En Diario 16 tenemos la posibilidad de entrevistar al gobernador de Judea, Poncio Pilatos. Un neófito en la política judía pero con una trayectoria de años en Roma. Aun así nos cuenta cómo su llegada acabará con la corrupción y supondrá una regeneración de la región.

 

Ustedes dicen llegar para regenerar la política de Judea ¿qué hacen distinto a los demás cuando tienen un acuerdo con Caifás y Herodes cuyo partido está imputado por corrupción?

Ahí es donde va a estar nuestra fuerza. La regeneración sólo puede pasar por una política más liberal, de apoyo al emprendimiento y las caravanas de tuaregs. Nosotros ejercemos control sobre ese partido “supuestamente” corrupto, el cual, no hay que olvidarlo, cuenta con el fervor del pueblo judío.

Y en este tiempo ¿qué han conseguido?

Fíjese en las inversiones en infraestructuras como los acueductos o el alcantarillado, la seguridad que hemos logrado con nuestras legiones nocturnas, la apertura comercial en Sabbat para todos y que permite un desarrollo comercial mayor para los emprendedores y, sobre todo, conseguir que la clase media trabajadora tenga mayores posibilidades. Y no olvidemos que nuestra apertura comercial mediante el Tratado Total del Imperio Popular (TTIP) ha permitido que lleguen productos como el vino o el aceite de Hispania.

Pero en todas esas infraestructuras o en la externalización de servicios como el Hipódromo salen beneficiados los grandes constructores de Judea y Roma como Berkovitz o Florentinus ¿no es seguir favoreciendo a las grandes familias que, además, les apoyan a ustedes mediante escribas conservadores?

No tenemos la culpa que esos grandes emprendedores ganen los concursos, pero sí ayudan a pequeños carpinteros y a gran parte de la población a ganarse la vida dignamente. Y respecto a los escribas nosotros no tenemos nada que decir.

¿Qué dice de Samaria y su pretensión de autonomía?

Que deben regirse por las leyes del Imperio y someterse a la voluntad romana. Aquí cada cual no puede hacer de su capa un sayo. Las leyes están para respetarse.

Hoy ha juzgado a Jesús el nazareno condenándole a la crucifixión ¿no es apoyar las políticas conservadoras del Sanedrín?

Perdone que le contradiga. Yo no he condenado a nadie. De hecho me he lavado las manos respecto a este señor. Es una cuestión del Sanedrín en la que los dirigentes del Imperio no entramos. En el pacto invasión que tenemos, uno de los 150 puntos refleja que ejecutaremos las decisiones del Sanedrín por tener la fuerza militar. Nosotros no juzgamos, sólo tenemos la externalización del elemento punitivo de la Justicia.

Pues los zelotes no opinan igual y creen que son el brazo armado del conservadurismo.

Ese grupo es peligroso porque son parte del populismo que lleva asolando Judea durante años. Primero que si los seguidores de Elías, luego que si los seguidores de Juan el bautista. Contra ellos el Imperio romano ha de ser fuerte y hacerles frente cumpliendo las leyes. Fíjese lo que el peligro de los populistas de la Galia o de Grecia. Nada más que destrucción del orden establecido y que tanto bueno ha dado construyendo el Imperio.

Para finalizar nos gustaría conocer su opinión sobre el futuro y sus constantes referencias a Marco Antonio.

En cuanto el Imperio realmente pueda gobernar en todo, como se aprobó en la última reunión del Senado (más conocida entre los escribas como la reunión naranja de los cuñados), seguramente se produzcan mayores cambios y mayor progreso. Marco Antonio ha sido el más grande político del Imperio y el que permitió a todos, desde el respeto y el diálogo, conseguir una paz duradera.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 9 =