Manuel Domínguez Moreno, editor y presidente de Diario16, continúa con su ronda de presentaciones por España del libro Banco Popular. Una Operación Diabólica. Esta vez fue en Sevilla, en la Casa del Libro, donde casi un centenar de personas se dieron cita. El autor fue presentado por Manuel Marchena, catedrático de Análisis Geográfico Regional en la Universidad de Sevilla.

Marchena fue contundente en su presentación del autor: «sigue siendo un valiente, sigue luchando y es de los que cree que las batallas sólo se pierden porque no se pelean». A continuación hizo un breve recorrido por la vida de Manuel Domínguez Moreno y la dividió en cuatro etapas que se cruzan: una primera de lucha por Andalucía; a continuación otra de lucha contra ETA, donde ponderó el hecho de que «pudo perder la vida» por defender sus convicciones y por luchar por la paz; otra de pasión por Latinoamérica, con su paso por diferentes países, principalmente en República Dominicana en donde Manuel Domínguez fue, entre otras muchas cosas, asesor del Banco Popular y TotalBank y director de campaña y asesor personal del presidente Hipólito Mejías, asi como director general del Centro de Ciencias politicas y Gobernanza de República Dominicana.   Finalmente hizo referencia a su compromiso con la democracia en España y a su «lucha por los valores de la transición, contra los enemigos de la democracia».

Marchena ponderó que el libro Banco Popular. Una Operación Diabólica lleva implícita una «reflexión ética y moral de los valores del mundo actual. Renovación de la democracia en España y la identificación de los enemigos de la democracia: los grupos financieros de poder, los grupos de poder, los poderes fácticos».

Finalmente, tras hacer un breve recorrido por los principales ítems de la obra, que posteriormente amplió el propio autor, terminó su intervención con una frase que muestra a la perfección tanto el espíritu del libro como la personalidad del autor: «Manuel Domínguez ha apostado por los perdedores, por los más de 305.000 afectados del Banco Popular».

A continuación, tomó la palabra el propio Manuel Domínguez Moreno y comentó cómo se hizo eco de que en el Popular estaba ocurriendo algo fuera de lo normal en una comida con una persona de relevancia dentro del banco. Para entender toda la investigación y cómo Manuel Domínguez sacó su olfato periodístico y sociológico en esos momentos, incluso en circunstancias personales física y emocionalmente adversas, y se lanzó a buscar toda la información posible acerca de sus sospechas, es necesario entender toda su trayectoria profesional y personal, tanto en España como en distintos países de Latinoamérica. Ese olfato no falló porque la historia estaba ahí y no se trataba de ninguna locura. Ese trabajo de investigación inicial queda plasmado en Banco Popular. Una Operación Diabólica, una obra que, según el propio autor, es sólo la primera parte porque ya está preparando la segunda entrega. «Los primeros meses de investigación fue un trabajo muy personal. Cuando le di forma a lo que consideraba que era una realidad, reuní al equipo de investigación de Diario16 y con los documentos que ya se habían elaborado y empezamos a trabajar».

Posteriormente fue apostillando algunos de los hitos de la operación que llevó al Banco Popular, una entidad seria, solvente, con liquidez, a ser adquirida por el Santander por un euro. Y se apoyó en documentos en los que mostró cómo en los días previos a la intervención por parte de la JUR el presidente Emilio Saracho recibió ofertas para ampliar capital, cómo se recibieron instrucciones del despacho de abogados de referencia del Santander sobre cómo notificar la inviabilidad, cómo se notificó dicha inviabilidad a través de un documento falso y, sobre todo, cómo se arruinó a más de 305.000 personas para rescatar al Santander, porque este banco está pasando por dificultades y la adquisición del Popular salva sus cuentas. Ahí hizo referencia a la auditoría de cuentas en la que se determinó que el Santander ya se había apuntado en sus cuentas más de 18.000 millones de euros y que a final de año esa cifra alcanzaría los 43.000. «Un banco que genera esas cantidades no está para ser intervenido».

Aún así, Manuel Domínguez declaró que él sigue creyendo en la Justicia y que si ésta es justa terminará por devolver a los que fueron arruinados aquello que se les quitó para rescatar al Santander porque las pruebas de que la operación fue diabólica están en el libro que anoche se presentó en Sevilla: Banco Popular. Una operación diabólica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Comprado. Esperando con impaciencia a que llegue. Muchas gracias, Señor Manuel Domìnguez Moreno, ojalà hubiera màs personas como usted en este paìs, sobre todo en cargos públicos. Quizàs dentro de muchos años, por ahora pinta mal, los medios estàn al servicio de polìticos corruptos y grupos de poder que esquilman el trabajo, los bienes, los servicios y la salud de los ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 4 =