Como siempre, la responsabilidad me conlleva a implicarme hasta las últimas consecuencias para todas las circunstancias de hechos novedosos, especialmente cuando se mezclan sentimientos  con acciones y bienestar futuro para mi y mi familia y especialmente mi Nación..

Yo era un” activista” de mirar las cosas a distancia, comentar los hechos con el compañero de trabajo como máximo, con la familia , y sobre todo desde el sofá,  pero el 20 de setiembre de 2017, algo sentí que cambiaba en mi interior, fue una chispa?una sacudida interior? y salí escopeteado del trabajo, después de solicitar el debido permiso  a mi jefe. Bien , más que pedir permiso fue una declaración de intenciones. Y sin pensarlo dos veces decidí ir aquella tarde a la Conselleria d’Economía para ver lo que ocurría.(podríamos detallar lo ocurrido ése día) También elegí llamar a gente mas informada que yo y me quise implicar en el referéndum del 1-O como apoderado.  El día anterior al 1 de Octubre recibo información que un grupo se reúnen en la plaza de mi ciudad para organizar las acciones de ése día, y donde yo creía que seriamos pocos, salimos de allí 15 para el colegio. El día siguiente y a primera hora de la mañana , el colegio estaba a rebosar de gente para defender con las manos alzadas, con el cuerpo, y con gritos de libertad cuando nos llegaron las urnas que nos habían destinado a este colegio y recibido con gran alborozo y alegría.(también podríamos extendernos en lo que pasó ese día)

Acabada la jornada de votación, cuyos detalles he incidencias son por todos conocidos, menos por las fuerzas del estado, el 2 y 3 de octubre,una gran depresión se apoderó de mí, de ese tipo de depresión que no quieres salir de la cama, el día 4 de Octubre, busco a través del móvil qué puedo hacer, necesito que lo acontecido en esa fecha signifique alguna cosa mas para mi. y me informo que hay una reunión del grupo organizador del referendum  en mi demarcación y con mucha confidencialidad, casi con santo y seña, así que me decidí asistir como oyente, esa fue mi intención y tuve el primer encuentro con el asamblearismo. y me dije ¡¡cojones que coño es esto¡¡ tengo la misma fuerza haciendo servir mi palabra que los que llevan aquí desde hace semanas. Todo novedad. Todo muy de estar por casa, sencillo. Todos con muchas ilusiones; parados , estudiantes, trabajadores, comerciantes , empresarios, políticos….,  estos últimos (políticos) se fueron desperdigando o diluyendo durante las siguientes semanas y quedamos el pueblo.

Acciones aquí y allá , vamos aprendiendo y mejorando, todo y las dificultades  de nuestro cometido , al ser algo no conocido por la mayoria, pero continuamos hasta conseguir nuestro sueño. .

En definitiva, LOS CATALANES HACEMOS COSAS.

 

Fernando. CaDiRa -Granollers

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − catorce =