Los EEUU están conmocionados por las noticias de un impeachment posible del jefe de la Casa Blanca. Y hay una razón. En un mismo día, dos de sus principales exasesores se enfrentan a la justicia por múltiples delitos que sacuden la reputación del presidente estadounidense.

Para empezar diré, las declaraciones del exabogado personal del presidente Donald Trump, Michael Cohen, puso al 45o presidente estadounidense en una posición incómoda. Según los medios de comunicación, Cohen ha alcanzado un  acuerdo con los fiscales y se ha declarado culpable de financiación ilegal de la campaña de Trump en 2016. Además, Cohen ha reconocido, “en coordinación con un candidato a cargo federal”, él y el responsible de una empresa de comunicación (David Pecker de la multinacional AMI, propietaria del National Enquirer) compraron el silencio de dos mujeres (la ex modelo de Playboy, Karen McDougal, y la actriz porno, Stephanie Clifford, más conocida como Stormy Daniels, por 150.000 y 130.000 dólares respectivamente) sobre sus encuentros sexuales con Trump para evitar que el escándalo saliera a la luz antes de las elecciones de 2016.

Les recuerdo, que Michael Cohen es culpable de ocho cargos, incluidos cinco de evasión fiscal, un cargo por hacer declaraciones falsas a una institución financiera, un cargo por hacer intencionadamente una contribución corporativa ilegal, un cargo por hacer una contribución de campaña excesiva a petición de un candidato o campaña.

Todos los cargos contra Cohen pueden acarrear hasta 65 años de prisión, pero es probable que reciba una sentencia menor tras revelar todos los secretos de su jefe a los fiscales. Pues, Cohen trabajaba para Trump durante 10 años, fue el vicepresidente de su campaña y el asesor personal. Por todo lo dicho, todo esto pueda ser muy peligroso para el presidente estadounidense.

Las acusaciones de Cohen se hicieron al mismo tiempo que la audiencia del el exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, ante el Tribunal Federal del Distrito de Virginia Este. Manafort era declarado culpable por ocho delitos entre los que destacan fraude fiscal, fraude bancario, y omisión de declaración de cuentas en el extranjero. La audiencia continuará el 29 de agosto.

Estos dos casos son golpes fuertes para Trump y, por eso,  hoy en día se habla mucho de un impeachment posible. Sin embargo, prácticamente no hay ningunas posibilidades de destituir al presidente estadounidense de su cargo, pero no se puede olvidar, que otros hechos indecorosos puedan hacerse públicos en el futuro cercano.

Cómo ya sabéis, el impeachment es el proceso muy reglamentado. Este proceso se inicia en la Cámara de Representantes, que debe aprobar la Comisión Judicial que certifique la veracidad de los delitos cometidos. Tras ello, se necesita la mayoría simple de los 435 congresistas. De ahí, este caso se traslada al Senado, donde hay que contar con el apoyo de dos tercios de los 100 miembros de la Cámara. Si se alcanza esa mayoría, el presidente es destituido sin posible apelación. De lo contrario, el mandatario es absuelto y permanece en el cargo.

Cierto que los eventos de hoy en los EEUU socavan mucho la reputación del presidente estadounidense, pero ahora es muy difícil imaginar el fin del gobierno de Donald Trump, ya que su Partido Republicano controla ambas Cámaras del Congreso.

Y hay que tener en cuenta, que se celebrarán las elecciones de mitad de legislatura del Congreso en noviembre, donde todo puede cambiar…

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl PP mantiene su discurso contra Sánchez de defender a España y a Llanera
Artículo siguienteContra la diversidad
Diplomada en periodismo en la Universidad Europea Miguel de Cervantes. Dedica la mayor parte de su carrera a la opinión de los últimos acontecimientos en la arena internacional. Especialmente, interesada en las relaciones entre la Unión Europea y los Estados Unidos, la política de Alemania y Francia, como países líderes de la UE y la crisis migratoria, y desde luego, en la política nacional. Ha escrito con regularidad para los diarios digitales como Diario Crítico, La Tribuna del País Vasco, Alerta Digital, en las redes de publicación y opinión como Reeditor y Globedia, y en sus blogs de WordPress y Twitter. Escribe en español e inglés. Puede escribir artículos en temas propuestos por los redactores de los medios de comunicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − cinco =