El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha iniciado su comparecencia reconociendo las diferencias de opinión de los catalanes y mostrando su respeto a todas las sensibilidades. Sin embargo, pronto ha comenzado a criticar la opresión policial del referéndum del 1-O.

Según explica, “lo que comunicaré hoy no és una voluntad personal ni una manía de nadie, es el resultado del 1-O”.

Puigdemont asegura que “la actuación del Estado ha conseguido meter presión en el pueblo de Catalunya”. Afirma que “Soy muy consciente que hay gente preocupada por lo que está pasando y lo que puede pasar”.

También hace un reconocimiento a todos aquellos que hicieron posible que el pasado 1 de octubre se pudiera votar en Catalunya: “A los votantes del sí, del no y del voto en blanco. A todos aquellos que pusieron su grano de arena”. Por estas palabras el president del Govern recibió el aplauso de la cámara.

Durante su intervención, también ha afirmado que “desde la muerte de Franco, Cataluña ha sido el motor económico de Espanya y un factor de modernización y estabilidad” y ha confirmado que “en el año 2005 el 88% de este Parlament, siguiendo los procedimientos marcados por la Constitución, aprobó una propuesta de Estut de Autonomia que desembocó en una gran campaña de catalanofobia”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cinco =