Los dirigentes máximos de PSOE y PSC salieron a la rueda de prensa con una cara que mezclaba satisfacción, alivio y reconciliación. Y eso que en un hombre como Javier Fernández es complicado por sus expresiones faciales adustas, recias y livianas cual suspiro. Miquel Iceta, sin embargo, era todo brillo en su faz. Se le notaba satisfecho aunque tenso a la espera de las preguntas de los periodistas reunidos en la sala de prensa de Ferraz. Meritxell Batet, por su parte, era la sonrisa personificada al entrar. Parecía con su expresión estar diciendo por dentro “Vuelvo a casa”. Mario Jiménez, cual águila que otea el horizonte, miraba a los medios allí congregados. Aún no reconoce, por mucho que lo mira al redactor de Diario 16, por suerte.

Minutos antes, Fernández e Iceta habían firmado el acuerdo “Para un fortalecimiento de las relaciones PSOE-PSC” que contiene la forma en que la relación de ambas fuerzas políticas va a ser canalizada. Un acuerdo que no pasará por las bases, ni Comité Federal (Consell Nacional en el caso del PSC). Pero un acuerdo, a decir de los intervinientes, que se espera fructífero y tan largo en el tiempo como el anterior que se firmó en 1978. Para Fernández este acuerdo “fortalece y clarifica el vínculo entre el PSOE y PSC”, y para Iceta el acuerdo sirve para que haya “más compromiso, más presencia y más empeño”. Eso sí, ninguno de los dos ha escondido que la relación pasó por un momento malo aunque “la ruptura no estuvo sobre la mesa, ni que los afiliados del PSC no pudieran votar en las primarias” ha declarado Fernández.

Iceta toma la palabra

La rueda de prensa, en referencia al acuerdo, ha sido prácticamente un monólogo de Miquel Iceta. Estaba con ganas de explicar lo malos entendidos que había leído en la prensa respecto al acuerdo alcanzado. Para el primer secretario del PSC lo necesario es que “haya más PSOE en Cataluña y más PSC en España”. No cree que el acuerdo alcanzado suponga establecer una relación asimétrica, sino todo lo contrario. Va a permitir permear ambas organizaciones de mayor forma con las opiniones de los demás.

Respecto a si las decisiones de Cataluña serán impuestas por la Comisión Coordinadora del Acuerdo, Iceta ha mostrado una tajante negativa. “Las decisiones sobre alianzas en Cataluña las tomará el Consell” ha afirmado, cuestión bien distinta es que lo dialoguen con el PSOE. La relación entre ambos ha ganado peso político, algo que echaba de menos anteriormente.

Respecto a lo acontecido en Noviembre y la abstención en la investidura de Rajoy, Iceta ha entonado el mea culpa: “Yo estoy arrepentido de no haber encontrado una solución consensuada a ese problema”. Pero hoy (por ayer) cree que es un motivo de alegría haber solventado las dificultades de la relación. Desde 1978, recordaba, hasta la fecha han cambiado muchas cosas y otras no se podían prever en aquel momento. Gracias a esta firma la canalización de las relaciones es más fluida y clara.

El censo y las primarias

Cuestionados sobre si lo que va a existir en el PSC respecto a las primarias socialistas es una especie de voto rogado (cuando el elector tiene que solicitar poder votar como en EEUU), tanto Fernández como Iceta han negado tal cuestión. En ningún momento los afiliados del PSC van a tener que solicitar votar. De hecho es al contrario, tendrán que decir que no quieren estar en el censo para participar en las primarias. Iceta ha explicado que el censo del PSC está entorno a los 17.000 militantes pero que, al no tener establecida la modalidad del PSOE de pago por transferencias bancaria sino que pagan en las agrupaciones, no saben qué cantidad está realmente al corriente de pago. Estima que será una cifra cercana a los 15.000 afiliados.

Para evitar suspicacias y llegadas masivas de afiliaciones, Iceta ha sido claro y conciso, cerrarán el censo a la mayor brevedad posible. “A mí me da lo mismo votar más, tener 10 delegados más o menos, o dos puestos más en el Comité Federal, lo importante es la relación” ha dicho el catalán. Por eso, era necesario que, independientemente de lo que el PSC haga en Cataluña con su masa total de afiliados y simpatizantes, se asimilara en partido catalán a la forma de trabajo del PSOE respecto al censo.

Ninguno de los dos dirigentes socialistas ha querido hablar del proceso de primarias. Al no haber convocado proceso, han desestimado hablar sobre posibles candidatos futuros, aunque “haya algunos que ya estén haciendo campaña”. Es más, han recordado que aún no ha sido fijado el calendario ni de primarias, ni congresual por el Comité Federal. Sí han comunicado que en breve se convocará al máximo organismo entre congresos del PSOE para fijar fechas concretas. A finales de marzo entienden que podría ser. También han confirmado que Batet se incorporará “desde ya mismo” a la dirección del Grupo Parlamentario Federal del PSOE.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + Trece =