que volver forzosamente a ser presidente de la Generalitat si su lista no es la más votada entre las candidaturas soberanistas el 21D.

Si gana un partido independentista las elecciones que no es el suyo, como por ejemplo Esquerra Republicana, los republicanos tendrían el derecho de proponer el candidato a la Generalitat que consideren oportuno: “Por descontado. Solo faltaría”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =