La Psicología y su mundo están presentes en la pequeña pantalla. Así que, qué mejor que ver alguna serie en la que poder identificar algunos aspectos interesantes de la psicología y lo que rodea a la profesión; sobre todo, ahora que llega el frío.

En primer lugar, me voy a centrar en una serie donde el centro de la acción transcurre en un grupo.

GO ON

Protagonizada por Mathew Perry (‘Friends’), la serie narra el desarrollo de un grupo de terapia y de las personas que lo forman, así como la terapeuta que lleva el grupo.

La serie comienza cuando Ryan King (Mathew Perry), famoso locutor deportivo de radio, sufre una crisis de ansiedad tras reincorporarse al trabajo después del fallecimiento de su esposa. Tras el mismo, se ve obligado a asistir a una terapia de grupo en la cual todos los participantes comparten la situación de duelo ante una pérdida.

En clave de comedia y a lo largo de los 22 capítulos que conforman su primera y única temporada, se repasa cómo van evolucionando los personajes y la importancia que tiene el apoyo social y el formar parte de un grupo más o menos normal para salir de determinadas situaciones. Así, nos invita a reflexionar sobre la necesidad de apoyo social que tenemos y la importancia que en ocasiones damos a hechos menos importantes como forma de enmascarar lo que realmente nos preocupa.

Si bien, hay que tener en cuenta que la idea de grupo de terapia que presenta la serie dista bastante de lo que nos encontraríamos en nuestro país. En España, para llevar un grupo hay que contar con mayor experiencia y formación de la que cuenta el personaje que lleva el grupo y el grado en el que la “terapeuta” se implica en el grupo y muestra sus problemas es una línea que los psicoterapeutas nunca debemos cruzar. Pero, lo importante es ver el desarrollo del grupo y los personajes como tal.

La serie fue cancelada por sus discretos datos de audiencia, aunque obtuvo varias nominaciones a mejor comedia del año 2012.

 WEB THERAPY

La serie, protagonizada por Lisa Kudrow (seguimos en el universo ‘Friends’), cuenta la particular forma en que la terapeuta Fiona Wallice concibe la terapia y cómo la desarrolla según esta particular concepción, en capítulos de 20 minutos y en tono de comedia.

Tras dejar la empresa en la que trabajaba, Fiona decide comenzar su carrera como terapeuta. Según ella, las tradicionales sesiones de 50 minutos contribuyen a que el paciente introduzca en las mismas historias que son irrelevantes para el proceso terapéutico, por lo que decide que se dedicará a la Terapia OnLine, estableciendo sesiones de 3 minutos de duración que obligan a los pacientes a centrarse sólo en lo importante.

A lo largo de las cortas sesiones, Fiona no puede evitar introducir sus intereses personales, interrumpe al paciente y se deja llevar por todo lo que no deben hacer los terapeutas, convirtiéndose así en la anti-terapeuta por excelencia.

En la serie, además, realizan cameos actores, cantantes, presentadores de televisión y gente popular, lo que hace que la serie sea más atractiva para el espectador por ver a esas personas interpretar papeles bastante diferentes a lo que hacen normalmente. Así, por la serie han pasado Darren Chris (‘Glee’), Courtney Cox (‘Friends’), Connan O’brien (presentador de TV), Natasha Bedingfield (cantante) Meryl Streep o Meg Ryan, entre otros muchos.

La serie, que comenzó a emitirse a través de internet en 2008, dio su salto a la pequeña pantalla en 2011 y cuenta con 6 temporadas y 133 episodios. Oficialmente no ha sido cancelada, pero no se emite desde 2014.

Además de presentarnos a la anti-terapeuta por excelencia, ‘Web Therapy’ nos presenta un tipo de terapia que cada vez tiene más auge y que se lleva a cabo, casi siempre, como complemento a las sesiones terapéuticas tradicionales, dejándose para determinadas situaciones, como cuando el paciente está de vacaciones o se va por un período de tiempo del lugar donde ha iniciado la terapia y la única forma de realizar la sesión de terapia es a través de videoconferencia.

EN TERAPIA (In Treatment)

La serie, que comenzó a emitirse en 2008 y que, aunque sin cancelación oficial por parte de la cadena que la vio nacer (HBO), dejó de emitirse en 2010, contó con una extraña forma de emisión a lo largo de sus 3 temporadas.

Se nos presenta a Paul Weston (Gabriel Byrne), un psicoterapeuta psicoanalista que atiende a pacientes de todas las edades en su consulta de Nueva York, a los que ve una vez por semana. Además de mostrarnos los problemas de los pacientes, la trama también nos acerca a los problemas del propio terapeuta, que acude periódicamente a hablar con Gina, una psicoanalista ya retirada que, en su día, fue la supervisora de Weston.

La serie se compone de 106 capítulos, divididos en 3 temporadas. Cada temporada tiene una duración diferente y está compuesta por unos personajes diferentes.

En capítulos de 25 minutos de duración se nos mostraba una sesión de terapia por capítulo y cada capítulo hacía referencia a un paciente concreto, lo que nos permitía seguir las diferentes sesiones de terapia de cada personaje y nos dejaba ver cómo evolucionaba con el tiempo. Incluso daba la posibilidad de saltarte los capítulos de aquellos pacientes (personajes) que no nos gustaran o con los que no sintiéramos cercanía.

El recorrido que se hace a lo largo de los capítulos nos permite acercarnos a un modelo de psicoterapia más actual, sin diván, sin mesa de por medio,… y muestra a una figura de terapeuta también más cercana. Nos permite ver que los psicoterapeutas no somos “la perfección” y que, en ocasiones, podemos vernos reflejados en la vida o los problemas de nuestros pacientes, teniendo también que hacer frente a ello.

Además, se nos adentra en la terapia psicoanalítica, mostrándonos las sesiones de supervisión por las que tienen que pasar todos los profesionales que la desarrollan y que, cada vez más, se va haciendo en otros tipos de terapia.

Esa supervisión, o sesiones de terapia para terapeutas, ayudan a resolver esos problemas que los psicólogos también tenemos y nos enseña a no llevarlos a nuestra propia práctica terapéutica.

En Terapia‘ consiguió más de 30 nominaciones a diferentes premios, entre ellos el Globo de Oro a Mejor Actor Protagonista de Drama: Gabriel Byrne, que ganó en 2009.

Estos son sólo tres ejemplos de cómo se retrata la profesión en la televisión más o menos actual. Seguiremos repasando. Estad pendientes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =