En menos de una hora la cadena RTBF  emite la entrevista con Carles Puigdemont con el que el expresidente de la Generalitat empieza su campaña en el exilio para las elecciones del 21 de diciembre.

Carles Puigdemont, pendiente de la confirmación de la orden de búsqueda y captura de la Justicia española, sigue empecinado en ser el candidato del PdCat  en el exilio, mientras su vicepresident y otros seis exconsellers  de su Govern están en la cárcel.

Fuentes cercana al PdCat confirman a Diario 16 el malestar de su aptitud y otros cuatro exconsellrs por marcharse a Bélgica para evitar dar la cara ante la justicia española.

El depuesto presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, acudió a los estudios de RTBF para una entrevista exclusiva sobre la situación política en España y su visión del futuro de Cataluña.


Si bien la orden de detención europea aún no ha sido otorgada por las autoridades españolas, Carles Puigdemont dice que quiere comprometerse “en la justicia real (de Bélgica), pero no en la justicia española”.  ”No he huido, pero es imposible prepararse bien”

.El ex presidente catalán dice que ha venido para evitar una ola de violencia: “Nunca ha sido la violencia una opción para nosotros”.

En cuanto a su presencia en suelo belga, asegura que no quiere “belgianizar la política catalana” y aún no se han reunido con funcionarios belgas. “Lo que queremos de España es reconocimiento, respeto”.

Puigdemont Quiere ser el candidato del PdCat en las elecciones del 21 de diciembre, “dispuesto a ser candidato”. Repreguntado por el periodista si podría hacerlo desde el extranjero, Puigdemont ha respondido “y tanto” (bien sur, en el francés original de la entrevista).

El abogado belga Puigdemont, Paul Bekaert, apelará si un juez belga decide entregar” al expresident a las autoridades españolas, según ha afirmado en declaraciones a la televisión flamenca Terzake.

La orden aun no ha sido emitida por la jueza de la Audiencia Nacional, el letrado belga ha señalado que la OED ya empezó a elaborarse este jueves en Madrid y podría llegar este viernes a Bruselas si la jueza Lamela Carmen la aprueba.

El abogado belga, ha advertido que no hay prisa, porque el proceso burocrático podría llevar entre mes y medio o dos meses, hasta que realmente se pueda aplicar una hipotética orden de detención europea.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diez − siete =