No se ha hecho esperar la respuesta de los barones díscolos con Ferraz. Dos de ellos, el castellanomanchego Emiliano García Page y el aragonés Javier Lambán han criticado sin ambages la posibilidad de que Pedro Sánchez se decida a convocar un congreso exprés a comienzos de diciembre después de que unas primarias, supuestamente el 23 de septiembre, diriman el candidato que opte a la presidencia del Gobierno. Tanto Lambán como García Page han calificado de incoherente e irresponsable esta posibilidad, y recuerdan que fueron todos los socialistas los que decidieron que no se celebrará el cónclave más importante del partido hasta que no hubiera gobierno. Este es el primer aviso serio de los líderes territoriales antes de la cita del 1 de octubre, en la que probablemente intentarán desde el comité federal dar formalidad a la petición de salida del todavía secretario general.

En una rueda de prensa conjunta celebrada en Cuenca, ambos líderes regionales han insistido en defender el “no” a Mariano Rajoy, lo que se contradice con la posibilidad de contemplar una abstención en caso de que el líder popular se presente a una nueva investidura, opción preferida por buena parte de la baronía crítica con Ferraz, entre ellos los citados Lambán y Page, además de Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara o Javier Fernández.

Tanto Page como Lambán apuestan por desbloquear la situación política del país, y para ello se reafirman “en los planteamientos políticos” que el PSOE ha decidido ya en anteriores comités federales. Después de defender el no a los populares, los líderes del PSOE en Castilla-La Mancha y Aragón recalcan que tampoco puede el partido depender de una opción que pase por mantenerse al designio de los independentistas.

Tampoco abogan ambos barones por poner de momento fecha al congreso del partido, máximo órgano de la formación y pendiente de convocarse desde febrero, posibilidad esta que ha trascendido desde Ferraz en forma de globo sonda, que en un primer momento había servido para el repliegue temporal de los críticos.

Page recuerda al secretario general socialista que este les convenció con la idea de que no se podía poner “el sillón de Ferraz por delante de los intereses de los españoles”. Y pone un ejemplo pintoresco: “No se puede estar en medio de una operación y que el cirujano se vaya de boda”. “Yo confío plenamente en la coherencia y la palabra y el acuerdo dado por el partido”, recalcó el líder socialista castellanomanchego.

Lambán, por su parte, lamenta la “arbitrariedad” e “irresponsabilidad” de su líder si de verdad sigue pensando en convocar este congreso para diciembre. Pero ha dejado la peor de sus críticas para Ferraz por abrir un melón de estas dimensiones políticas en medio de las campañas electorales en Galicia y País Vasco. “Desafortunado”, ha subrayado sin matices el presidente aragonés.

La opción barajada por el secretario general, según distintas fuentes, es la celebración de un congreso y que la votación de los militantes para elegir a su secretario general sea el próximo 23 de octubre. Este planteamiento ha soliviantado a varios dirigentes territoriales, que se opondrán drásticamente.

“No sé de dónde han salido estas especulaciones de que va a haber congreso, lo he visto en los medios, pero yo confío plenamente en la coherencia y en la palabra y en el acuerdo dado por el partido a nivel federal unánimemente y a propuesta de su secretario general”, ha aseverado el presidente castellanomanchego.

García Page y Lambán, en una rueda de prensa conjunta en Cuenca, han destacado la necesidad de resolver el bloqueo político en España, pero han mantenido el no al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. De hecho, Page ha sostenido que él y Lambán defienden la “reafirmación en los planteamientos políticos” que ha decidido ya el PSOE. Así, después de defender el no al PP, han hecho especial hincapié en que los socialistas no pueden buscar una alternativa que suponga depender de los independentistas, ni por activa ni por pasiva.

Y, de la misma manera, han recalcado que, a su juicio, no es el momento de poner fecha al congreso que el partido tiene pendiente hacer desde el pasado febrero. Ambos presidentes han recordado que el comité federal del partido decidió aplazarlo hasta que estuviera resuelta la gobernabilidad y han apostado por mantener esa decisión.

De hecho, Page ha recordado que Sánchez “convenció” a todos con su argumento de que no se puede “poner el sillón de Ferraz por delante de los intereses de los españoles”, es decir, que no se puede “estar en medio de una operación y que el cirujano se vaya de boda”. “Yo confío plenamente en la coherencia y la palabra y el acuerdo dado por el partido”, ha remachado.

De la misma manera, Lambán ha avisado:”Estoy absolutamente convencido de que el máximo responsable del partido que es Pedro Sánchez no incurrirá en la arbitrariedad, inconsecuencia e irresponsabilidad que supondría desdecirse de sus propias palabras y desdecirnos de lo que hemos hablado hasta la saciedad”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 5 =