Miles de españoles en delicada situación económica recurrieron a la empresa prestamista británica Wonga, que se hizo famosa por sus prestamos inferiores a 300 euros. A cambio, altísimos intereses que llevaron a la ruina definitiva a miles de personas, entre ellos muchos españoles, y especialmente de la zona mediterránea.

Un préstamo de 300 euros, digamos que para arreglarse la boca, a devolver en un mes, le costó al desgraciado que caiga en su amigable web 125 euros, lo que supone un tipo de interés superior al 40% en 30 días.

Muchos españoles en gravísima situación financiera acudieron desesperados a buscar ayuda en Wonga, que es enjuiciado más como un usurero que un prestamista.

La decisión de declarar insolvente a la empresa prestamista “Es una forma de protección de los acreedores”, explican desde Slaughter & May, el bufete que asesora a los nuevos administradores. Para su labor cuenta con el concurso de WDFC UK Limited, Wonga Worldwide Limited y WDFC Services Limited. Los directorios de estas entidades han evaluado todas las opciones con respecto al futuro del Grupo Wonga y han llegado a la conclusión de que es apropiado colocar los negocios en administración, según informa La Celosía.

Como ejemplo de cómo funcionaba la empresa usurera está el caso de este testimonio: “Aleccionado por mi estupidez o por mi necesidad o por ambas a la vez, el día 31 de enero de 2014 solicité un “microcrédito” de 130 euros a la empresa Wonga, y a devolver en un plazo de 12 días la cantidad de 151,66 euros”. Es uno de los centenares de testimonios que circulan por internet. En su web operativa en España explica como sus “mini créditos te pueden ayudar en casos de necesidades imprevistas de dinero”. También deja claro que su servicio no está diseñado como crédito a largo plazo, y no siempre es la opción más barata. “Deberás meditarlo bien antes de comprometerte solicitando un préstamo”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLas jóvenes promesas de la canción se cansan de los contenidos machistas de las canciones
Artículo siguienteTras seis meses a la baja el paro sube en 47.047 desempleados
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + diez =