El 17 de agosto de 2017 fue una fecha fatídica. Una fecha, y posteriores, en la que el terror se impuso sobre Barcelona. 16 víctimas mortales y más de 120 heridos fue el balance, familias rotas y todo un país con la sensación de estar en el centro de una diana y con ninguna protección de sus autoridades. Aquel día, el gobierno de España, no estuvo allí. M.Rajoy no convocó una reunión hasta pasadas las 22 horas –la atrocidad tuvo lugar a las 16 horas-, y sin contar ni con la Generalitat, ni con nadie de los Mossos de Esquadra y en dependencias del la delegación del Gobierno.

Aquel día, una vez más, el estado español fracasó en Catalunya, fracasó por incomparecer y ponerse de perfil en una de las mayores catástrofes terroristas de los últimos años en su territorio. Atrás quedaban las inmediatas ruedas de prensa y reuniones de crisis convocadas de urgencia a los minutos y con gran rimbombancia de los atentados de la casi, por suerte, extinta ETA de años atrás. ¿Cómo es posible que un gobierno tan concernido y consciente de lo que es el terrorismo tardara tanto en comparecer ante la ciudadanía? ¿Porqué el ministro del Interior tardó un día en dar la cara?

Mientras tanto el presidente, vicepresidente y conseller de interior de la Generalitat –dos de Ellos ahora presos políticos por el régimen del 78- daban la cara ante la ciudadanía. El “Major” Trapero –también investigado y sobre el que pesan gravísimas amenazas de penas de cárcel por haber hecho su trabajo con gran celo durante el 20 de diciembre- estuvo coordinando todo y a todos dejando en un estrepitoso ridículo público a sus homólogos a cargo del ministerio del Interior. Aún no se lo han perdonado.

Los Mossos de Esquadra dieron, aquellos días, una lección de profesionalidad inigualable demostrando estar a un estándar altísimo asimilable a cualquier otro cuerpo policial de primer nivel. Esto a pesar de algunos medios que intentaron, de forma muy grotesca y con notas falsas de la CIA, desacreditar con mentiras y manipulaciones la actuación del cuerpo de Mossos de aquellos días y los previos.

Después de los atentados supimos y descubrimos datos de la investigación que lejos de arrojar luz al asunto, nos ensombrecieron y dejaron mucho más preocupados. En especial sobre las conexiones del CNI con el imán de Ripoll responsable de los atentados, Abdelbaki Es Satti, muerto accidentamente en un chalet de Alcanar mientras manipulaba explosivos. Todo esto nos suscita más y más preguntas:

¿Porqué, a pesar de reiteradas peticiones por parte de responsables técnicos, políticos nacionales e internacionales, el cuerpo de los Mossos de Esquadra no tenía acceso a las bases de datos de Europol cómo si lo tenían otros cuerpos de policia del Estado?

¿Porqué, a pesar de la altísima alerta terrorista internacional, el CITCO continuaba dando la información a Mossos en cuentagotas?

¿Porqué, a pesar de que la policía nacional sabía desde el 2005 del flirteo y colaboración con el Yahidismo por parte de Abdelbaki Es Satti, y sabiendo de su residencia en Ripoll, nunca se informó de ello a los Mossos de Esquadra, encargados de seguridad e investigación en materia antiterrorista en Catalunya?

¿Porqué, a pesar de los antecedentes de Es Satti, no tuvo vigilancia constante por parte de la policía si, como dijo un mando policial, “no debe haber más de 10 Imanes en España con estos antecedentes y deberían estar vigilados”?

¿Porqué, a pesar de todo, los Mossos de Esquadra, aún no tienen acceso a los datos de Europol y las bases de datos internacionales sobre el terrorismo?

¿Cuál era la vinculación con el CNI del cual se supo que era confidente habitual el asesino?

¿Durante cuánto tiempo y cuando empezó la colaboración con el CNI? ¿fue remunerada de alguna manera esta vinculación?

Por lo visto, la prioridad del ministerio, no era proteger a nadie de la violencia terrorista. Era mucho más prioritario preparar la operación Copérnico para reprimir votantes e ideas.

A pesar de todas las preguntas que se han suscitado aún es hora que el Ministro comparezca en la comisión de Interior para rendir cuentas de la gestión del ministerio en este afer, rendir cuentas no solo a los barceloneses que aún no se han recuperado del duro golpe sino a todo el mundo occidental que ve como, en una parte de su territorio, un estado miembro de la UE prefiere destinar recursos a pegar a sus ciudadanos que a protegerles, solamente por cómo piensan y por cómo votan.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

6 Comentarios

  1. Aún se le podría añadir ¿Por qué la policía dio un soplo de que había un mosso infiltrado en un supuesto grupo terrorista? Sé que no tiene que ver con ese grupo, pero sí en el contexto general.

  2. BRUSELAS ,SIEMPRE ,BRUSELAS
    el jefe de la celula terrorista ,viajo y tuvo contactos cruciales en bruselas.
    la clave para investigar es el rastreo de comunicaciones en los locutorios de emigrantes que frecuentaban y utilizaban
    donde esta puigdemont en bruselas ,porque se ha ido a bruselas
    donde se planeo el atentado de paris ,en bruselas
    donde se ha planeado elrobo del popular en bruselas.
    en belgica hay un clima muy especial para la conspiracion y la trama de cosas sucias y corruptas
    porque sera?
    http://www.huffingtonpost.es/2017/08/24/bruselas-iman-de-terroristas_a_23172864/

  3. que pasada ,asi callaran a todos los que intentan enfrentarse a ellos.
    periodicos a los que se amenaza con quitar publicidad y finaciacion .
    partidos politicos endeudados que tiene que doblar la rodilla para financiarse
    a esto se llama MAFIA
    chantajes para no airear trapos sucios
    delicias varias de la mafia santanderina

  4. perdon el comentario anterior era del articulo del banco popular ,queria meter solo el que dice
    bruselas siempre bruselas.

  5. Totalmente de acuerdo con este artículo. Pero Sergi, por favor, si escribes un artículo serio como este, quedarás mucho mejor si no repites una falta grave de ortografía cinco o seis veces. Tantos “Porqué” seguidos, cuando deberían ser “Por qué” hacen daño a la vista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − seis =