El Consejo de Administración de Banco Popular, ha acordado lanzar una ampliación de capital que asciende a 2.500 millones de euros, asegurada por UBS y Goldman Sachs.

En esta decisión se ha tenido en cuenta la necesidad de anticiparse al complejo escenario al que se enfrenta la actividad bancaria. Existen una serie de condicionantes que se van a intensificar en los próximos meses. Entre ellos cabe destacar, por un lado, el nivel muy bajo de los tipos de interés, incluso en tasa negativas, que se espera que se mantenga así por un largo periodo de tiempo, y por otro, un elevado endeudamiento, con un proceso de desapalancamiento muy fuerte y una regulación muy intensa.

Popular lanza esta ampliación de capital con la idea de fortalecer su posición en un mercado muy competitivo, y anticiparse a los retos futuros. Con la operación, Popular fortalecerá su balance y mejorará tanto sus índices de rentabilidad como sus niveles de solvencia y de calidad de activos. Además, elevará sustancialmente las coberturas de la entidad hasta alrededor de un 50%.

Con los recursos obtenidos, Banco Popular podrá reforzar su potente franquicia y modelo de negocio y seguir avanzando con mayor firmeza en su modelo de negocio comercial y minorista, basado en la financiación a PYMEs y autónomos y en la financiación al consumo, aprovechar las oportunidades de crecimiento que el entorno ofrezca y, a la vez, continuar de forma acelerada con la reducción progresiva de activos improductivos.

Popular emitirá 2.004.441.153 de acciones nuevas con un precio de suscripción de 1,25 euros y un descuento sobre TERP (Precio teórico sin derecho) del 31,61%. La operación se realizará a través de una colocación en la que los accionistas tendrán, desde el 28 de mayo hasta el 11 de junio, la posibilidad de ejercer su derecho de suscripción preferente para acudir a ella o vender sus derechos. En todo caso, UBS y Goldman Sachs ya han asegurado la ampliación (con excepción de las acciones que han sido objeto de compromiso irrevocable de suscripción por Allianz SE, como accionista significativo).

Popular, que ya cumple con todos los requisitos regulatorios de capital y cuenta con un excedente de 1.900 millones de euros sobre el requerimiento SREP del 10,25% de capital de nivel 1 ordinario phase in exigido por el Banco Central Europeo, lanza esta operación para incrementar la rentabilidad del banco.

Por lo tanto, con este aumento de capital, la ratio “Core Capital CET1” se estima que alcanzará el 13,7% a cierre de año, lo que supone un colchón sobre el requisito regulatorio SREP de 2.400 millones de euros, o más de 340 puntos básicos, tras una crisis económica en la que Popular no ha recibido ningún tipo de ayuda pública y ha integrado Banco Pastor, el negocio minorista y de tarjetas de crédito de Citi en España y Barclays Card Iberia por sus propios medios.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 8 =