El portavoz socialista de Fomento, César Ramos, ha solicitado la mediación o arbitraje del Gobierno, ante el conflicto laboral entre el personal de cabina de los trenes AVE y Larga Distancia de Renfe y la empresa adjudicataria, Ferrovial “si voluntariamente lo aceptan las partes para la solución de esta complicadas relaciones laborales” con el objetivo de dar cobertura de convenio a este sector, que actualmente, se encuentra individualizado mediante el contrato de trabajo. Ramos le ha dicho al Gobierno que “no puede mirar para otro lado en este conflicto que cuenta con trabajadores represaliados por seguir convocatorias de huelga a los que la Audiencia nacional les ha dado la razón”.

El Grupo Socialista reclama al Gobierno que intervenga en el conflicto laboral que enfrenta a la empresa adjudicataria del servicio de a bordo de los trenes AVE y Larga Distancia de Renfe y a los trabajadores que lo prestan, situación que conllevado a estos profesionales a secundar desde finales de febrero periodos de huelga para reivindicar sus derechos, conflicto que afecta a una plantilla de 2000 trabajadores. Por ello, el PSOE ha registrado una serie de iniciativas, manteniendo contacto permanente con los representantes de los trabajadores.

Ramos ha interpelado al Gobierno en cuanto “si Renfe tiene previsto prorrogar el actual contrato o en caso de licitar uno nuevo, si prevé mantener o reducir la partida económica para la prestación del servicio”. Igualmente, el PSOE está interesado en las actuaciones de Renfe por si su intención es “velar por los puestos de trabajo de los servicios a bordo, mediante la introducción de una cláusula de licitación que obligue a la subrogación del 100% de la plantilla en el caso de cambio de proveedor del servicio”.

Renfe se convierte en intermediaria entre la empresa y los trabajadores ante la pasividad del Gobierno 

“Valoramos positivamente que después de las múltiples peticiones desde el Grupo Socialista al Gobierno, Renfe haya decidido hacer de intermediario entre empresa y trabajadores”, señala el portavoz socialista de Fomento.

La respuesta del Gobierno, subraya el PSOE, contrasta con las cuestiones “sobre si tenía previsto intervenir en el conflicto, su opinión en no haber renovado el convenio colectivo, sobre la reducción del personal que presta al servicio en los trenes, o sobre el malestar de los trabajadores”, y sostienen a raíz de la postura del Ejecutivo, “que se ha querido quitar del medio en un tema que es de su competencia, porque afecta al servicio que da una empresa pública, como es Renfe, a los usuarios, además de afectar a un colectivo importante de trabajadores”, ha advertido Ramos.

“El Gobierno no puede mirar para otra parte cuando empresas adjudicatarias de servicios, llevan a cabo acciones encaminadas a implantar peores condiciones laborales y recortar sus derechos”, ha afirmado el portavoz socialista.

El Gobierno debe  conocer que hay trabajadores que han sido represaliados

El Grupo Socialista se sitúa como altavoz de los trabajadores que denunciaban “haber sido represaliados por seguir convocatorias de huelga”, dijo Ramos, recordando que ya se pidió la comparecencia del presidente de Renfe en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados para que explique el conflicto laboral existente.

Respecto a esta denuncia de represalias, el portavoz socialista ha señalado que la Audiencia Nacional viene a dar la razón a los trabajadores en su sentencia del 23 de junio de este año, que declara nulo el ERTE llevado a cabo por la empresa, entendiendo que se conculcaron los derechos de libertad sindical y huelga al haberse adoptado como reacción a la convocatoria de huelga. Desde el PSOE consideranvergonzosas estas prácticas intentando evitar que los trabajadores hagan uso de sus derechos, prácticas que han contado con la complicidad del Gobierno del PP, que tendrá que dar explicaciones en el Congreso de los Diputados”.

El PSOE solicita al Gobierno que “en los pliegos de los contratos de las empresas públicas se garanticen las condiciones laborales y los puestos de trabajo y que no se convierta en una subasta que está precarizando las condiciones de los trabajadores con el beneplácito y  complicidad del Gobierno del PP”, y han advertido que “el Grupo Socialista seguirá con atención los pliegos del contrato que saque Renfe para los servicio en los trenes AVE y Larga Distancia, para que no se vuelvan a dar conflictos laborales como el que estamos viviendo ahora”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =