40 millones de euros en enmiendas de Podemos han provocado que la formación morada no aprobase los presupuestos de Castilla La Mancha para 2017. Esto supone no poder disfrutar de algo más 500 millones de euros de aumento de presupuesto que en una región como la castellano-manchega suponen muchos proyectos a no desarrollar. Entre ellos el Plan de Garantías Ciudadanas que había negociado la formación morada con los socialistas. Una vez más no hay peor cuña que la del mismo árbol y la izquierda anda a la gresca. Unos y otros se recriminan la traición o la falta de entusiasmo de las distintas posturas, pero al final del trayecto la perjudicada es la propia ciudadanía.

¿Un 0,5% del presupuesto puede llevar a la congelación de inversiones en una Comunidad Autónoma? José García Molina, portavoz de Podemos en Castilla La Mancha, se queja de que no se aprobasen la mayoría de sus enmiendas y desde el gobierno le responde el vicepresidente José Luis Martínez: “Molina me dijo que sabía que no se le iban a aprobar [las enmiendas], pero que las tenía que presentar para tener cierto posicionamiento ideológico”. El podemita replica acusando al gobierno de García Page de haber hecho chantaje con las enmiendas. La casa sin barrer.

Las consecuencias de votar junto al PP

Ha sentado muy mal en el gobierno castellano-manchego el cambio en la votación a última hora de los podemitas. Martínez ha sido contundente: “Podemos ha actuado con deslealtad y ha roto el pacto para aprobar con los presupuestos. No han medido las consecuencias”. Las consecuencias son, según el consejero de Hacienda Juan A. Ruíz Molina, congelar el crecimiento previsto, redistribuir las partidas, desinvertir y “hacer un daño mayor”. ¿Cuál es ese daño mayor del que se habla? Martínez ha explicado algunas de las medidas que quedaran paradas y sin ejecución.

El Plan de Retorno del Talento Joven, el Plan de Artesanía de Talavera, el Plan de desarrollo Aeronáutico de Illescas, la puesta en cuestión del convenio de transportes con la Comunidad de Madrid (el uso del abono de transportes entre Toledo y la comunidad madrileña), los proyectos hospitalarios de Renovación Tecnológica de Albacete y Puertollano, la pérdida dotacional de la Universidad, dificultades para abonar las nóminas de los últimos 415 profesores contratados, la no ejecución y desarrollo del Plan de Garantías Ciudadanas ya acordado por ambos partidos son algunas de las partidas nuevas que se pierden. Sin contar con el incremento en favorecer otras partidas de apoyo a la agricultura, la cultura o el turismo, fundamentales para la región, que van a quedar congeladas.

¿Cuál era ese discurso ideológico de Podemos? Criticar la externalización de servicios, que se envíen a hospitales de Madrid (públicos o privados) a pacientes que no pueden ser tratados en la región, o derogar la Ley Montoro como afirmó David Llorente. En Podemos solicitan que se deje de financiar la educación concertada, que se aumenten los presupuestos para centros de mujer y más recursos de acogida, que haya un aumento del personal público en aspectos culturales o que se aumenten los presupuestos en Sanidad. Desde el gobierno cuentan a Diario 16 que todo ello ya estaba incluido en el presupuesto porque se había negociado desde hace meses. Y las cuestiones que proponían como reducción de las horas de religión y destinarlas al transporte escolar, o rebajar la aportación a la concertada y mejorar las instalaciones de la pública están lejos de haber sido propuestas desde la realidad de los hechos. Ni con el dinero de las clases se paga el transporte, ni pueden quitar la concertada si no hay infraestructura pública alternativa. “Parece que no conocen la realidad de la comunidad” afirman desde el PSOE.

¿Cuál es la clave del desencuentro?

Según ha podido conocer Diario 16, en las filas podemitas reprochan cierta prepotencia en las negociaciones de los dirigentes socialistas. Una vez que había acordado ciertas partidas se han negado a negociar alguna modificación de última hora. En el PSOE, por su parte, no pueden comprender la actitud de los morados y entienden que no ha habido prepotencia porque se habían negociado numerosas partidas. “Lo que no puede ser es que aceptemos cualquier ocurrencia de última hora” comentan. Tiene que haber algo más que 40 millones de euros para generar esta crisis. Debe haber algún interés que no se muestra porque el PSOE había aceptado gastar 120 millones en el Plan de Garantías Ciudadanas que había propuesto Podemos.

Rafael Mayoral nos puede ofrecer una perspectiva mejor. Preguntado por los medios de comunicación, el dirigente podemita ha manifestado que Emiliano García Page debería dejar “de hacer de trilero y reconocer los derechos de la gente”. Esos mismos derechos que no se pueden garantizar por haber rechazado los presupuestos. Prosigue el podemita afirmando que “Page tiene que dejar de mirar a Sevilla y a Madrid y empezar a mirar a Castilla La Mancha”. ¿Qué tienen que ver las primarias socialistas en la gestión castellano-manchega? Si algo tiene García Page es que se recorre la región de cabo a rabo y se preocupa de todos y cada uno de los proyectos. Él y su personal más cercano. Las palabras de Mayoral hacen ver que la formación morada penaliza a Castilla La Mancha por el posicionamiento del presidente regional en las primarias socialistas.

Las palabras, casi al concluir el Pleno de presupuestos, de García Molina también son indicativas de la estrategia de Podemos. “No pasa nada y podemos negociar otra ley presupuestaria” afirmó el dirigente morado. Calculando que en octubre o noviembre se han de discutir los del año 2018 y que la nueva ley saldría en junio, puede que ya ni interese al propio gobierno tramitar una nueva. Pero ¿por qué diferirlo? Existen dos factores clave. Uno, que la formación morada tiene previsto celebrar en breves fechas su Asamblea Regional para elegir nueva ejecutiva y a García Molina y Delgado les venía muy bien esta escenificación, de ruptura y lucha contra el PSOE, porque había duras críticas internas por la escasa beligerancia con Page. Dos, esperar a ver qué resultados se dan en las primarias socialistas y tener mayor capacidad de negociación con el presidente regional.

Si por un puñado de euros se deja ir un incremento de 500 millones de los presupuestos, una mayor inversión social o conseguir mayores ingresos para las arcas públicas (no se olvide que esto también se incluye en los presupuestos) debe ser por motivaciones que van más allá de horas de religión o poner dos canastas de baloncesto en algún colegio. La clave está más allá del gobierno regional y debe ser analizada con una mirada más amplia. Salvar lo propio (Asamblea regional) e influir en lo ajeno (Primarias PSOE). O igual es que fomentar el cultivo ecológico frente al cultivo tradicional, el cual que genera más trabajo e ingresos que el ecológico, es fundamental para el devenir de Castilla La Mancha. Si los presupuestos se habían negociado y se sabía que las enmiendas no serían aceptadas en su totalidad, no hay nada mejor que mirar en otro lado. Nada es lo que parece, ni las primeras percepciones las acertadas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Bueno, Page apoya a Susana Diaz, que no quiere pactos con Podemos. Ahora simplemente ha comprobado a que conduce esa estrategia que quieren extender a todo el PSOE. El resultado previsible es que el PSOE no solo renunciará a gobernar España durante décadas sino que perderá casi todo su poder autonómico y municipal.

  2. Veo un claro sesgo en el artículo que van desde el uso peyorativo de podemita hasta la calificación absolutamente subjetiva de las carrera de Page y sus adlateres por la región.
    Por otro lado, parece que la táctica de tomar a la población como reenes para obligar al resto a comprar la vaselina, que utiliza habitualmente el PP a creado escuela. Lastima que no sirve si la aplicas a gente que no de arrodilla tan facilmente como ellos.
    Y como punto final, 40 millones pueden ser un argumento tan válido como uno solo. Si tan “poco” dinero cuesta aceptar las enmiendas, ¿Porque no se aceptan? Y si tanta importancia se le dan a los presupuestos¿Porque no se presentaron antes?

  3. Excelentesimo Sr D Santiago Aparicio, aunque ya lo han preguntado (esperemos que responda) si 40 millones es “nada”, ¿por que el gobierno de Page no los aceptó?

  4. En el PSOE dicen que ellos no tienen veleidades antisistema (como los de Podemos, se entiende) y que Podemos quiere su destrucción, por lo que hemos de suponer que los consideran enemigos. Los sociatas no entienden que las declaraciones de principios tienen consecuencias. Parecen que se han caído de un guindo.

  5. Si se critica a Sánchez por su intención de pactar con Podemos resulta coherente que este se desmarque del PSOE. Mucho antes debería haberlo hecho; desde la primera crítica en la que le debió exigir explicaciones para dejar bien claro el pacto.
    Eso de “han votado con el PP el No a los presupuestos” es una excusa pobre y con mala baba: no cuela que el No de Podemos y el No del PP tengan el mismo significado. Ni en broma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once − 3 =