La portavoz socialista de Igualdad, Ángeles Álvarez, y la portavoz socialista de Empleo, Rocío de Frutos, han reclamado hoy a los grupos parlamentarios “unidad y agilidad” para la aprobación de la proposición de ley presentada por los socialistas para garantizar una pensión a todos los hijos e hijas de víctimas de violencia de género, que comienza a tramitarse hoy en Ponencia en el Congreso. “Hay muchos menores esperando que estas prestaciones les permitan vivir con dignidad”, señaló la portavoz de Igualdad.

Se trata de una iniciativa impulsada por el Grupo Parlamentario Socialista, que se incorporó con posterioridad al Pacto contra la Violencia de Género, y que será la primera “iniciativa legal que vea la luz en materia de violencia de género después de los acuerdos firmados el año pasado en el marco del Pacto de Estado”, ha subrayado Ángeles Álvarez. “Esperamos mucha agilidad en la tramitación de esta iniciativa, porque no es una ley compleja pero toca a cuestiones sustanciales que tienen que ver con una reforma importante para garantizar cantidades dignas para la supervivencia de estos menores huérfanos”, ha indicado.

Para los socialistas, “tanto el número de niños y niñas beneficiarias, como la cuantía de la prestación que van a recibir son dos cuestiones esenciales”. Asimismo, “queremos que sea una pensión contributiva garantizada en el ámbito de la Seguridad Social”, han afirmado. “Nuestra propuesta garantiza una prestación vinculada a las prestaciones de la Seguridad Social, mientras que las enmiendas del PP la vinculada a las condiciones que estipulen cada año los PGE. Nosotros queremos garantizar por Ley el reconocimiento de una prestación y una cantidad que no fluctúe por vaivenes coyunturales o políticos”.

En este sentido, la portavoz de Empleo, Rocío de Frutos ha explicado que “vamos a intentar mantener la Ley en los términos en los que está redactada, porque el PP, con sus enmiendas, pretende convertir la prestación en una prestación no contributiva”, lo que supone, por un lado, “una menor cuantía para los menores afectados” y por otro, “transformar la naturaleza jurídica de la prestación: no es igual que sea una prestación contributiva con cargo a la Seguridad Social, o que sea no contributiva, con lo que estaría vinculada a vaivenes económicos y presupuestarios”.

Otra cuestión importante es “que el PP quiere que la Ley tenga efectos a partir del momento de su aplicación, y nosotros queremos que se aplique a todos los supuestos desde 2004, año en que se aprobó la ley de medidas integrales contra la violencia de género”. “Mayor garantía, mayor cuantía y mayor amplitud de la pensión de orfandad para los menores víctimas de violencia de género”, ha reclamado Rocío de Frutos.

“El PP lo que quiere hacer es transformar la naturaleza jurídica de la prestación; no es igual que sea una prestación contributiva con cargo a la Seguridad Social o que sea no contributiva, con lo que cada año puede fluctuar en función de los Presupuestos. Nosotros queremos garantizarla en el ámbito de la Seguridad Social”, ha abundado Ángeles Álvarez. “Lo que se está dirimiendo es fundamentalmente un aspecto económico. Las enmiendas que ha presentado el PP rebajan sustancialmente la cuantía de la percepción y el número de personas que la recibirían”, ha añadido la portavoz de Igualdad que ha asegurado que “dado que ya ha transcurrido medio ejercicio presupuestario, con la previsión contemplada por el gobierno en los PGE 2018 le salen las cuentas para dar cumplimiento a esta Ley en los términos en los que nosotros la estamos proponiendo”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 19 =