Las fuerzas de seguridad de Suecia no han descansado hasta conseguir, en monos de 10 horas, detener al presunto terrorista que asesinó a cuatro personas y dejó heridas a otras 15 en el atentado de Estocolmo de pasado viernes al mediodía. El caos y el terror invadió Suecia y, en parte, al reto del mundo occidenteal, cuando un camión embestió a la muchedumbre que corrió aterrorizada.

Los medios locales apuntan a que el detenido como presunto terrorista se trata de un ciudadano uzbeko, cuya imagen fue difundida horas después del ataque.

“Sospechamos que el hombre que ha sido arrestado es el perpetrador”, ha dicho este sábado el portavoz de la policía Lars Bystrom, que no ha confirmado el hallazgo de explosivos en el camión del que han dado cuenta varios medios de comunicación suecos.

El sospechoso es la persona detenida pocas horas después del ataque a 40 kilómetros de Estocolmo, en una tienda de Märsta. A primera hora de este sábado, el portavoz policial ha señalado que es el sospechoso de cometer el atentado. “Era el conductor del camión”, ha añadido.

Esta misma madrugada, la titular de la Fiscalía, Karin Rosander, ha dicho que se trata de un hombre de 39 años, de nacionalidad uzbeka, y que es sospechoso de “delitos de terrorismo por asesinato”. Por la noche, las autoridades del Condado de Estocolmo también han informado de que seis de los 15 hospitalizados en un primer momento ya habían recibido el alta.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cinco =