Una crisis sin precedentes asola al PP, tanto por sus casos de corrupción que han rematado con una moción de censura tras el fallo de la trama Gürtel, como por una caída de popularidad hasta de su líder Mariano Rajoy -es ya el presidente peor valorado por los ciudadanos de la historia de la Democracia- que le ha llevado a perder el poder y el Gobierno. Por todo ello, los populares abordarán su futuro el próximo martes.

Sáenz de Santamaría, Núñez-Feijoo o Dolores de Cospedal no mueven ficha

El Comité Ejecutivo del partido tendrá lugar este martes a las 12 horas. Los barones esperan que el ya ex presidente del Gobierno haga antes una ronda de contactos y confirme si acepta seguir al frente.

Mientras, las mujeres y hombres fuertes del partido -ya en la oposición- no mueven ficha de momento hasta conocer qué va a ocurrir realmente y si Mariano Rajoy decide seguir al frente del partido y, lo que es más importante, de nuevo como candidato ante unas elecciones. Algo más improbable al conocerse las bajas cuotas de popularidad del ex presidente.

Así Soraya Sáenz de Santamaría, su rival más feroz, Dolores de Cospedal o el propio presidente gallego, Alberto Núñez-Feijoo, esperan a ver qué hace su líder antes de mover ficha.

El Comité Ejecutivo Nacional lo compone tanto la cúpula del partido —el comité de dirección— como los responsables de área y los líderes regionales del partido, además de varios ministros y otros miembros del partido que son vocales de este órgano.

El PP tiene ante sí la tarea de reorganizarse como principal partido de la oposición.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorAviso para navegantes de Inés Arrimadas a Pedro Sánchez
Artículo siguienteDe ministrables sólo sabe Pedro Sánchez
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + 8 =