Comisiones Obreras (CC.OO.) celebrará el domingo 21 de Enero, día del centenario de Marcelino Camacho, un homenaje al que fue padre del sindicalismo moderno y primer secretario general de este sindicato entre 1976 y 1987.

¡Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar!

Marcelino Camacho, nació el 21 de enero de 1918 en Osma La Rasa (Soria). Fue Hijo de un ferroviario afiliado a UGT, llevaba inscrito su carácter sindicalista. Marcelino contaba al final de su vida como el cura de su pueblo casi le convence, pero “El cura me quiso llevar al seminario, pero yo quería ser ferroviario como mi padre”, y se fue con los trenes.

En 1935, comenzó a organizar un sindicato y se afilió en el Partido Comunista de España.

Durante la Guerra Civil, ayudó junto a su padre y otros ferroviarios a descarrilar en su pueblo la locomotora 531 para bloquear la comunicación de las tropas franquistas.

Cuando acabó a guerra, las tropas franquistas le detuvieron en Madrid, que le llevó a ser condenado a trabajos forzados en Tánger, pero en 1944 se escapó y se fugó a Orán (Argelia). En 1957 fue indultado y regresó a España.

Volvió en 1957, ya casado con Josefina, su compañera. Ese mismo año comenzó a trabajar de oficial fresador en Perkins Hispania y retomó su trabajo sindicalista en la clandestinidad.

Se comenta que el embrión de las Comisiones Obreras, es en la mina La Camocha o en la siderurgia vizcaína. Camacho está en esta lucha lucha sindicalista que le volvió a llevar a la cárcel, en 1966. Salió pronto, aunque le duró poco la libertad al ser detenido al año siguiente. En 1966 los compañeros de la Perkins, le respaldaron de forma unánime.

Volvió a ser detenido en 1972, víctima del famoso proceso 1.001 que lo

Fue uno de los fundadores de las Comisiones Obreras, sindicato de inspiración comunista. Conto su hijo Marcel, que en l967, “los grises”, la policía franquista le aviso de su inmediata detención para que se exiliara, pero Camacho prefirió ser detenido y pasar nueve años en la cárcel de Carabanchel. Tras el Proceso 1001, que le llevó a la cárcel junto al resto de la cúpula de CCOO (Nicolás Sartorius, Miguel Ángel Zamora, Pedro Santiesteban, Eduardo Saborido, Francisco García Salve, Luis Fernández, Francisco Acosta, Juan Muñiz Zapico y Fernando Soto) a finales de 1973. Recobró la libertad en 1976.

Unas historias entrañables cuentan como su mujer Josefina, para hacer menos frías y duras esas estancias en la cárcel, le tejía sus jerseys de cuello vuelto, llamados “los marcelinos”, durante la transición.

La transicion a la democracia le devolvió la libertad y las CCOO fuerin lefalizadas, se eso se cumplieron 40 años e pasado abril. Fue elegido secretario general en 1977. Durante esos años históricos del sindicalismo, coincidio con otro de los lideres históricos, Nicolas Redonso, entonces secretario general de UGT.

Durante un debate en la única televisión pública de la época, Marcelino Camacho escuchó la frase célebre del otro líder histórico del sindicalismo y antiguo secretario general de UGT, Nicolás Redondo: “Mientes Marcelino y tú lo sabes“.

Fue diputado comunista por Madrid entre 1977 y 1981, vivió casi toda su vida en el barrio de Puerta Bonita, en Carabanchel (Madrid) y aún muchos recuerdan la frase Falleció el 29 de octubre de 2010.

Dejó el liderazgo del sindicato en manos de Antonio Gutiérrez y se convirtió en su presidente de honor.

Se alineó con el sector crítico de CC OO, cercano al Partido Comunista. Lo que le llevó a perder su cargo honorífico. En la pugna entre Ignacio Fernández Toxo y José María Fidalgo por la secretaria general, se posicionó por Toxo, que fue elegido Secretario general.

El último acto público de Josefina, en un delicado estado de salud, fue en el último Congreso Confederal de las Comisiones Obreras celebrado el pasado verano, donde apareció entre el secretario general saliente, Toxo y el entrante, Unai Sordo.

N la resentacion de los actos, el secretario general de CCOO, Unai Sordo destacó el papel de Marcelino junto al de la mayoría trabajadora en la transición “que tuvieron, no solo la enorme visión y la talla política de entender el momento histórico, sino la enorme grandeza moral y ética de interpretar correctamente su historia personal para que nuestro país recuperara los derechos y las libertades con una generosidad política y vital enorme”.

Además, el secretario general de CCOO, ha señalado que “hay que hacer pedagogía, sin añoranza, pero entendiendo la dimensión y el papel que jugó la mayoría social en esos tiempos y en los actuales. Ambos se mueven por unos valores de justicia, de igualdad, de equidad, de compañerismo, de vínculo con lo colectivo, con honestidad y firmeza en los principios pero no exentas de la necesidad de adaptarse a las distintas situaciones. Esto es lo más digno que se puede hacer en esta vida: defender y representar los derechos de la mayoría de la clase trabajadora de cualquier país”, concluyó Unai Sordo.

Marcel Camach intervenó en representación de la familia Camacho, destacando su compromiso con la celebración del centenario “porque la memoria es un arma de futuro” y ha denunciado que “hoy se habla de la Transición de una forma que se falsea. Esa historia es la historia de muchas personas, centenares de obreros que pasaron por las cárceles, de las marchas de los metalúrgicos. En la memoria irreal de la Transición se ha trabajado muchos para configurar la imagen que alguien quería… Pero la política hoy como entonces, no está solo en los pasillos del Parlamento sino en las calles”.

Con motivo del centenario del nacimiento de Marcelino Camacho, CCOO, IU, el PCE y la familia de Marcelino han organizado diversos actos conmemorativos a lo largo de 2018 para recordar la figura, trayectoria y legado del que fuera primer secretario de CCOO y miembro histórico del PCE. Su vida fue un ejemplo de coherencia, firmeza y compromiso con la lucha por las libertades, la igualdad y los derechos sindicales y sociales.

El primero de los actos tendrá lugar el domingo 21 de enero en el Auditorio Marcelino Camacho (c/ Lope de Vega, 40 – Madrid) a las 11,30 horas. Conducido por los actores Gloria Vega y Carlos Olalla, contará con distintas intervenciones, entre ellas la de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, así como con la actuación del cantaor Juan Pinilla.

Han comprometido su asistencia numerosas personalidades, desde representantes de partidos políticos, a nivel nacional y del Ayuntamiento de Madrid; el presidente del Consejo Económico y Social, Marcos Peña; el exsecretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo; dirigentes históricos del sindicato como Nicolás Sartorius; el secretario general de UGT, Pepe Álvarez y los exsecretarios Nicolás Redóndo y Cándido Méndez; Cayo Lara, que fue coordinador general de IU; José Luis Centella, exsecretario general del PCE, así como representantes de otras organizaciones sindicales y sociales; a escritores y artistas como Almudena Grandes, Luis García Montero, Benjamín Prado, Juan Genovés o Ángel Aragonés, entre otros.

Antes del acto, a las 10,30 horas, el secretario general de CCOO, Unai Sordo; el coordinador general de IU, Alberto Garzón, el coordinador del PCE, Enrique Santiago, y los hijos de Marcelino, Yenia y Marcel, atenderán a los medios de comunicación.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + veinte =