Foto de Agustín Millán.

“Vergüenza” volvió a ser la palabra más repetida ayer frente al Senado. El presidente israelí había sido invitado por el Gobierno del PP a pronunciar un discurso frente a los senadores y diputados en un acto conjunto “nada protocolario” según los congregados entre los que se encontraban varios senadores y diputados de Unidos Podemos, que rechazaron permanecer en el interior del hemiciclo.

En la calle senadores y diputados, junto con representantes de los sindicatos y de organizaciones como Palestina Toma La Calle, la Asociación Comunidad Hispano Palestina Jerusalén y Paz Ahora, esperaban su llegada con banderas palestinas para expresar una protesta pública contra esta invitación.

José Ramón Arrieta senador electo de Podemos por Guipúzcoa, en declaraciones a Diario 16, “le parece increíble que el Senado tome protagonismo por dos hechos criminales: la semana pasada por la aplicación del 155 y hoy para recibir a un genocida como es el presidente de Israel.”

Vanesa Angustias senadora de IU en Podemos-En Comú-Compromís-En Marea, sintió “vergüenza que el Senado reciba a un genocida, al jefe de un Estado, sentimos vergüenza de instituciones que no defienden los derechos humanos. Hoy más que nunca nuestro lugar está en la calle con el pueblo palestino que será libre”, explicó a este medio.

Miren Gorrotxategui senadora por Guipúzcoa  por Podemos, manifestó no tener “ninguna duda de dónde debo de estar: A este lado de la valla”.

Vicenta Jiménez senadora por Alicante por En Comú Podem. Ha querido “transmitir el orgullo y la emoción de estar en este lado de la valla, frente al poder que a veces se materializa en la forma de un cortijo blindado”, en declaraciones a este diario.

Margarita Quetglas Quesada, senadora de Podemos-En Comú-Compromís-En Marea, ha afirmado a Diario 16, “el Senado está cogiendo protagonismo con temas que consideramos que no deberían ser los que están en primera línea. Nos parece bastante vergonzoso este despliegue y este apoyo al presidente de Israel y que se haga aquí también precisamente en el Senado”. Principio del formulario

Final del formulario

A juicio de estas entidades “es una vergüenza que España invite al jefe de un Estado, que de forma continuada viola los derechos humanos del pueblo palestino”, motivo por lo cual el presidente Rivlin tuvo que escuchar gritos de rechazo a las políticas de genocidio y apartheid que practica Israel a diario sobre la población palestina. Todo ello en contra del derecho internacional.

Por todo esto, Israel ha sido condenado por el Tribunal Internacional de Justicia de la Haya, y lleva incumplidas decenas de resoluciones condenatorias de la ONU.

El presidente de Israel tuvo que soportar a su llegada al Senado, gritos como: “vergüenza”, “Israel genocida”, “viva Palestina Libre”, “no hay bienvenida para un genocida”, “abajo el muro y el apartheid”.

El lunes cientos de personas se concentraron en la plaza de Cibeles, para rechazar la entrega de las llaves de oro de Madrid al presidente israelí y en protesta por su visita. Las organizaciones, Palestina Toma La Calle, Asociación Comunidad Hispano Palestina Jerusalén, Paz Ahora y Unadikum promovían la concentración.

Los convocantes hicieron pública una carta dirigida a la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, recordando las palabras de Enrique Tierno Galván al negarse a entregar las llaves de la ciudad a Ronald Reagan, “no creo que los madrileños sientan ninguna congoja o se encuentren molestos porque el señor Reagan no venga al ayuntamiento“. También recordaban las palabras de Manuel Fraga, “con Reagan la paz del mundo existe de verdad“. Los manifestantes, entre los que se encontraban representantes políticos y sindicales, así como Cristina del Valle, pedían que no se entregasen las llaves de la ciudad “a unas manos manchadas de sangre, porque no se debería de permitir que se nos utilice como ciudad, que se utilicen nuestras instituciones para normalizar a un Estado y a sus representantes que violan sistemáticamente los derechos humanos”. Por todo ello “vergüenza” se volvió a gritar en la concentración.

Los organizadores han afirmado a Diario 16 que “mientras la comunidad internacional siga mirando hacia otro lado los crímenes de Israel seguirán impunes. Nos da vergüenza que nuestras instituciones lejos de condenar las políticas de apartheid, ocupación y opresión que Israel ejerce sobre la población palestina, les entreguen las llaves de oro de nuestra ciudad. Vergüenza”.

La Cumbre Social Estatal también se sumó a las movilizaciones convocadas por organizaciones, movimientos sociales y partidos políticos para mostrar su repulsa a la visita del presidente israelí a España.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + 9 =