Premio para el comité de campaña del PP: se hacen con el poder en Génova

0

No han tardado ni una semana. Los responsables de la campaña electoral del Partido Popular han sido premiados por lo que consideran “el triunfo electoral logrado en estas elecciones”. Rajoy les ha dado todo el poder. El director general, Jorge Moragas, se convierte en el “número dos” en la sombra. Pasa por encima de Cospedal, de los dirigentes regionales y de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Y se habla de él como ministrable en un futuro gobierno de Rajoy.

Jorge Moragas, de momento, sigue siendo el director de gabinete de Presidencia del Gobierno. Pero ya no sólo controla la agenda y los movimientos del propio Rajoy. Su voz se hace escuchar en el aparato de Génova. Nadie mueve un dedo sin que él lo sepa. Y, encima además, tiene capacidad para estar en la diputación permanente del Congreso, el organismo que tramita todos los asuntos de la Cámara Baja en este periodo de interinidad postelectoral. Eso sí. Cobra por todo lo que ejerce.

Moragas no sólo se fía de sí mismo y, por supuesto de su jefe, Mariano. También tiene su hombre de confianza, José Antonio Bermúdez de Castro, encargado de contactar, si hace falta, incluso con las “alcantarillas” de Génova y de hacer el trabajo sucio si así se precia. Y, además, acompaña a Jorge en la Diputación Permanente del Congreso. A ambos no se les escapa ni un solo movimiento de los diputados de su grupo.

Andrea Levy también ha ascendido en el escalafón. Sigue ejerciendo como vicesecretaria de Estudios y Programas pero ya se habla de ella, incluso, para liderar el PP de Catalunya donde es parlamentaria autonómica. Ha sobrepasado como un ciclón y se ha puesto por delante de los dos personajes públicos más influyentes en el Principado: Albert Albiol y Alicia Sánchez Camacho.

Fernando Martínez Maíllo, está a punto de sobrepasar a la secretaria general, Dolores de Cospedal, y convertirse en el verdadero “número uno” del aparato de Génova. De momento se ha consolidado en la vicesecretaría de organización. Forma la “troika” del PP con Moragas y Bermúdez de Castro en la Diputación Permanente del Congreso y, señalan en fuentes de Génova, su objetivo, ahora, es aprovechar el tirón de estas elecciones para apuntalar a los militantes más afines a Rajoy en las direcciones regionales. Sobre todo, la prioridad: acabar con la provisionalidad en Madrid consolidando a Cristina Cifuentes que ha ganado muchos puntos entre la gente de Rajoy.

El vicesecretario regional sectorial, Javier Maroto, consolida posiciones mientras que Pablo Casado pasa a convertirse en “el portavoz”, el que va a dar la cara por el PP en todos los medios de comunicación, una tarea que ha desempeñado a la perfección durante la campaña electoral, según los mandamases de Génova.

Y, por último, se mantiene la confianza en la tesorera, Carmen Navarro, a pesar de su imputación en el caso de la destrucción de los discos duros de Génova en el caso Bárcenas, y en  la periodista Marilar de Andrés que, poco a poco, va acumulando tanto poder como el que tuvo, en su día, Miguel Ángel Rodríguez, como jefe de prensa del partido, el mismo cargo que ahora ocupa de Andrés.

La única duda que surge es la de la situación del incombustible Javier Arenas. Ni sube ni baja. Parece estar por encima del bien y del mal. La información que maneja debe ser tan sensible que nadie, dentro del PP, se atreve a cuestionar su posición. Ni para bien ni para mal. Parece ser que es el único que no ha recibido premio. Pero tampoco castigo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − 10 =