Podemos puede llevar a cabo por fin uno de sus puntos electorales que más quebraderos de cabeza dio al PP: gravar las rentas más altas en nuestro país. La formación morada quiere que el equipo de Pedro Sánchez derogue además tres decretos que puso en marcha el Ejecutivo de Mariano Rajoy con medidas como el copago farmacéutico, los recortes en dependencia o el aumento de las tasas universitarias.

La reunión entre el Gobierno y Unidos Podemos de ayer fue de carácter técnico para terminar de recortar flecos a los acuerdos ya alcanzados la pasada semana entre la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de organización de la formación Morada, Pablo Echenique. Las partes se mostraron a favor de reforzar las dotaciones de sanidad y ayudas a la dependencia pero no lograron acuerdo en torno a erradicar el copago farmacéutico.

Tres son los decretos que están en el punto de mira: los de racionalización del gasto sanitario y educativo y el de medidas de competitividad (que incluye los recortes en dependencia). De esta forma, Gobierno y Unidos Podemos revertirán los principales recortes en el Estado de bienestar que aprobó el Partido Popular en 2012 y que ascienden a 10.000 millones de euros.

El partido que lidera Pablo Iglesias ya trasladó a Hacienda su intención de establecer un gravamen especial para grandes fortunas, eliminar las sicav, acabar con las deducciones para planes de pensiones privados o elevar el tipo marginal para rentas superiores a 60.000 euros.

Además, Podemos comparte la intención del Gobierno de establecer un tipo mínimo del impuesto de sociedades del 15%, evitando que las empresas puedan disfrutar de desgravaciones a partir de este umbral, y de crear un impuesto específico a la banca.

En paralelo, el PSOE y Unidos Podemos tratarán de acortar los pasos para la tramitación de la reforma de la Ley Orgánica de Estabilidad con la que quieren retirar al PP el poder de veto a la senda de estabilidad en el Senado. Los dos equipos trabajan con un escenario base: tramitar todas las leyes en el tiempo y la forma ordinarios. Así, el orden ideal sería cambiar la Ley de Estabilidad, luego aprobar la senda de estabilidad y, por último, presentar el Proyecto de Presupuestos antes de que acabe el mes de septiembre.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 5 =