La coalición confederal del Congreso, Unidos Podemos ha enviado una carta al Rey Juan Carlos I pidiéndole que comparezca voluntariamente en el Congreso para aclarar si está implicado en casos de corrupción.

La misiva comienza dirigiéndose al Rey emérito, “en el ejercicio de nuestra responsabilidad parlamentaria, solicitamos “su comparecencia a petición propia en el Congreso de los Diputados con el fin de dar cuenta de su actividad institucional como jefe del Estado durante más de 38 años y como rey emérito desde 2014”.

“Nos dirigimos a usted por su condición de rey emérito, o lo que es lo mismo: por haber ostentado durante casi 39 años la jefatura del Estado hasta su abdicación en la persona de don Felipe de Borbón y Grecia”, continúa el texto de la coalición morada, “convencidos de que el ejercicio de responsabilidades en el Estado

, conlleva obligaciones frente al soberano, el pueblo, —más allá de los privilegios reales contenidos en la Constitución— donde debe primar su artículo 1.2: «La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado»”.

En el escrito se hace referencia a la “madurez de la que goza la democracia en España”, “para ejercer su derecho a saber si la jefatura del Estado es una institución idónea para la corrupción, aunque no esté sujeta a ninguna responsabilidad”.

 

Mesa del congreso

El 16 de octubre de 2018, la Mesa del Congreso se negó a admitir a trámite la solicitud de creación de una comisión de investigación relativa a las presuntas ilegalidades cometidas por su majestad Juan Carlos I, con el siguiente argumento:

“Relaciones que ponen en cuestión la institución monárquica al relacionarla con tramas de corrupción y de enriquecimiento ilícito”

(…) Considerando asimismo que el artículo 76 de la Constitución ha de interpretarse de forma integrada con el resto de los preceptos constitucionales y así, en este caso concreto, aun cuando las comisiones de investigación puedan versar sobre cualquier asunto de interés público, no cabe por esta vía se pretenda exigir, como se dice expresamente en la iniciativa inadmitida a trámite, responsabilidades políticas a quien no está sujeto a ningún tipo de responsabilidad y, en consecuencia, no puede ser sometido a control político directo o indirecto, de ninguna clase (…).

Unidos Podemos hace un relato de las informaciones, filtraciones o simples montajes, aparecidos en los medios de comunicación, muchas veces desde medios afines al excomisario Villarejo, “que ponen en cuestión la institución monárquica al relacionarla con tramas de corrupción y de enriquecimiento ilícito”.

“Hemos conocido diferentes versiones de dichas informaciones y creemos que usted tiene derecho a dar su versión con todas las garantías y que el pueblo español tiene también derecho a escucharle”. La coalición entiende que el “derecho a la verdad es previo al debate acerca de la protección otorgada por la inviolabilidad e irresponsabilidad de la jefatura del Estado durante el ejercicio de sus funciones”.

Unidos Podemos es “conocedor del aforamiento de su majestad”. Precisamente este hecho para la coalición, “acredita, que la pérdida de la jefatura del Estado conlleva la pérdida de la inviolabilidad y la existencia de responsabilidad por sus actos”, escriben en la carta enviada a Don Juan Carlos.

Es el mismo argumento por el que han intentado dos las veces “la apertura de una comisión de investigación en el Congreso y las dos veces hemos recibido una negativa a la posibilidad siquiera de debatir este asunto” Unidos Podemos entiende que “los partidos monárquicos deberían ser los más interesados en que el pueblo pueda conocer su versión de los hechos, pero desgraciadamente no ha sido así”.

“La corrupción es el mecanismo antidemocrático de las élites económicas para controlar el Estado sin presentarse a las elecciones. Por ello, el principal objetivo de su comparecencia a petición propia en el Congreso de los Diputados sería el de evaluar la idoneidad de la institución monárquica para afrontar la corrupción y para que ninguna institución del Estado haga de la irresponsabilidad un privilegio”, concluye la misiva.

La ofensiva de Unidos Podemos contra la Monarquía comienzo el pasado julio cuando el líder de IU, Alberto Garzón, con el apoyo de sus compañeros y los diputados del PDeCAT, Compromís, ERC y EH Bildu, que firmaron, para exigir una comisión de investigación sobre las finanzas del anterior jefe de Estado, 20 más de las necesarias. La comisión fue rechazada con los votos en contra del PP, PSOE Y Ciudadanos.

Un mes después, el grupo confederal Unidos Podemos, con el apoyo de Joan Tardà de ERC, la volvió a presentar, con una acotación de las fechas de la investigación: la comisión tendría que empezar a trabajar a partir de la abdicación en 2014 de Juan Carlos I. Un nuevo intento de saltarse el veto parlamentario.

“Le agradecemos su atención a este Grupo Parlamentario Confederal, y esperamos que comprenda la importancia de la comparecencia que le solicitamos. Esperamos su respuesta”, finaliza.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 + nueve =