Dentro del marco del proceso de reordenación que se está acometiendo en estos momentos, Popular ha decidido remodelar la estructura de su red comercial con el objetivo de mejorar la rentabilidad y eficiencia de la misma, lo que supondrá mejorar en agilidad y simplificar los procesos administrativos que actualmente se producen en las sucursales, permitiendo adicionalmente mejorar el tiempo de atención comercial.

Las Direcciones Territoriales se reducen a: Andalucía, Cataluña y Baleares, Centro, Levante, Norte y Pastor(además de Portugal). Asimismo, se fusionarán catorce Direcciones Regionales, dejando la cifra total en veinticinco. Estos cambios se completarán con la reducción de 302 sucursales, que por motivos de proximidad o por rentabilidad, se integrarán en otras ya existentes.

Adicionalmente, y como consecuencia de la separación llevada a cabo entre el negocio principal y el inmobiliario, se crean cuatro nuevas Direcciones Regionales (Cataluña-Levante, Andalucía, Centro y Norte), que se encargaránde la gestión de este último, así como de otros activos no productivos.

Estos cambios se irán materializando de forma gradual en el tiempo tratando de acompasarlo con la puesta en marcha del proceso de reordenación de plantilla que en estos momentos se está negociando con la representación de los trabajadores del banco.

Con esta reestructuración, Popular se enfrenta a una nueva etapa en la que, manteniendo su modelo de negocio y su independencia, apuesta por una gestión en la que prima la rentabilidad y la especialización.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + 7 =