El gobierno Sánchez estaba intentando los círculos cuadrados para burlar el veto del PP en el Senado a su objetivo de déficit. La aprobación en el Congreso estaba descontada y había dos posturas internas: la del presidente Sánchez y la ministra Calviño que querían que el PP se retratara en el Senado y la de la vicepresidenta Carmen Calco que se había inventado un decreto ley para burlar el veto ‘popular’.

No hará falta. Podemos y ERC han anunciado que se abstendrán en el Congreso, así que el proyecto ni siquiera pasará al Senado. ¿Podemos renunciando a 6.000 millones de gasto extra “para recuperar las políticas sociales”? Voilá. Los ‘morados’ están cansados de ser tratados como alfombra. Desde que apoyaron la moción de censura no han conseguido nada: la lista de beneficiarios de la amnistía fiscal sigue en el cajón, el Rey sigue sin ser investigado por presunto fraude fiscal y para colmo Franco sigue en su sitio…

Dicen en Moncloa que lo de Celaá de que no aguantarán más de lo razonable fue suyo y sólo suyo. Como nadie se lo termina de creer, Sánchez sale a decir que su objetivo es acabar la legislatura. Pero Casado, por si acaso, ya forma un gabinete en la sombra…

Y sus aliados -Podemos y ERC- le boicotean las cosas de comer. El movimiento había sido inteligente: negocio con Bruselas con discreción y me vengo con la chequera bajo el brazo a ver si los del PP son tan antipatriotas de rechazar la lluvia de euros para las CCAA. Lo que no calculó Sánchez es que los ‘morados’ no son suyos y aspiran a ser alguien.

La polémica por el avión oficial tampoco ayuda: evidencia la prepotencia en el uso del poder desde el minuto uno. Y eso solivianta a propios, cercanos y extraños.

Enfrente tiene a un PP renovado y distinto, limpio de ‘sorayos’. Soraya había defendido su 43%. Casado le responde que no se puede pasar en 48 horas de un ADN de lista más votada a otro ADN de sistema proporcional. Por si no se le había entendido, aclara que no quiere “corrientes” en el PP. “No temo zancadillas internas”, asegura. Habrá ruído, pero ni ruptura, ni división.

Un PP reforzado y con un rostro joven y agradable dificulta al PSOE su intención electoral, el único objetivo de un gobierno Sánchez atado de pies y manos. ¿Prolongará la agonía hasta “más allá de lo razonable”?, ¿qué significa exactamente “razonable”?, ¿es razonable prolongarse en el poder con una minoría parlamentaria que te impide gobernar?, ¿o lo “razonable” es aguantar hasta maximizar tus posibilidades electorales?

 


El anzuelo del pescador                                                                                                               

Calviño relaja la deuda catalana. La Comisión Delegada para Asuntos Económicos establece mecanismos para refinanciar la deuda de las CCAA, incluída Cataluña. Por eso ERC se puede permitir abstenerse en el objetivo de déficit. Calviño les da dinero. No es constante, pero si sonante.

Crisis migratoria. 600 inmigrantes saltan la valla de Ceuta organizados como un batallón. ¿Nadie lo previó?, ¿dónde estaba el CNI?, ¿y la colaboración de los servicios secretos marroquíes? El vecino del sur aprovecha la debilidad del vecino del norte. Sánchez terminará echando mano de nuestra cartera para comprar la paz tras ‘declarar la guerra’…

Empleo récord. 470.000 encontraron empleo en el segundo trimestre del año. Son empleos temporales, el 40% en hostelería. Pero empleos. El turismo va y todo va.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × tres =