Fernando Iglesias, un preso condenado a 54 años de prisión por triple asesinato, no regresa a la prisión de Pereiro de Aguiar en Ourense después de un permiso y se encuentra en busca y captura.

La Audiencia de Las Palmas ha puesto en busca y captura a Fernando Iglesias Espiño, un taxista de origen pontevedrés que hace 22 años mató a su esposa y a sus dos hijos. El preso salió el pasado 11 de agosto del centro penitenciario durante un permiso de fin de semana y no ha vuelto a presentarse.

De esos 54 años de condena, Iglesias cumpliría como máximo de 25 a 30 años, ahora, al encontrarse el recluso en paradero desconocido, y quedarle aún pena por cumplir, la Audiencia de Las Palmas ha ordenado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que procedan a su detención para llevarlo de nuevo a prisión.

Según ha comunicado la subdelegación del Gobierno en Ourense, el recluso de 63 años tenía previsto el cumplimiento de su condena hasta el 9 de octubre de 2021. Actualmente disfrutaba del tercer grado por lo que podía salir de la prisión durante los fines de semana.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − cinco =