Estos días salen a las calles miles de policías y guardias civiles a reclamarle al Gobierno que cumpla sus promesas: concretamente, la de equiparar su salario con los de las policías autonómicas. Se hicieron especialmente visibles en la concentración que tuvo lugar el pasado día 20 de enero en Barcelona, mitin de Albert Rivera incluido, puesto que hubo quien interpretó que se está haciendo un uso político por algunas formaciones de esta reclamación laboral.

Veremos cómo, en esta entrevista, se aborda esta cuestión y queda clara: JUSAPOL (Justicia Salarial Policial) no tiene lazos con ningún partido político, con ningún sindicato e invita a todas las personas que quieran sumarse a la defensa de sus derechos. Por vez primera las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han sumado y han dado un paso adelante para exigir lo que tantas veces les han prometido.

Todos juntos, por primera vez en la historia, van todos a una, ya que hasta ahora, bien por cuestiones legales (la Guardia Civil no puede sindicarse) o por cuestiones meramente operativas (de entre la gran cantidad de sindicatos que representan los intereses de la Policía Nacional, ninguno de los considerados “representativos” –por tener miembros en los órganos directivos de la propia Policía Nacional– habían dado esta batalla) no había sido posible.

Hace unos meses, en la Comisaría de Palencia, un grupo de Policías nacionales se pusieron manos a la obra y constituyeron una organización, JUSAPOL, que tiene el único objetivo de reclamar la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con respecto a los agentes autonómicos.

Dicen en su página web (jusapol.org) que tratan de informar y concienciar a la sociedad en general, a los políticos y a la prensa de las causas que originan su reivindicación. Y efectivamente, su presidente, Natan Espinosa, atiende a Diario16 con todo tipo de detalle, haciendo muestra de su objetivo: informar con toda claridad y transparencia de las exigencias de JUSAPOL.

También es de agradecer que haya contestado sin ningún remilgo a todas y cada una de las preguntas que le hemos realizado, siendo algunas delicadas, por lo que puede interpretarse de sus respuestas que algo está cambiando en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, siempre tan herméticas y siempre tan celosas de comentar cuestiones que tienen que ver con su funcionamiento interno.

De su carta de presentación, es de subrayar que JUSAPOL es apartidista y asindical, que está totalmente de acuerdo con las retribuciones de los policías autonómicos puesto que “son acordes al nivel de exigencia y peligrosidad de la función policial, ya que los tiempos están cambiando y cada vez se hace más peligrosa esta profesión” y es por ello por lo que consideran que esta equiparación ha de hacerse al alza.

 

Lo que ustedes reivindican es un derecho laboral que debería haber sido defendido por los sindicatos de la propia policía. ¿Qué ha ocurrido?

Los sindicatos, no se puede negar, han luchado mucho y han conseguido muchas cosas. Pero desde los últimos quince-veinte años no han hecho lo suficiente por pedir la equiparación salarial. No es posible que durante 30 años dos colectivos no hayan conseguido nada. Firmaron en el año 92 y después en 2005 dos equiparaciones salariales y ninguna se ha puesto en marcha. Incluso salió publicado en el BOE: se decía que la Guardia Civil y la Policía Nacional trabajaban muy bien pero que no había recursos, que el próximo año se negociaría. Y no se ha hecho. Han pasado ya muchos años: en 22 años se podría haber equiparado o al menos, haber comenzado el camino. Pero lamentablemente no se ha hecho absolutamente nada en este sentido. Por eso hemos dado el paso nosotros.

Todo el mundo sabe que cuando acaban su vida sindical, los policías son enviados a las embajadas con sueldos mensuales de 6 a 12 mil euros

 

¿Cuántos sindicatos hay en la Policía Nacional?

Unos cuantos. Principalmente se dividen en dos tipos: sindicatos representativos, que tienen asiento en el Consejo de la Policía y los no representativos. Representativos hay 5: SUP (Sindicato Unificado de Policía), CEP (Confederación Española de Policía), UFP (Unión Federal de Policía), ASP (Alternativa Sindical de Policía), SPP (Sindicato Profesional de Policía). Estos cinco son los que se sientan en las mesas técnicas que negocian la equiparación salarial para negociar los derechos de la policía. Los no representativos, que no han alcanzado los votos suficientes: SIPE (Sindicato Independiente de Policía Española), UNIPE (Unión Nacional por la Intervención Policial y Especialidades).  ARP (Agrupación Reformista de Policía) todavía no ha podido presentarse porque acaba de constituirse.

 

Y, ¿La Guardia Civil, cómo puede participar con vosotros si no tiene derecho a sindicarse?

Efectivamente, la Guardia Civil no tiene sindicatos: ellos tienen un régimen especial. Deben crear asociaciones especiales para defender sus derechos por un régimen específico. Tienen más o menos doce asociaciones. Representativas en el Consejo son ocho: AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles), AEGC (Asociación Española de Guardias Civiles), Unión GC, APC-GC (Asociación Profesional de Cabo de la Guardia Civil, IGC (Independientes de la Guardia Civil), UO (Unión de Oficiales) y ASESGC (Asociación de Suboficiales).

Es la primera vez en la historia que nos hemos unido los dos cuerpos. Hace años se creó una plataforma que se llamaba “no somos menos”, y los sindicatos de la policía les atacaron. Hasta que llegó JUSAPOL esta unidad de acción no se ha producido. La Guardia Civil no puede manifestarse con asociaciones sindicales, y por eso, en nuestro caso pueden participar en nuestras manifestaciones, porque no somos un sindicato. Sin duda, es un gran avance. En 2008 hubo guardias civiles que acudieron a la manifestación donde había sindicatos y se les abrió expediente. Ahora podemos sumar y unir a los dos cuerpos sin tener miedo a este tipo de represalias.

 

A pesar de haber tantos sindicatos y tantas organizaciones, es sorprendente que no hayan hecho absolutamente nada para reclamar la equiparación salarial. ¿A qué se debe su inmovilismo?

No conozco su funcionamiento interno. Pero desde fuera, está claro. Desde 2008 hasta ahora no han pedido nada. Ellos han argumentado que no se ha podido hacer nada porque vino la crisis, pero en el año 92 no la había y lo cierto es que tampoco se abordó esta cuestión. Se ha venido posponiendo durante más de veinte años, y siempre había excusas, pero nosotros cada vez asumíamos más presión en nuestras funciones. Y no hay razón para que no nos equiparen respecto a otros compañeros que desempeñan sus funciones con la misma profesionalidad que nosotros. Mientras a todas las policías autonómicas le han subido sus salarios, a nosotros se nos trata de una manera muy diferente sin que nadie nos explique por qué.

 

¿A los miembros de los sindicatos también les afectan estas cuestiones, no?

Claro. Aunque aquí hay muchos que obtienen beneficios. Todo el mundo sabe que cuando acaban su vida sindical son enviados a las embajadas (sueldos mensuales de 6 a 12 mil euros); raro es el que no asciende de categoría, o que tenga un destino favorable. ¿Por qué llevan 30 años y no han hecho nada? Ahí podrían encontrarse algunas razones, no digo todas, pero algunas seguramente sí. No es lógico que una asociación compuesta por policías y guardias civiles en ocho meses hayan conseguido más que los demás en 30 años.

Analizaremos a continuación la siguiente tabla que ha sido muy difundida en las redes sociales.

Habláis de equiparación salarial. Pero, concretamente, ¿a qué os estáis refiriendo?

Hay varias cuestiones que exigimos que sean revisadas y puestas en igualdad. Nosotros no queremos que a los compañeros que trabajan en las autonomías se les rebaje el sueldo o sus condiciones para equipararlas a las nuestras, no. Nosotros queremos que nuestra situación mejore y todos estemos en igualdad de condiciones.

Salarios: al mes, nosotros ganamos 600 euros brutos menos que la policía autonómica (también cobran más los compañeros de la propia Policía Nacional que se encuentran destinados cumpliendo las funciones de la policía autonómica allí donde no la hay de manera específica pero sí hay un acuerdo con el Ministerio, como es el caso de Andalucía).

Si nos ponemos a comparar, como hemos visto que circulan algunas tablas por las redes comparando las condiciones laborales de los Mossos con la de la Policía Nacional, hay que ser rigurosos. Y lo quiero explicar con detalle. No hay ninguna policía autonómica que haya hecho una tabla desglosando el bruto y el neto. Ellos dicen que ganan 1850 netos. Nosotros nos basamos en el sueldo publicado en el Boletín oficial, señala una cantidad bruta de: 2468 euros.

 

¿Están mintiendo entonces los Mossos?

No, no digo que mientan, porque efectivamente, podría ser que un Mosso cobrase esos 1850 euros que dicen. Ahora bien, deberían dejar claro entre qué perfiles están comparando, porque pueden estar refiriéndose a un Mosso recién salido de la academia, sin trienios, soltero, sin hijos, cotizando el IRPF al 21%. Es posible que lleguen a este salario, lo es. Pero es curioso que nadie haya hecho una tabla para especificar a qué responden las cantidades salariales. A igualdad de condiciones, las cantidades no cuadran.

 

¿Y el sueldo del Guardia Civil que aparece en la tabla?

Al lado pone “Guardia Civil” 1600: esto es falso, porque al menos no es el sueldo habitual, y habría que mirar detenidamente a qué concreto agente se refieren. Esta cantidad saldría teniendo seis o siete trienios y cobrando turnicidad. Al salir de la academia estamos en torno a los 1.412 euros, por lo que para llegar a esos 1.600 euros habría que añadir muchas más cuestiones.

Reclamáis equiparación en jubilación. ¿Cuáles son las condiciones que se dan ahora mismo?

Las policías autonómicas (y ahora también las locales) se jubilan sin perder poder adquisitivo. Nosotros, sin embargo, perdemos unos 300-400 euros mensuales cuando nos jubilamos.

Respecto a esa tabla que circula, es preciso hacer varias aclaraciones. Los Mossos, cuando se jubilan, es cierto que lo hacen a los 65. Ahora piden a los 59 como se lo han aprobado a la policía local. Todos al final se jubilarán a los 59. Lo que no dicen es que a partir de los 57 pasan a un trabajo no operativo de manera obligatoria, cobrando igual que estando en la calle, pero trabajando en una oficina. Esta opción nosotros no la tenemos. La Guardia Civil y la Policía Nacional que lleve más de veinte años de servicio, se jubila a los 56 y 55 años respectivamente. Hace veinte años, las promociones que entraron firmaron a los 58 (pasar a segunda actividad); los que llevan menos de 10 años, firmaron a los 60. En este sentido, (Cuando Natan llegue a los 58 años, y pase a la segunda actividad, perderá 200 euros mensuales y además, si quiere seguir trabajando, no tiene la opción de quedarse en oficinas).

 

¿En qué consiste la reclamación de la equiparación de las pagas extras

Mientras las policías autonómicas las tienen dobles y las cobran de manera íntegra,  nosotros las tenemos de forma complementaria, y supone un aumento de 1000 euros brutos más (dos veces al año).  No hay más que explicar, creo que se entiende perfectamente la diferencia.

 

Y los servicios extraordinarios, ¿en qué consisten y cómo se pagan?

Las policías autonómicas los cobran como horas extraordinarias (aproximadamente 20 euros por hora). Sin embargo la policía nacional y la guardia civil es compensada con horas o días libres (a excepción de alguna partida extraordinaria concreta, como ocurrió el año pasado cuando se dio un incentivo para combatir el terrorismo yihadista). Incluso en este caso excepcional, se nos pagó 10 euros la hora.  Por ejemplo, en la asistencia a juicio la diferencia es muy llamativa: cuando un agente debe personarse en un juicio –parte de su trabajo-, si es policía autonómica, cobrará este servicio como horas extraordinarias; sin embargo, si es policía nacional o guardia civil, serán compensados con horas libres.

 

¿Mutualidad o Seguridad Social?

Tenemos un régimen que se llama MUFACE e ISFAS. Ellos tienen la Seguridad Social. Es cierto que desde hace ocho-diez años todos los funcionarios de policía que están llegando, se inscriben en el régimen de la Seguridad Social. Lo que sucede es que con MUFACE podemos elegir entre mutua privada y médico de la seguridad social, y todos los años podemos cambiar. Al hacerlo así, nos quitan solamente 60 euros de la nómina todos los meses. Ellos al cotizar a la Seguridad Social, cotizan 180. Nosotros queremos cotizar lo mismo, porque se jubilan sin perder poder adquisitivo. Nosotros, al cotizar 60 euros al mes, perdemos unos 300 euros al mes en la jubilación. Parece que a corto plazo puede compensarte, pero en realidad no. Estamos perdiendo cotización para las pensiones.

 

Y qué pasa con el transporte público, ¿podéis usarlo gratuitamente en toda España?

En absoluto. Podemos viajar “gratis” en el metro de Madrid. Y esto es porque hay un acuerdo con el Ayuntamiento. Ellos pueden intentar hacer lo mismo con el ayuntamiento de Barcelona. Nosotros no tenemos ningún tipo de transporte gratis. Para RENFE, policía Nacional y Guardia civil, tenemos un descuento, pero en la renta, nos aplican un 21% de lo que nos hemos descontado (se considera un pago en especie), y hay un tope anual muy controlado. O sea que al final, no hay tal beneficio. Gratis solamente está el metro de Madrid.

 

¿Cuánto recibís en concepto de ayudas sociales?

A la guardia civil por cada hijo le dan 65 euros brutos anuales. Por nacimiento, 65 euros. Por estudios (universidad o primaria) son 35 al año.

A la Policía nacional nos dan 120 euros brutos al año: por nacimiento, por estudios. Si estás en la Mutua, te dan ayuda por ejemplo por un empaste (15 euros), por unas gafas… pero lo cierto es que estamos hablando de este tipo de ayudas, que son cantidades muy pequeñas.

 

Respecto a las viviendas, casas cuartel y alquileres especiales para vacaciones ¿cómo están las cuentas?

La vivienda solamente se aplica al régimen militar, esto es, la Guardia Civil, no a la policía nacional. Hay más de 45.000 guardias civiles que no pueden ocupar las casas cuartel (un colectivo total de 75.000), que son más de la mitad. Los que pueden disfrutarlas se encuentran con casas de una media de 60 a 100 años. El guardia civil debe gastarse una media de 15.000 eurps para reformas de su propio dinero. Cuando se marchan y cambian de destino ese dinero no lo recuperan.  La movilidad de la policía autonómica es muy reducida pero la de la Guardia Civil es constante, por lo que para que te compense poder solicitar una vivienda en una casa cuartel, deben darse muchos requisitos. Nosotros no tenemos esa opción, pero sí que entendemos la movilidad, puesto que  la policía nacional puede tirarse quince años dando vueltas por toda España.

Además hay factores que no se comentan, y que si se supieran seguramente cambiaría el concepto.  Vivir en una casa cuartel es someterse a un régimen militar de manera diaria. Todo el mundo sabe donde vives y en cualquier momento debes estar disponible. Es como estar trabajando las 24 horas del día. El jefe te puede llamar en cualquier momento. Es algo voluntario, pero en algunos casos es obligatorio, como sucede con los jefes de puesto, que no tienen más remedio que vivir en la casa cuartel. Respecto a los alquileres estivales, o de vacaciones, también son específicos para la guardia civil. Son residencias militares que tienen las mismas condiciones que un cuartel. No es ningún hotel, sino un alojamiento con régimen militar. Primero van los militares y luego van los guardias civiles. Esto es para descansos. La gran mayoría no utiliza, porque sinceramente, si quieres ir de vacaciones con tu familia, seguramente te apetezca desconectar del trabajo un poco.

 

Decís que sois apartidistas, y sin embargo en la manifestación de Barcelona Albert Rivera tomó la palabra y dio un mitin acaparando la mayoría de los titulares de los medios. ¿Hay contradicción?

Nosotros invitamos a todos los partidos políticos, a todas las personas que quieran apoyarnos. De verdad que no tenemos preferencia ni problema con ninguno en concreto. Vienen los que quieren. En la de Barcelona faltó podemos. Estuvo Beatriz Becerra, ALDE, que gracias a ella nos están tramitando una moción en el parlamento europeo (iremos en marzo a Bruselas a defenderla); estuvo VOX, UPYD, ciudadanos, PP, PSC. Pero en la de Madrid Podemos si vino, y no vino el PSOE… la filosofía de JUSAPOL es no ser partidista. Todo el mundo que quiera recibirnos y escucharnos, allí estaremos. Concretamente, sobre el discurso de Rivera, esta situación que comentas se dió por nuestra falta de experiencia. Teníamos que haberle ofrecido a todos la posibilidad de intervenir. Sin embargo, por nuestro desconocimiento, subió el que nos lo pidió. Íbamos cortos de tiempo, y es cierto que hubo un fallo en la organización. También  habló Francisco González Cabañas, senador del PSOE, que impulsó la iniciativa en el Senado, aunque es cierto que no obtuvo la misma atención mediática. Somos capaces de reunirnos con todos de la misma manera.

Se nos ha criticado que somos de Podemos. Y ahora que somos de VOX.

 

¿Quién paga los gastos de estas manifestaciones? Precisamente por la presencia tan sobresaliente de Ciudadanos, ha habido rumores, incluso entre propios policías, de que esta formación junto con Sociedad Civil Catalana, han podido realizar aportaciones y donaciones económicas a JUSAPOL. ¿Es esto cierto?

El dirigible lo ha pagado una comisaria; las pancartas, cada comisaría, y los gastos, más generales, JUSAPOL. No tenemos problema en mostrar las facturas, y algunas aún están pendientes de pagar. No hay ningún tipo de aportación de Sociedad Civil Catalana, como se ha querido dar a entender por algunas partes interesadas.

 

¿Cuál es el calendario de vuestras manifestaciones? Hay quien solamente ha visto la que tuvo lugar en Barcelona

Va a haber más de cincuenta. Comenzamos con las 43 provincias de España el mismo día a la misma hora: 28 de septiembre. El 6 de octubre, en Madrid. 27 de octubre: 46 en distintas provincias. 12 de diciembre: Ministerio del Interior y en el Paseo de las Delicias. 14 de diciembre: Ministerio de Hacienda. 13 de enero en Barcelona, 3 de febrero en Sevilla. La más grande de Europa, por ejemplo, la hemos celebrado en Madrid el pasado 18 de noviembre.  Y nos quedan por delante muchas más, porque pretendemos recorrer todo el territorio para que se nos escuche y se nos sume cada vez más gente. Se pueden consultar todos los eventos que vamos a realizar en nuestra página web. El próximo será en León el día 6 de febrero.

¿Notáis que hay un cierto interés en enfrentaros con la policía autonómica, como si quisiera trasladarse el enfrentamiento político a vuestra causa?

Sin duda. Y por eso hacemos hincapié en el hecho de que nosotros somos apartidistas. Que no tenemos simpatía por nadie. Que queremos defender nuestros derechos, y que además, no estamos en absoluto en contra de que las policías autonómicas, sean de donde sean (no solamente las hay en Cataluña), cobran lo que tienen que cobrar por el trabajo que realizan, nosotros no queremos señalarles con el dedo ni que nadie entienda que criticamos su salario. No. Lo que criticamos es el nuestro y que, habiendo otros compañeros que por hacer las mismas funciones, cobren más o tengan otras prerrogativas, esto es un agravio.

Es más, quiero aprovechar esta entrevista para que quede constancia de que en la manifestación de Barcelona los compañeros de la policía urbana nos ayudaron muchísimo y colaboraron con nosotros en todo lo que pudieron para que nuestra manifestación fuera un éxito. Desempeñan una labor muy buena y hay que reconocer su trabajo. Por el que cobran, y por el que reciben un salario que a nosotros nos gustaría poder tener también.

 

¿El siguiente paso?

Vamos a presentar 500.000 firmas en la mesa del Congreso de los Diputados para que se estudie una Iniciativa Legislativa.

 

¿Y todo esto lo habéis conseguido en cuanto tiempo?

En ocho meses. Somos imparables.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × cinco =