La Fiscalía federal de Bélgica, remitió el sábado por la tarde cinco órdenes de detención europea contra el presidente catalán depuesto, Carlos Puigdemont, y los otros cuatro miembros del Govern cesados que permanecen en Bruselas. Así en 24 horas se sabrá si finalmente son detenidos hasta su extradición a España o si podrán esperar, con restricciones, en la calle.

Las dos fiscalías examinan estas euro órdenes para “iniciar el proceso judicial de conformidad con la legislación y lo antes posible”, y designar al juez instructor que se encargue del caso. El fiscal de Bruselas comunicará el resultado del caso este domingo a las 14h.

“Desde el momento que sean privados de libertad, podrán comparecer ante un juez”, explicó la Fiscal, no significa “que vayan a ser esposados, si no presentan resistencia ni riesgo de fuga”, aunque “sí rodeados de policías”.

Una vez estén detenidos, el juez de instrucción deberá decidir si acepta o no la euroorden y, de hacerlo, mantendrá a los acusados en prisión preventiva o bien les dejará en libertad bajo “ciertas condiciones”.

Si el juez de instrucción emite la orden de detención, el caso “se somete a la sala del Tribunal de Primera Instancia, que debe decidir dentro de los 15 días posteriores a la emisión de la euroorden” si ésta se puede ejecutar.

“Si alguna de las partes implicadas no está de acuerdo con la decisión de la sala, puede recurrir ante el Tribunal de Apelación”, que dispondrá de 15 días para tomar una decisión, agregó el Ministerio Fiscal.

El procedimiento de entrega a España, donde los citados políticos catalanes está reclamados por la Audiencia Nacional, puede teóricamente demorarse un total de 60 días, y otros 30 días adicionales en casos excepcionales. La Fiscalía informará sobre la situación del expresidente y los exconsejeros regionales hacia las 14.00 hora local (13.00 GMT).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 6 =