El Partido Popular comienza este lunes, en la reunión de la Junta Directiva Nacional, la carrera sucesoria de Mariano Rajoy. El proceso, que durará un mes aproximadamente, culminará con un congreso extraordinario que por lo que ha dicho el dirigente popular se celebrará el 20 y 21 de julio y en el que los populares elegirán al nuevo presidente del partido y su dirección nacional.

Tras un largo aplauso que los presentes dedican al ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy de dirigió a los que forman la Junta Directiva Nacional que es el máximo órgano popular entre congresos.

“Quiero comenzar esta intervención dando las gracias a todos los presentes por la infinidad de muestras de cariño y de respeto que me habéis dado estos días. Han sido abrumadoras y me acompañarán toda la vida”, ha dicho. “Solo quiero recordar unas palabras que pronuncié la semana pasada: creo que es lo mejor para mí y para el PP, y también para España”, continuó.

“Dicho esto, pues todos sabemos para qué estamos aquí. Tenemos que tomar la decisión de convocar un congreso extraordinario que elija al nuevo presidente del PP. Estamos a punto de escribir una nueva página en la historia de nuestro partido. Y eso es algo muy importante. Estamos arrancando un proceso de renovación y de de puesta a punto de nuestro partido”, ha asegurado.

“Este partido empieza y acaba en sus militantes, a quien todos nos debemos y a quien tenemos que tener muy presente en el proceso que ahora se va a abrir”, y “Propondré que este congreso se celebre los días 20 y 21 del próximo mes de julio”, “Vamos a elegir a la persona que nos va a representar a todos, la persona que estará en la vanguardia de la defensa de nuestras ideas, la persona que elija la estrategia política del partido”, ha dicho.

“En septiembre tenemos que estar en perfecto estado para recordar a este Gobierno que no está ahí por la voluntad de los españoles. Carecen del aval de los españoles y eso no se puede olvidar”, asevera.

“Tendremos que hablar de personas, es inevitable que hagamos de unos candidatos u otros, pero hablemos de sus virtudes, y no de sus carencias, seamos constructivos. Gane quien gane, al día siguiente deberá contar con sus rivales, si los hay”, “No voy a señalar a nadie con el dedo ni condicionar a nadie. No voy a influir en vuestras elecciones. Eso es así porque creo firmemente que no me asiste ningún derecho para intentar influir en este congreso”, asegura.

“No tengo ni sucesores ni delfines, no podría hacer distingos entre unos y otros porque todos habéis trabajado conmigo mano a mano estos años. A nadie podría distinguir con una preferencia porque sería cometer una enorme injusticia con todos los demás y no estoy dispuesto a hacerlo”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
  • Etiquetas
  • PP
Compartir
Artículo anteriorMaterias pendientes
Artículo siguienteMujeres con alma
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana, Consultora y Relaciones Institucionales en HoffmannWorld

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cuatro =