197 corredores, 18 de ellos españoles y 22 equipos comenzaron el viernes la ruta de este Giro de Italia que se hace centenario y que, desgraciadamente, tiene a Scarponi como gran protagonista después de su muerte en accidente. El gran ausente en una carrera donde iba a partir como uno de los favoritos.

El Astana, su equipo, le homenajea dejando sin ocupar el dorsal 21 y de hecho corre con un ciclista menos. Seguro que en la salida de Alghero todos sus compañeros se acordaron de él.

En este inicio poco tardó, apenas dos kilómetros, en producirse la primera escapada. Formada inicialmente por seis hombres y que al final se quedaron  en cinco: Zhupa, Benedetti, Brutt, Bialoblock y Teklehaimont. Rodaron en solitario hasta tres kilómetros de la meta, con doscientos kilómetros a sus espaldas en fuga. Momento en el que se podía pensar en un sprint masivo, pero a poco más de un kilómetro el austriaco Postlberger pegó una latigazo tremendo permitiéndole alzar los brazos a cincuenta metros de la llegada. El corredor del Bora pasa a la historia. Primer grande que corre y gana en la primera etapa, quedándose con varios maillots de las diferentes categorías, aunque mañana solo podrá lucir una. La maglia rosa. Los sprinters fueron los grandes derrotados de la jornada.

Anecdótico este primer maillot rosa. Tiempo queda para que los favoritos al triunfo final aparezcan en carrera. Muchos nombres en esta lista, pero con dos que sobresalen por encima. Nibali que corre en casa, y el colombiano Nairo Quintana. Veremos si en la carretera demuestran todo lo que se espera de ambos. Postlberger    primer líder del Giro que se hace centenario y con Scarponi en el recuerdo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − Once =