Ante los daños producidos el pasado mes de abril por las heladas acaecidas en la provincia de Ourense, la diputada Rocío de Frutos ha registrado en el Congreso de los Diputados una Proposición no de Ley con la que el Grupo Socialista insta al Gobierno “a proceder, conforme a lo previsto en la Ley 17/2015 de 9 de julio del Sistema Nacional de Protección Civil, a la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, con aplicación de las medidas previstas en el artículo 24 de la citada Ley”.

Entre otras medidas concretas, la Proposición no de Ley insta al Gobierno a habilitar ayudas directas por los daños materiales producidos, tanto en los bienes de personas y empresas como en los de las Administraciones, así como por los gastos ocasionados para hacer frente a la catástrofe. Asimismo, pide indemnizaciones por los daños producidos en explotaciones pesqueras, agrícolas y ganaderas.

La iniciativa socialista contempla también la aplicación de beneficios fiscales y bonificaciones en las cotizaciones de la Seguridad Social para las empresas y explotaciones afectadas, el establecimiento de líneas de crédito preferenciales para financiar la reparación de instalaciones, equipos y vehículos dañados, y la concesión de anticipos por parte del Estado sobre las ayudas y subvenciones a las que se tenga derecho por la catástrofe. Además, que se habiliten los créditos extraordinarios para dar cobertura presupuestaria inmediata a estas ayudas. Las medidas que se aprueben, solicita, deben contemplar al menos el nivel de ayuda previsto en otras normas aprobadas para compensar daños producidos por catástrofes naturales.

De Frutos señala que “la fuerte helada que cayó los días 26 y 27 de abril en la provincia de Ourense afectó de lleno al sector vitivinícola; los daños se estiman entre un 20% y un 30% de las zonas productivas y afectan a todas las denominaciones de origen como las de Valdeorras, Monterrei, O Ribeiro o A Ribeira Sacra, así como a otros cultivos como la patata en A Limia o el pimiento de Oimbra y otros productos hortícolas”.

Así, indica que en O Ribeiro , la helada afectó al 100% de los viñedos situados en las partes más bajas de las riberas del Avia, que el Consello Regulador apunta unas pérdidas entre el 70% y el 80% de la producción en las partes medias y algunas viñas en zonas altas y ribeiras del Miño y Arnoia, de tal modo que se calculan daños por unos 7,2 millones de euros. En Monterrei, la incidencia de la helada se calcula en más de un 70% de afectación y un 95% de la cosecha. En Valdeorras, la media de daños de la Denominación de origen se sitúa en torno al 20% de la cosecha con pérdidas por 3,8 millones de euros. En la Ribeira Sacra, las pérdidas se estiman en 3,5 millones de euros con más del 30% de la superficie del viñedo dañado.

“Desde hace años no acontecían en la provincia de Ourense unas condiciones meteorológicas semejantes y los daños producidos están siendo cuantiosos al darse una situación poco previsible”. “Se estima, abunda, que se han producido daños por una valor de 72 millones de euros con afectación de las cuatro denominaciones de origen. A estos daños hay que añadir los derivados de recuperación de las vides que ascienden a 2,2 millones de euros que de forma inmediata tienen que desembolsar los productores para intentar salvar las explotaciones”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =