A una semana para los comicios electorales en reino Unido el laborista Corbyn se sitúa tan sólo a 1 punto de la líder de los Tories, Theresa May.

Las prisas nunca son buenas consejeras, y el adelanto electoral que anunció May que por aquel entonces adelantaba en 25 puntos a los whigs ha resultado un fiasco que puede costarle el gobierno del Reino Unido.

La nefasta gestión del Brexit, del cual May hizo campaña en contra cuando aún Cameron era líder del partido conservador para posteriormente abanderar a ultranza la soberanía del reino Unido frente a la UE, de lo cual se retractó posteriormente afirmando que “era mejor no llegar a ningún acuerdo que conseguir un mal acuerdo” sumado a la poca eficaz detección preventiva contra el terrorismo islamista que ha sembrado el terror en tres ocasiones en apenas un trimestre y a la impopular “dementia tax” que supone uno de los mayores recortes históricos en dependencia para la población de mayor edad del NHS (Sistema nacional de salud británico), todo ello y una buena estrategia política por parte del equipo de Corbyn han provocado que ese margen de 25 puntos se reduzca a 1 en tan sólo unos meses.

La apuesta socialdemócrata.

El Labour Party ofrece al electorado un programa opuesto a los programas de austeridad que se vienen practicando en la UE desde hace unos años y propone una redistribución de la riqueza y un aumento del gasto público. Asimismo, aboga por una política de nacionalizaciones que es lo opuesto a la ortodoxia thatcherista que ha impregnado la política británica en las últimas décadas.
Por otro lado, el Partido Laborista ha presentado un programa electoral de claros tintes sociales que parece haber encontrado acogida entre el electorado y que podríamos resumir en las siguientes medidas principales:

En materia económica destacan:

– Subida del Income Tax (Impuesto sobre la Renta) a los que ganen mas de 80.000 libras al aÒo (el 5% más rico de la población) y promesa de no subirlo al 95% restante
– Nacionalización del sector eléctrico, ferrocarriles, abastecimiento de agua, correos (privatizado en 2015).
– No subir el IVA (en 2011 se subiÛ del 17,5% al 20%)
– Incremento del gasto en Sanidad, Servicios Sociales e Infraestructuras
– Integración en el Mercado Único Europeo y la unión aduanera (Brexit “blando”)
* Defiende que los ciudadanos de la UE residentes en el Reino Unido y los británicos residentes en la UE mantengan los derechos adquiridos
– Alcanzar el 3% de inversión en I+D en 2030
– Reducción del Impuesto de Sociedades a las pequeñas empresas
– Obligación de las empresas a que paguen a sus proveedores antes de 30 días si quieren tener algún contrato con la Administración
– Doblar el peso de las cooperativas en la economía
– Subvenciones para el aislamiento térmico de los hogares
– Prohibición del fracking

Educación:

– Creación de una red de guarderías capaz de satisfacer la demanda
– Abolición de las tasas de matrículas universitarias (en la actualidad son de hasta 9.000 libras por curso, aunque en Escocia es gratis, y esto crea un gran problema de sobreendeudamiento en los estudiantes)

En materia laboral:

– AmpliaciÛn de la baja de maternidad a 12 meses (actualmente el m·ximo pagado son 39 semanas), y de la de paternidad de las actuales 2 semanas a 4 semanas
– AboliciÛn de los contratos de cero horas
– Subida del salario mÌnimo de las 7,50 libras/hora actuales a 10 libras/hora en 2020
– Subida del sueldo de los funcionarios p˙blicos tras aÒos de congelaciones
– ProhibiciÛn de las pr·cticas no pagadas

En cuanto a vivienda:

– Impulso a la vivienda pública
– Prohibición de que las agencias de alquiler cobren comisiones por el alquiler a los inquilinos
– Recuperación de las ayudas al alquiler para los menores de 21 años

Para su campaña ha contado con una plataforma de apoyo fundada en 2015 y que ya cuenta con más de 22.000 miembros y 200.000 donantes y también con el apoyo del equipo de Bernie Sanders. Hay que tener en cuenta además que los nacionalistas escoceses sacar·n unos 50 diputados y ya han declarado que apoyarían a Corbyn.

Todo esto puede llevarnos a un punto en inflexión en una Europa en decadencia que ha apostado sin éxito por un modelo económico austericida y neoliberal, un posible auge de la vÌa socialdemócrata coge aire en Reino Unido, pero para ello deberemos esperar al 8 de junio.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 1 =